Qué necesitas para convertirte en administrador web

¿Qué necesitas para convertirte en administrador web? ¿Cuáles son los requisitos laborales? En este artículo vamos a hablar de ello. Es una profesión muy demandada, en una época en la que prácticamente cualquier negocio necesita un sitio web para vender sus productos o darse a conocer. Esto hace que sea esencial contar con una página bien creada, configurada y con mantenimiento.

Qué estudiar para ser administrador web

En primer lugar vamos a comenzar explicando qué titulaciones son necesarias para convertirse en un profesional de esta materia. Para ser administrador web es necesario contar con ciertos conocimientos. Podemos decir que hay varias carreras vinculadas a este tipo de trabajo, además de másteres específicos y también ciclos formativos.

En cuanto a carreras para ser administrador web, las principales son ingeniería informática, ingeniería en informática y sistemas, ingeniería informática de gestión y sistemas de información o ingeniería de software. En todas ellas se tocan ramas relacionadas con esta temática y los estudiantes pueden alcanzar los conocimientos necesarios.

También puedes estudiar ciclos formativos de programación de páginas web, así como máster en ingeniería web. Esto permitirá que tengas los conocimientos adecuados para convertirte en un administrador web. Además, existen cursos específicos para aprender a desarrollar y gestionar páginas web, con asignaturas como Internet avanzado, diseño e implementación de un sitio web o instalación, administración y mantenimiento de servidores web.

Perfil profesional

Más allá de las diferentes titulaciones necesarias para ser administrador web, es importante tener un perfil profesional que se adapte a este tipo de empleo. Vamos a ver cuáles son las diferentes habilidades o cualidades para desempeñar lo mejor posible este tipo de trabajos.

Un buen administrador web debe tener habilidades técnicas, ser capaz de planificar y organizar las diferentes tareas rutinarias, prestar atención a cada detalle y también ser creativo. El diseño en una página es muy importante y es necesario adaptarse constantemente a los nuevos tiempos.

Además, respecto a conocimientos es necesario que sepan HTML, CSS, tengan experiencia en la gestión y funcionamiento de dominios web (saber cuándo hay que renovarlos, cuándo caduca un certificado, etc), así como todo lo relacionado con la seguridad de ese sitio web. Es imprescindible corregir cualquier posible vulnerabilidad que pueda exponer esa página y también a los visitantes. También es importante la experiencia con bases de datos, redes y sistemas operativos.

Por otro lado, la capacidad para gestionar datos y estadísticas es fundamental. Una página web orientada al mundo empresarial requiere de un análisis técnico para controlar el tráfico, ver cómo responde cada sección del sitio, posibles mejoras… Por tanto, es necesario manejar las estadísticas correctamente.

CSS y HTML

Cuál es el salario

Si aspiras a ser un administrador web es interesante que conozcas cuál es el sueldo aproximado que puedes tener. Dependerá de las funciones que asuma, los años de experiencia y las capacidades, pero hoy en día en España el salario oscila entre los 20.000 y los 32.000€, siendo más habitual entre 21.000 y 25.000€.

Cuáles son sus funciones

Vamos a explicar también cuáles son las funciones principales de un administrador web. Hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo dinámico, que puede cambiar mucho según el tipo de página, las características, el público al que esté orientada, etc. No obstante, hay funciones generales.

Crear páginas

Lo primero es crear el sitio web. Una de las funciones es el propio desarrollo de la página. Con esto nos referimos a su diseño, configuración del menú y de las diferentes secciones de ese sitio, pero también de todas las páginas que hay dentro.

Podemos decir que es el encargado de crear las pautas para que otros usuarios puedan publicar artículos, compartir y crear contenido. Va a configurar cada página para que terceros, según los permisos concedidos, puedan realizar publicaciones. De esta forma, también puede tener la capacidad para añadir usuarios y el acceso de cada uno de ellos.

Verificar el funcionamiento

Pero una página web no termina con su creación, sino que es algo que se mantiene en el tiempo. Por tanto, otra función de los administradores web es comprobar que su funcionamiento es el adecuado, verificar que la información está actualizada y que todo funciona correctamente.

Esto es esencial de cara a la imagen del sitio, además de poder realmente ofrecer un servicio a los usuarios. Si por ejemplo hay una sección de esa web que no está actualizada, que tiene contenido desfasado o que contiene algún error, esto va a suponer una mala imagen. De la misma manera que sería un problema que los visitantes no pudieran entrar en una determinada sección para, por ejemplo, realizar una compra.

Actualizaciones

Aquí debemos incluir la actualización del sitio web. Se encarga de revisar periódicamente si hay o no alguna versión nueva disponible para el gestor de contenido o los diferentes plugins que haya instalados. Esto permitirá que funcione siempre lo mejor posible, así como evitar cualquier vulnerabilidad.

Pero también se encarga de comprobar que el contenido es actual, revisar posibles enlaces rotos, evitar duplicidad de información, revisar referencias temporales, etc. Esto lo podemos incluir también como trabajos rutinarios.

Instalar WordPress

Analizar datos

Otra función importante para un administrador web es analizar los datos estadísticos. Aquí hay que hacer mención a la procedencia de las visitas (si son orgánicas, mediante redes sociales, directas…), la ubicación de los usuarios, posibles conversiones en caso de que haya ventas, etc. Básicamente, obtener información que puede ser valiosa de cara a potenciar determinadas secciones de la página o mejorar otras.

Todos estos datos se obtienen a través de herramientas de analítica web, como puede ser Google Analytics. No obstante, cada sitio puede tener diferentes métodos para gestionar y coordinar esos datos, según las necesidades de cada caso.

Esto va a ayudar a optimizar los sitios web. Puede ser muy útil de cara al SEO, conocer qué funciona mejor, cómo se podría mejorar el rendimiento para cargar más rápido, etc. Por ejemplo implementar complementos para la carga de imágenes en diferido o reducir el tamaño de las fotografías automáticamente y así lograr que ocupe menos.

Seguridad

Por supuesto, la seguridad es un factor esencial para cualquier página web. Es importante una revisión constante, comprobar que los plugins están actualizados, que no hay ninguna vulnerabilidad en el gestor de contenidos, como podría ser WordPress, o que no existe ningún problema con los usuarios.

Por ejemplo, una función es cambiar las contraseñas o mantener una revisión para detectar posible tráfico irregular que pueda indicar que hay algún ataque DDoS o similares. Todo esto permitirá proteger la página y reducir el riesgo de que aparezcan problemas. Es importante controlar las herramientas antimalware, así como evitar la entrada de Spam.

En definitiva, estas son las principales funciones de un administrador web, las características del puesto de trabajo y los estudios necesarios para dedicarse a ello. Como vemos, se trata de una profesión flexible, en continuo movimiento.

¡Sé el primero en comentar!