Todas las opciones para tener Internet en toda la casa

Todas las opciones para tener Internet en toda la casa

Javier Jiménez

Disponer de una conexión de Internet hoy en día es fundamental. No solo hablamos de usuarios particulares, sino también de cualquier empresa u organización. Es el medio utilizado para comunicarnos, para buscar información, trabajar, estudiar, entretenimiento… Son muchas las utilidades que podemos encontrar. En muchos casos además resulta muy importante tener Internet en toda la casa. Vamos a ver qué opciones tenemos tanto para conectarnos de forma inalámbrica como a través de cable.

Por qué es importante tener Internet en todas partes

Tener Internet en cualquier lugar se ha convertido en algo esencial. Como decimos es la tecnología que nos permite estar en contacto con amigos o familiares en cualquier momento. Simplemente con utilizar el teléfono móvil y abrir alguna de las muchas aplicaciones de mensajería o redes sociales podremos estar en contacto.

Pero si nos centramos en el hogar, es cada vez más importante que la señal llegue a cualquier zona. Quizás hasta hace no demasiado tiempo simplemente utilizábamos la conexión en una habitación donde teníamos el ordenador. Tal vez el móvil o alguna Tablet por Wi-Fi. Pero esto ha cambiado y cada vez tenemos una mayor necesidad de contar con una conexión.

Lo que se conoce como el Internet de las Cosas ha entrado con fuerzas en nuestras vidas y viene para quedarse. Son muchos los dispositivos que tenemos conectados a Internet en una vivienda. Hablamos por ejemplo de televisiones, bombillas inteligentes, reproductores de vídeo…

Por tanto en la actualidad necesitamos que esa cobertura inalámbrica (aunque también podemos conectar muchos aparatos por cable) llegue a todas las habitaciones de la vivienda. De lo contrario podríamos toparnos con que una televisión no tiene conexión o que ese aparato para reproducir vídeos en Streaming no tiene la suficiente señal para funcionar.

Vamos a mostrar algunas opciones para tener Internet en toda la casa. Vamos a ver qué opciones tenemos tanto para navegar sin cables, algo que es lo más común hoy en día, como también de manera alámbrica.

Métodos de seguridad en dispositivos IoT

Tener Internet por Wi-Fi en toda la casa

Como decimos, navegar por Internet de forma inalámbrica es hoy en día mucho más común. Tenemos múltiples dispositivos que solo pueden conectarse de esta forma. Por ello conviene que la cobertura del Wi-Fi llegue lo mejor posible a todos los rincones del hogar. Hay diferentes dispositivos que pueden ayudarnos.

Optimizar el router

Lo primero, antes de pasar a ver dispositivos que nos ayuden a mejorar la conexión Wi-Fi, hay que prestar atención al router. Es la pieza fundamental para todo esto. Una mala configuración, tenerlo mal optimizado o en un sitio que no debería, puede hacer que la calidad de la señal sea muy mala.

Es imprescindible elegir bien el lugar donde vamos a colocar el router. Si queremos que nos llegue la señal a todas partes de nada sirve ponerlo en un extremo de la vivienda, alejado del resto. Lo importante aquí es que esté en una ubicación céntrica, desde donde pueda repartir bien la conexión.

También es esencial que evitemos que se encuentre cerca de otros dispositivos eléctricos o de paredes y muros que puedan afectar. Igualmente hay que evitar las zonas bajas de un mueble, por ejemplo.

Respecto a la configuración, debemos siempre tener en cuenta la importancia de evitar intrusos al crear contraseñas que sean fuertes y complejas, así como usar un cifrado que no esté obsoleto. Además podemos tener en cuenta la banda que utilicemos y el canal.

Sistemas Wi-Fi Mesh

Una de las mejores opciones que tenemos para cubrir nuestro hogar con Wi-Fi en todas partes son los sistemas Wi-Fi Mesh. Podemos decir que está compuesto por un dispositivo que actúa como base y una serie de satélites, que pueden ser varios. Todos estos dispositivos se conectan entre sí y no directamente con la base.

De esta forma logramos que haya una única red, con un nombre y contraseña únicos, a la que podemos conectarnos en cualquier punto de la vivienda. Se diferencian de los repetidores normales en que estos se conectan directamente con el router, mientras que en un sistema Wi-Fi Mesh todos sus satélites se conectan entre ellos.

Un sistema Wi-Fi Mesh calcula en todo momento a qué nodo o satélite es mejor que nos conectemos. De esta forma siempre tendremos la mejor conexión posible.

