Por qué el WiFi me va lento en el móvil pero en el PC funciona bien

Conectarnos a Internet a través del móvil es algo muy común hoy en día. Podemos decir que básicamente tenemos dos opciones: datos móviles y Wi-Fi. Esta última opción es la más común cuando estamos en casa, en el trabajo o en otros lugares en los que no estamos en movimiento. Ahora bien, a veces pueden surgir problemas y vemos que la velocidad no es la mejor. De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a explicar las principales causas por las que el Wi-Fi va lento en el móvil.

Motivos para que el Wi-Fi funcione mal en el móvil

Como podemos imaginar, no hay una cuestión única que provoca que el Wi-Fi vaya lento en el móvil. Hay muchos factores que pueden influir, algunos controlables y otros que pueden escapar del control del usuario, como podría ser un fallo con la operadora de Internet. Nosotros nos vamos a centrar en aquello que realmente sí podemos modificar y conseguir que funcione mejor.

Estamos conectados a un punto de acceso con mala o nula conexión

Una causa común es que estemos conectados a algún punto de acceso que no funciona bien. Por ejemplo un repetidor que tenemos conectado al router pero que se encuentra en una zona muerte o con conectividad muy limitada e impide una buena velocidad.

Esto puede ocurrir con cualquier aparato que tengamos. Aunque el móvil se conecte bien y reciba buena señal, el problema en este caso está del lado del punto de acceso que no recibe una buena velocidad y, por tanto, no ofrece buen rendimiento a los clientes que se conectan. Controlar esto puede ayudar a mejorar el Wi-Fi en el móvil.

Uso de una banda del Wi-Fi incorrecta

Otro motivo también habitual es que estemos utilizando una banda del Wi-Fi que no es la más adecuada. Los móviles modernos permiten conectarnos a la de 2,4 GHz y a la de 5 GHz. Cada una de ellas es buena en determinadas circunstancias. La primera es la que ofrece más estabilidad cuando nos conectamos lejos del punto de acceso, aunque a menor velocidad. La segunda es más sensible a la distancia y es mejor usarla cuando estamos cerca del router.

Por tanto, podría ocurrir que estemos usando una banda que no es la mejor. Podemos probar a conectar el móvil a otra banda del Wi-Fi y ver si de esta forma la velocidad aumenta y podemos navegar mejor por la red.

Evitar problemas en el Wi-Fi

El móvil tiene algún malware o está desactualizado

No hay que dejar de lado la posibilidad de que el sistema del móvil tenga algún tipo de virus o malware que limite el funcionamiento. Esto puede afectar inevitablemente a que el rendimiento no sea el mejor o que incluso la conexión a Internet funcione lenta.

Debemos revisar que no haya virus, utilizar programas de seguridad y proteger al máximo el sistema. Esto también lo vamos a lograr si actualizamos el dispositivo y corregimos ciertos errores.

Algún programa interfiere

Incluso podría ocurrir que haya algún programa que esté interfiriendo. Cualquier aplicación que hayamos instalado recientemente y que esté afectando al uso de la red, alguna VPN, antivirus… Hay muchos elementos que pueden estar dañando el funcionamiento del Wi-Fi.

Revisar todo lo que tenemos instalado puede ayudarnos a ver si hay algo que pueda estar afectando negativamente al rendimiento de la red. Especialmente hay que controlar los programas que utilizan la conexión.

En definitiva, estas son algunas de las principales causas que pueden estar afectando al Wi-Fi en el móvil. Si tenemos problemas de velocidad, podemos revisar estos puntos y ver si de esta forma se soluciona.

¡Sé el primero en comentar!