Wi-Fi, Wi-Fi Direct y Bluetooth: principales diferencias

Wi-Fi, Wi-Fi Direct y Bluetooth: principales diferencias

Javier Jiménez

Las redes inalámbricas ofrecen un amplio abanico de posibilidades a los usuarios. Tenemos diferentes métodos para conectar dispositivos, compartir archivos o datos. Sin embargo a veces los términos que utilizamos, las diferentes tecnologías que hay, pueden confundirse. En este artículo vamos a diferenciar qué significa Wi-Fi frente a Wi-Fi Direct y también qué diferencias hay entre esta última y el Bluetooth.

Las conexiones inalámbricas ganan importancia

Hay que tener en cuenta que hoy en día las conexiones inalámbricas tienen una gran importancia en nuestro día a día. Si comparamos cómo nos conectábamos hace unos años respecto a ahora, podemos ver grandes cambios.

La manera en la que nuestros dispositivos se conectan entre sí, la forma en la que obtenemos acceso a Internet, ha cambiado. Ahora las redes Wi-Fi, las conexiones sin cables en general, están mucho más presentes. Esto es lógico si observamos los avances en este tipo de tecnología y la mayor capacidad que ofrecen.

Ahora bien, no hay una única tecnología inalámbrica que usamos en nuestro día a día. Se nos pueden presentar diferentes opciones, diferentes términos que en ocasiones pueden confundirse entre los usuarios. Incluso podemos preguntarnos qué diferencias hay entre el Wi-Fi y el Wi-Fi Direct, por ejemplo. O si es mejor el Bluetooth o el Wi-Fi Direct. De ello vamos a hablar en este artículo.

Wi-Fi vs Wi-Fi Direct

En primer lugar vamos a explicar cuáles son las diferencias entre Wi-Fi y Wi-Fi Direct. Algunos usuarios pueden creer que la segunda es una versión mejorada de la primera o que el funcionamiento es el mismo. Hay que indicar que en ambos casos vamos a conectarnos de forma inalámbrica, pero no es exactamente igual el objetivo final.

Por un lado tenemos la tecnología Wi-Fi. Es lo que todos utilizamos en nuestro día a día para navegar por Internet especialmente desde dispositivos móviles. Cada vez está más presente en equipos muy diversos e incluso lo encontramos en aparatos de nuestra vivienda en lo que se conoce como el Internet de las Cosas.

El Wi-Fi permite conectarnos a Internet de forma inalámbrica. Permite interconectar dispositivos de forma inalámbrica. Pero para que esto sea posible tiene que haber un intermediario, un punto de acceso. Esto puede ser por ejemplo el router.

Esta tecnología con el paso del tiempo ha ido actualizándose y mejorando. Hoy en día es muy utilizada y compatible por todo tipo de equipos. Es más segura, fiable y estable.

Pero también podemos ver el término Wi-Fi Direct. Esto puede confundir a algunos usuarios cuando ven que un dispositivo es compatible con esta tecnología. Pueden verlo como un plus o mejora respecto al Wi-Fi que hemos mencionado.

En este caso hay una diferencia importante, y es que no necesita ningún punto de acceso. Podemos conectar directamente dos dispositivos que sean compatibles. Esto va a permitir que podamos intercambiar información y archivos entre dos equipos de una manera directa (de ahí su nombre) sin que estén ambos conectados a un intermediario.

Si entramos en aspectos más concretos, Wi-Fi Direct es una certificación de la WiFi Alliance. No se necesita conexión a Internet para que funcione.

Wi-Fi Direct

Usos del Wi-Fi

  • Conectarnos a Internet: podemos decir que el uso principal del Wi-Fi es ofrecer acceso a Internet a los dispositivos. Podemos conectar a través de esta red inalámbrica un móvil, ordenador portátil o cualquier otro equipo compatible con un punto de acceso y tener Internet.
  • Acceder a equipos en la misma red: también podemos acceder a otros equipos que pueda haber en la misma red conectados a través del Wi-Fi. Algo muy útil por ejemplo en una empresa.

Usos del Wi-Fi Direct

  • Enviar archivos: uno de los usos más comunes del Wi-Fi Direct es para compartir archivos entre dispositivos. Podemos pasar fácilmente fotos, vídeos o cualquier documento entre dispositivos que sean compatibles, como pueden ser móviles y tablets.
  • Conectar dispositivos: también podemos conectar varios dispositivos sin que tengan acceso a Internet. Como hemos mencionado no vamos a necesitar ningún punto de acceso que actúe como intermediario para ello.
  • Imprimir: es otra de las posibilidades que nos ofrece el Wi-Fi Direct. Podemos mandar archivos a una impresora compatible e imprimirlos sin necesidad de conectar físicamente ningún dispositivo.
  • Retransmisión inalámbrica: además es posible la retransmisión inalámbrica. Por ejemplo que lo que se emita en nuestro móvil aparezca en la pantalla de la televisión o de un ordenador. Es uno de los usos más útiles hoy en día.

Diferencias entre Wi-Fi Direct y Bluetooth

En ambos casos estamos ante tecnologías inalámbricas que nos permiten enviar archivos de un dispositivo a otro. Esto es muy útil hoy en día, ya que el uso de cables ha pasado a un segundo plano. Podemos compartir documentos fácilmente entre equipos de forma inalámbrica.

Pero existen diferencias entre Wi-Fi Direct y Bluetooth, como podemos imaginar. En algunos casos gana uno, mientras que en otros la otra opción es la más adecuada. Vamos a mostrar los principales puntos a tener en cuenta.

Wi-Fi vs Bluetooth

Velocidad de transferencia

En este sentido sin duda gana el Wi-Fi Direct. Es mucho más rápido que el Bluetooth, pese a que este último ha mejorado con sus últimas versiones.

El Wi-Di Direct permite superar los 250 Mbps en las tasas de transmisión de datos. Por su parte el Bluetooth ofrece 50 Mbps en sus versiones más modernas. En ambos casos estas velocidades dependerán de la distancia entre dispositivo y otras circunstancias.

Distancia

Aquí también hay notables diferencias. El Wi-Fi Direct permite conectar dispositivos que, en campo abierto, se encuentren hasta a 200 metros de distancia. Esto cambia en el caso del Bluetooth, donde podemos alcanzar únicamente algunas decenas de metros.

Además hay que tener en cuenta que los posibles obstáculos que pueda haber son más perjudiciales para el Bluetooth que el Wi-Fi Direct.

Consumo de energía

Aunque ambas tecnologías han mejorado en este aspecto en los últimos años, lo cierto es que el Bluetooth sigue venciendo. Tiene un menor consumo de batería en los dispositivos que están funcionando.

Compatibilidad con dispositivos

Hay muchos más dispositivos compatibles con el Bluetooth que con el Wi-Fi Direct. Especialmente si hablamos de dispositivos periféricos, de equipos que forman parte de nuestro día a día, auriculares, altavoces…

Seguridad

Ambas tecnologías cuentan con estándares modernos y eficaces respecto a la seguridad. Es cierto que en ocasiones se han visto vulnerabilidades que han afectado. No obstante, existen diferencias en cuanto a las posibilidades que ofrece cada caso. Por ejemplo en Wi-Fi Direct podemos configurar el cifrado WPA2, al igual que el Wi-Fi.