Cómo saber cuál es la IP para entrar al router

Cómo saber cuál es la IP para entrar al router

Javier Jiménez

Tener correctamente configurado el router es fundamental para que la conexión funcione bien, tengamos buena velocidad y además la seguridad esté siempre presente. Para ello, para configurar los diferentes aspectos importantes del aparato, vamos a tener que acceder al panel de configuración. En este artículo vamos a explicar cómo saber cuál es la IP del router para poder entrar, ya que es algo imprescindible.

Configurar correctamente el router es esencial

Cuando compramos un router o al utilizar el que nos da la operadora de telefonía que hemos contratado, viene con una configuración de fábrica. Esto va a permitir que nos conectemos a Internet y que tengamos conexión en nuestros dispositivos. Sin embargo eso no significa que sea lo ideal y que todo vaya a ir bien.

Hay que tener en cuenta que en el router podemos configurar aspectos como el nombre de la red inalámbrica, la contraseña, configurar las bandas, el canal al que vamos a conectarnos, crear redes de invitado… En definitiva, tenemos muchas opciones disponibles en el panel de configuración del router.

Por tanto, configurar correctamente el router es algo esencial que debemos tener siempre en cuenta. Cada dispositivo es diferente, pero en general todos permiten configurar aspectos que están presentes en la mayoría de casos. Además, lo normal es que para configurarlo tengamos que acceder al panel de configuración desde un navegador, entrando en la dirección IP del router.

Esto hace que debamos saber cuál es la puerta de enlace predeterminada o IP para poder entrar en la configuración. De esta forma podrás cambiar cualquier parámetro, proteger mejor el aparato o lograr que funcione lo mejor posible para poder navegar con mayor velocidad.

Cómo saber la IP del router para configurarlo

Como decimos, para configurar correctamente el router vamos a necesitar conocer cuál es la dirección IP. No todos tienen la misma, aunque sí es cierto que en general suele ser 192.168.1.1. No obstante vamos a ver cómo podemos averiguar cuál es la dirección para entrar correctamente. Veremos que hay opciones muy sencillas, mientras que en otras tendremos que llevar a cabo algún paso más.

Mirar directamente en el aparato

Sin duda es la opción más sencilla y rápida, aunque hay que tener en cuenta que no siempre está disponible. Muchos routers tienen en la carcasa, generalmente en la parte de abajo, una etiqueta donde aparece información como la contraseña, la IP para acceder a la configuración o el nombre de la red.

Por tanto podemos probar simplemente a mirar el dispositivo y ver si físicamente aparece ahí la dirección IP para entrar en la configuración. Además posiblemente venga también la clave para acceder, que de forma predeterminada suele ser algo del tipo 1234, admin123, etc. Siempre recomendamos cambiar esa contraseña para evitar que posibles intrusos puedan entrar. A veces cada modelo cuenta con una clave diferente, pero igualmente es mejor cambiar la que viene de fábrica y poner otra que sea segura.

Si no sale en una pegatina en la carcasa, tal vez aparezca en la caja, en alguna tarjeta o en las instrucciones. Si no las has tirado, puedes mirar a ver si ahí encuentras la información para poder acceder a la configuración del dispositivo. Posiblemente tengas una guía rápida con este tipo de datos.

Buscar información si conocemos el modelo exacto

¿Sabes cuál es el modelo exacto de tu router? Entonces lo tienes fácil: simplemente tienes que buscar información en Google, donde encontrarás datos de la propia marca o de foros donde los usuarios indiquen cómo puedes entrar en la configuración. Eso sí, debes conocer exactamente el modelo, ya que una marca de router puede tener diferentes métodos de acceso según sea cada caso.

Normalmente la propia página web del fabricante va a tener este tipo de información. Tendrás que ir al sitio web oficial, buscar cuál es el modelo exacto que corresponde y allí ver si aparece información relacionada sobre cómo acceder a la configuración. Podrás ver la IP para entrar, así como la contraseña que vas a tener que introducir.

Conocer la IP del router desde Windows

Windows 10 ofrece la posibilidad de saber cuál es la IP del router para poder llevar a cabo diferentes cambios y configuraciones que necesitemos. No vas a tener que instalar nada, sino simplemente utilizar la propia configuración del sistema y ahí seguir unos pasos para obtener esta información.

Para ello tienes que entrar en el Símbolo del sistema. Tienes que ir a Inicio y escribimos CMD. Lo abres y posteriormente ejecutas ipconfig. Allí podrás ver diferentes datos e información relacionada con tu conexión. Uno de esos datos es la puerta de enlace predeterminada, que será la IP para poder acceder al router.