Sistema Wi-Fi Mesh

Amplificadores Wi-Fi

También podemos utilizar amplificadores Wi-Fi. Son los típicos repetidores que se conectan al router y que permiten potenciar la conexión inalámbrica. De esta forma, si conectamos un dispositivo directamente al amplificador en vez de al router podremos obtener una mejor cobertura, con más velocidad y estabilidad.

Eso sí, hay que tener en cuenta que estos aparatos no pueden hacer milagro. Si lo conectamos desde una distancia muy larga podríamos seguir con problemas o incluso la imposibilidad de conectarnos.

Es un tipo de dispositivo económico y hay muchas opciones disponibles. Simplemente debemos elegir el que más se adapte a nuestras necesidades, observando aspectos como la configuración, la velocidad máxima que permite, si es doble banda…

PLC con conexión inalámbrica

Los dispositivos PLC son muy interesantes para llevar la conectividad inalámbrica a otras zonas del hogar. En este caso se trata de equipos que se conectan a la red eléctrica y usan el cableado para mantener la velocidad y que podamos conectarnos desde el otro extremo.

Uno de los dispositivos se conecta al router y a la electricidad, a cualquier enchufe, mientras que el otro dispositivo lo colocamos en otra zona del hogar, desde donde podremos conectarnos de manera inalámbrica.

Es muy útil ya que mantiene mejor la velocidad que un repetidor. Eso sí, hay que tener en cuenta que debemos evitar conectarlo a una regleta, por ejemplo, ya que perdería potencia. También le afecta la distancia.

Qué son dispositivos PLC

Usar un router viejo como repetidor

Es muy común que tengamos por casa un router viejo. Quizás de otra operadora que tuviéramos contratada anteriormente. Tal vez incluso otro más antiguo que hemos cambiado para lograr una mejor velocidad.

A este tipo de aparatos le podemos dar una segunda vida. Podemos, entre otras cosas, utilizarlo como repetidor Wi-Fi. De esta forma se conecta al router principal y ofrece conexión a otra zona del hogar para que podamos conectarnos.

Tener Internet por cable en todo el hogar

Aunque las conexiones inalámbricas son las más utilizadas hoy en día, lo cierto es que hay aparatos que solo pueden conectarse por cable o que incluso queramos conectarnos de manera alámbrica por algún motivo. También vamos a poder llevar el Internet por cable a toda la vivienda. Tenemos varias opciones en este sentido.

Instalación de cables LAN

Una forma que tenemos de conectarnos por cable en cualquier rincón del hogar es tener una instalación en toda la vivienda de cables LAN. Para ello, probablemente, sea necesario llevar a cabo pequeñas obras, como por ejemplo pasar cables de una habitación a otra por la pared o utilizar el cableado ya existente.

Básicamente consiste en tirar cable LAN desde el router hasta otras zonas del hogar. Esto es algo que hoy en día no se suele llevar a cabo mucho a nivel de usuario, pero hace unos años era más habitual cuando no existían los routers Wi-Fi.

PLC

Los PLC hemos visto que permiten conectar dispositivos de manera inalámbrica, pero también hay modelos que permiten conectar por cable Ethernet. Funciona exactamente igual que los anteriores que comentamos, pero en esta ocasión del dispositivo sale un cable para conectar cualquier otro equipo.

Esto puede ser interesante para conectar televisiones, videoconsolas y otros aparatos que tengan la opción de cable y tener así más estabilidad.

Switch de red

Otra opción que tenemos para conectarnos por cable en cualquier lugar de la vivienda es utilizar un switch de red. Básicamente consiste en llevar a cabo lo que mencionábamos de tener una instalación de cables en el hogar. Uno de esos cables se conecta a un switch de red y a través de este dispositivo podemos conectar muchos más.

Los switches de red pueden tener desde cuatro puertos Ethernet hasta muchos más. Por tanto es muy útil para conectar muchos dispositivos por cable de red en una misma habitación, por ejemplo.

Switch TP-Link LS105G

Usar otro router conectado por cable

También podemos utilizar un router en vez de un switch de red. El modo de uso es el mismo: conectar ambos routers por cable LAN y del secundario sacar diferentes cables de Ethernet para conectar otros equipos.

En definitiva, estas son las opciones que tenemos para conectarnos por cable desde cualquier punto del hogar. Así lograremos una mayor estabilidad y también poder conectar equipos que solo tengan la opción de cable y no Wi-Fi.