Por qué debes usar filtrado DNS si usas un WiFi público

A la hora de conectarnos a una red pública podemos tener problemas de seguridad y privacidad. Esto ocurre si, por ejemplo, nos conectamos a un Wi-Fi en un aeropuerto o centro comercial. En este artículo vamos a explicar por qué es interesante utilizar filtrado DNS cuando naveguemos por redes de este tipo. Vamos a explicar para qué sirven y cómo pueden protegernos en estas circunstancias.

Filtrado DNS para navegar en redes públicas

Una red pública puede ser atacada para robar datos de quienes se conecten, controlar las páginas que visitamos o interceptar todo lo que enviamos y recibimos, como por ejemplo contraseñas. Al conectarnos a un Wi-Fi público no sabemos realmente quién puede estar detrás. Esto hace que debamos tomar precauciones y ahí entra en juego también el filtrado DNS.

Lo que hace el filtrado DNS es bloquear las conexiones a enlaces maliciosos. Esto impedirá que las aplicaciones puedan acceder a esos links peligrosos y descargar malware o ser víctimas de un ataque. Lo que hace es bloquear el acceso a sitios web y direcciones IP que considera inseguras.

No significa esto que por tener un filtrado DNS vamos a estar 100% protegidos, ni mucho menos, pero sí que puede ser un complemento más para evitar la entrada de malware que pueda comprometer los sistemas y servir como vía de entrada para los atacantes.

Pero, ¿Por qué especialmente al navegar por redes públicas? Es ahí donde justamente los piratas informáticos pueden intentar que los usuarios entren en páginas creadas para robar contraseñas. Por ejemplo, podrían crear un sitio web para iniciar sesión en redes sociales como Facebook, que en realidad es una estafa. Esto lo podemos evitar con un filtrado DNS.

Los piratas informáticos podrían atacar directamente los DNS. Podrían modificarlos para llevarnos a sitios web que han sido a su vez creados únicamente para robar datos o comprometer nuestros sistemas.

Usar Wi-Fi públicos con seguridad

Evita ataques muy variados

Los ataques que puede evitar son muy diversos. Dentro de ellos, uno muy común es el Phishing. Es lo que mencionamos de Facebook. Pueden crear una página web falsa para cualquier plataforma. Por ejemplo un sitio que simule ser la página para iniciar sesión en el correo, en Twitter, alguna cuenta bancaria, etc. El abanico de posibilidades es muy amplio.

La víctima, una vez ha entrado en ese enlace, inicia sesión pero sus datos van a parar a un servidor controlado por los atacantes. Es así como podrían robar contraseñas y afectar seriamente a la seguridad.

También puede evitar la entrada de amenazas tan peligrosas como el ransomware. Un atacante podría colar un archivo malicioso para que, una vez entremos en una dirección, se descargue automáticamente. De esta forma podría cifrar los archivos y sistemas y, posteriormente, pedir un rescate a cambio. Es así como funciona el ransomware.

En definitiva, si quieres navegar con mayor seguridad a través de redes públicas puedes tener en cuenta la posibilidad de usar filtrado DNS. No obstante, hay otras herramientas que también son muy útiles, como por ejemplo usar una VPN, contar con un buen antivirus o tener siempre todo actualizado correctamente para corregir cualquier vulnerabilidad que aparezca.

¡Sé el primero en comentar!