Qué es un Whois privado y para qué sirve

Qué es un Whois privado y para qué sirve

Javier Jiménez

Uno de los factores más importantes a la hora de navegar por la red es la privacidad. Nuestros datos pueden quedar expuestos de diferentes maneras y representar un problema. Esto también hay que aplicarlo a la hora de tener una página web en propiedad, ya que nuestros datos podrían estar visibles para cualquiera y obtener información sobre dónde vivimos, nuestro nombre, dirección… Ahora bien, existe lo que se conoce como Whois privado. Vamos a explicar en qué consiste.

Qué es el Whois privado

En primer lugar hay que saber exactamente qué es Whois. Se trata de un banco de datos que hay en Internet donde cualquier usuario podría saber quién es el titular de un dominio web genérico (los .com, .net, etc). Puede tener no solo los datos personales de esa persona, sino también conocer información sobre cuándo caduca un dominio.

Esto puede parecer útil ya que en todo momento sabemos si un sitio es legítimo y tener conocimiento sobre la responsabilidad del mismo. También puede servir para alguien que esté interesado en un dominio en concreto poder hacer una oferta para comprarlo o incluso esperar a que caduque, en caso de que no sea renovado, al conocer cuándo ocurriría esto.

Pero esto lógicamente representa un problema de privacidad. Es posible que el dueño de un sitio web no quiera que sus datos estén ahí públicos. No quieren que cualquiera pueda tener conocimientos sobre sus datos personales o la dirección de correo electrónico, por ejemplo.

Esto podría dar lugar también a formar parte de listas de Spam, ser víctima de ataques Phishing y otras amenazas cibernéticas. Alguien podría usar esos datos en nuestra contra en caso de que encontrara alguna utilidad. En otras ocasiones, se oculta porque el propio contenido de la página puede ser sensible, y no se quiere que este se relacione directamente con ninguna persona física o entidad.

Es por ello que muchos responsables de sitios web optan por ocultar esta información. Es algo que es posible llevar a cabo de una manera sencilla, aunque no siempre esté disponible. Ahí es donde entra en juego Whois privado. Vamos a ver más en detalle lo que es mantener esto en privado, pero siempre cabe aclarar que la ocultación puede no ser completa. Si estos se someten a órdenes judiciales, los datos podrían ser revisados.

Datos que contiene un Whois

Como hemos visto, los Whois pueden contener datos los cuales pueden ser privados o de carácter sensible en menos medida. Por lo cual es espacialmente importante que se encuentren totalmente protegidos para que no se realice ninguna filtración. Si bien algunos datos como nombre de personas o empresas, correos de contacto o números de teléfono son muy habituales, también nos podemos encontrar con otros quizás no tan privados o sensibles, pero igualmente importantes.

  • Contactos Administrativos: Son datos con cierta importancia. En este caso es la persona que está encargada del dominio, por el cual suelen pasar la gran mayoría de todas las cuestiones con respecto al mismo.
  • Contacto técnico: Contiene todos los aspectos técnicos del dominio, pudiendo ser consultados. En muchos casos es muy probable que el contacto técnico y el administrativo, tengan exactamente el mismo resultado, por muchos motivos diferentes.
  • Contacto registrador: Se trata de quién ha realizado el registro del dominio. Seguramente sea el más complejo de todos, pues la vía para obtenerlo no es la misma que en el caso del contacto administrativo. Este puede ser una entidad jurídica, pero que en realidad sea una persona quién se encargue de realizar todas las gestiones necesarias.

Whois privado, la opción para ocultar los datos de un dominio

Whois privado no es más que la solución para todo lo que comentábamos anteriormente. Si un usuario quiere ocultar sus datos, evitar que la información esté disponible para cualquiera en Internet, puede lograrlo.

Normalmente los registradores de dominio donde tenemos nuestro sitio suelen ofrecer este servicio. Es de pago. Suele ser unos 5€ anuales. A veces más, ya que depende de la empresa donde tengamos el servicio contratado.