Cómo saber la IP del router

Si tienes instalado Windows 11, el proceso es muy similar. En este caso tienes que ir a Inicio y allí abres la Terminal o el Símbolo del sistema. Una vez estés dentro, solo tendrás que ejecutar el comando ipconfig y verás nuevamente información relacionada con la conexión y, entre esos datos, la puerta de enlace predeterminada para entrar en la configuración.

En definitiva, estas son las opciones que tenemos para conocer cuál es la dirección IP del router y poder llevar a cabo configuraciones. Como has podido ver, es muy sencillo y solo tienes que seguir una serie de pasos. Si ves que no aparece esa información en la carcasa del aparato y tampoco está en las instrucciones, siempre puedes ejecutar un simple comando en Windows y te mostrará la puerta de enlace predeterminada.

Qué cambios hacer en la configuración del router

Una vez tengamos la dirección IP del router podremos entrar en el panel de control. Hay diferentes aspectos que conviene modificar cuando compramos un router nuevo o nos llega con el cambio de operadora. Vamos a mostrar cuáles son los principales para que lo tengas en cuenta y optimizar así el rendimiento de tu conexión o mejorar la seguridad.

Cambiar nombre de la red

Algo importante es cambiar el nombre de la red Wi-Fi. De forma predeterminada puede que venga el modelo del aparato, así como algo que haga referencia a la compañía que tenemos contratada.

Si queremos mantener la privacidad y además no dar pistas a posibles intrusos, lo ideal es que cambiemos el nombre por algo que no nos relacione, algo genérico. Esto, aunque no sea algo que por sí mismo ayude a aumentar la seguridad, sí que puede evitar que te vinculen con un router en concreto en caso de que utilices tu nombre o algo que te relacione.

Poner una contraseña Wi-Fi fuerte

Por supuesto la clave del Wi-Fi debe ser fuerte y compleja. Es interesante que cuente con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Además todo ello de forma aleatoria, siendo única la clave.

A fin de cuentas es la principal barrera para evitar intrusos en la red. No obstante también debemos usar un cifrado adecuado. Hay que evitar cifrados como el WEP que estén obsoletos. Hoy en día el más actual, el más robusto, es el cifrado WPA-3. Sin embargo no todos los dispositivos y routers son compatibles, por lo que deberíamos usar en ese caso la opción de WPA-2.

Contraseñas en cuentas bancarias

Cambiar la clave de acceso al router

De igual forma, otro cambio principal al usar un router nuevo es cambiar la clave para acceder al mismo. Hemos visto que de forma general suele ser del tipo 1234, admin123, etc. Son claves que podría utilizar un atacante.

Una vez estemos en el router podemos ir al apartado de configuración de seguridad y cambiar allí la clave de acceso. Esto puede cambiar según el modelo que tengamos. Debes usar una contraseña que sea fuerte y compleja, evitando palabras fáciles o dígitos que puedan averiguar. Lo ideal es que sea una clave totalmente aleatoria y que cuente con una longitud adecuada para evitar ataques de fuerza bruta.

Configurar el canal que vamos a usar

Este cambio está más orientado a optimizar la red inalámbrica. Ya sabemos que podemos utilizar diferentes canales para navegar. No todos ellos van a funcionar igual en determinados casos. Puede que estemos conectados a un canal saturado si estamos rodeados de muchas redes que se conectan a ese mismo canal o uno cercano.

Por ello debemos tener en cuenta la posibilidad de cambiar el canal del Wi-Fi y lograr un mejor resultado en la red inalámbrica. Podemos utilizar diferentes aplicaciones y servicios que nos ayudan a elegir qué canal se adapta más a lo que necesitamos. Hay que tener en cuenta que no todos los canales van a funcionar igual, ya que podríamos estar usando uno saturado o que tenga algún problema.

Actualizar el firmware

Otro punto muy importante, aunque en realidad no es un cambio como tal, es actualizar el firmware del router. En muchas ocasiones pueden surgir problemas que son aprovechados por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Debemos actualizar la versión y corregir así esos fallos que puedan surgir.

Incluso de esta forma vamos a mejorar también el rendimiento. Hay que indicar que una nueva versión siempre va a incluir cambios interesantes para lograr mayor estabilidad, velocidad y evitar problemas que afecten a nuestros dispositivos. Por tanto, un consejo más que debemos poner en práctica es el de actualizar el firmware del router con la nueva versión que haya disponible. Es algo que deberías revisar de forma periódica.

En definitiva, estos son algunos cambios interesantes que podemos realizar en el router una vez tengamos la dirección IP para entrar en la configuración. Así podremos lograr una mejora en el rendimiento, para que el funcionamiento sea óptimo y tener una velocidad adecuada, sin poner en riesgo la seguridad. El router es una pieza fundamental para nuestras conexiones y debemos cuidarlo en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!