¿Qué es lo que hace la empresa que nos ofrece Whois privado? Está obligada a dar datos de ese dominio, pero en vez de dar los nuestros, donde aparecería nuestro nombre completo y otra información como el e-mail, que podría ser utilizado para enviar Spam. Lo que hace esa empresa en ese caso es poner sus propios datos. Es como que responde ante nosotros.

Gracias al Whois privado podemos ocultar nuestra dirección de correo personal, el número de teléfono, nuestro nombre y dirección física. Todos estos datos podrían estar disponibles de manera abierta para cualquiera que estuviera interesado.

Limitaciones para usar Whois privado

Hay que tener en cuenta que existen limitaciones para poder utilizar Whois privado. No es algo que pueda usarlo cualquiera y en todas las circunstancias, ya que dependerá de varios factores que vamos a pasar a explicar.

Uno de ellos es el tipo de extensión que estamos utilizando. Como sabemos existen diferentes. Están las genéricas, que podrían ser los .com, .org, .net… Pero también están las de código de país, como podría ser .es, .pt, .fr…

Whois privado solo lo podemos utilizar en el caso de las extensiones genéricas. Por ejemplo si nuestro sitio web es .com sí podríamos contratarlo.

También hay que tener en cuenta, y esto es importante, que solo podremos usarlo si somos personas físicas y no jurídicas. Es decir, lo podríamos ocultar si es una web personal y no se trata del sitio de una empresa. En este último caso no podríamos usarlo.

Privacidad y SEO

Como has podido ver, el Whois privado refleja quién es el titular que gestiona un dominio. De igual modo que un registro de propiedad puede establecer el dueño de un inmueble, el Whois tiene toda esa información sobre los dominios que se encuentran registrados en internet. Esta se usa mucho, para enviar notificaciones relativas a los nombres de dominio. Con la importancia de esta información, la ICANN establece una obligatoriedad de proporcionar información veraz y que siempre se encuentre actualizada. En caso de nom cumplir esta normativa, el nombre del dominio puede llegar a ser suspendido y en algunos casos, cancelado.

Para evitar estos casos, los dominios establecen procesos de verificación de correo electrónico a los mismos. Y esto se hace en el momento del registro. Si este proceso no llega a completarse, se puede desactivar el dominio hasta que la validación esté completa. A mayores, la ICANN establece un recordatorio anual a los propietarios. Donde se especifica que deben revisar que toda la información está correctamente actualizada, tanto con los datos del contacto asociado, del propietario y del propio dominio.

Entonces, a pesar de que este se puede ocultar con algunos métodos, siempre hay alguna parte que se podrá ver. Pero en este caso, podríamos decir que es por motivos de seguridad. El poder verificar los datos bajo los que está registrado un dominio, es muy importante para que este sea seguro. Lo cual, al fin y al cabo, afecta directamente a los usuarios finales. Ya que el sitio es mucho más.

En cuanto al SEO, es algo con lo que podemos estar relativamente tranquilos. En todo caso, los buscadores utilizan gran cantidad de información para mostrar sus resultados. Y en algunos casos, que la información se encuentre oculta puede ser un indicador de que el sitio puede ser fraudulento. Pero se ha llegado a la conclusión, de que ya no se esconden muchos datos. Y esto es porque es más probable que sean falsos, antes de molestarse en ocultarlos. Y que, de esa forma, el SEO sea algo negativo.

En definitiva, el uso de Whois privado es algo que está muy presente en la red. Es una opción que muchos webmasters tienen en cuenta para mantener siempre la privacidad y evitar posibles problemas como el envío de Spam, por ejemplo. Es decisión de cada usuario verificar si esto vale la pena o no, ya que no solo será algo más a configurar, si no que puede suponer un desembolso económico, pues en muchos servicios esta es una opción por la que se debe pagar.

¡Sé el primero en comentar!