¿Usas PayPal? Estas técnicas podrían robar tus datos

El comercio electrónico está muy presente en nuestro día a día. Cada vez tenemos más servicios y plataformas a nuestra disposición para poder comprar y vender artículos. Tenemos también la posibilidad de utilizar diferentes métodos de pago y servicios disponibles. Uno de ellos, uno de los más populares y que lleva con nosotros muchos años, es PayPal. Ahora bien, los piratas informáticos también ponen sus miras en aquello que cuenta con más usuarios. En este artículo vamos a explicar qué técnicas podrían utilizar para robar nuestros datos y cómo protegernos.

PayPal, uno de los métodos de pago más utilizados

PayPal sigue siendo uno de los métodos de pago preferidos a la hora de realizar compras por Internet. No es una plataforma nueva, ni mucho menos, ya que lleva con nosotros muchos años. Esto hace también que los ciberdelincuentes pongan sus miras y actualicen los métodos de ataques.

A la hora de compra por Internet existen muchas plataformas. Hablamos tanto de servicios web, como cada vez más aplicaciones para dispositivos móviles. Esto nos permite comprar en cualquier lugar y en cualquier momento. Algo que podría derivar también en una disminución de la seguridad en determinadas ocasiones.

PayPal nos ofrece la posibilidad de realizar pagos instantáneos. Podemos agregar una cuenta bancaria que queda vinculada y donde se cargan esos pagos, así como ingresar dinero y tenerlo disponible directamente en la cuenta. Es un medio de pago seguro, pero existen métodos por los cuales podrían robar nuestra información si no prestamos atención.

Técnicas para robar datos de PayPal

El robo de datos e información en la red es uno de los problemas más presentes y serios a los que nos enfrentamos hoy en día. Son muchos los métodos que pueden utilizar los piratas informáticos para atacar a los usuarios. Vamos a explicar qué técnicas pueden utilizar para robar información de PayPal.

Ataques Phishing

Sin duda una del as técnicas más utilizadas por los piratas informáticos para robar datos de PayPal y de cualquier otro lugar son los ataques Phishing. Como sabemos se trata de una técnica que busca suplantar la identidad. De esta forma logra captar la atención de la víctima y llevar a cabo el ataque.

Normalmente utilizan un cebo que suele consistir en un problema o algo que debemos resolver. Por ejemplo nos pueden indicar que nuestra cuenta ha sufrido un ataque y que va a ser cerrada si no entramos con nuestras credenciales para confirmar que somos nosotros. En realidad estamos entregando esos datos a los piratas informáticos.

Botones falsos

También puede ocurrir que nos topemos con botones de PayPal falsos. Nos referimos a los links para realizar un pago en determinadas páginas. Puede que los hayan puesto ahí a propósito, para robar dinero a los usuarios, pero en la mayoría de casos se debe a un ataque externo. Inyectan código malicioso en ese sitio web y logran cambiar la cuenta real por una controlada por los atacantes.

Hay que observar muy bien siempre los botones a los que accedemos. Debemos verificar que realmente estamos enviando el pago a quien queremos y no a un impostor.

Aplicación falsa

Algo similar ocurre con las aplicaciones falsas. A veces podemos descargar un complemento o aplicación que pueden ser modificados de forma maliciosa. Podrían recopilar información de los usuarios, e incluso llegar a robar la contraseña.

Es otro de los métodos por los que podrían robar nuestra información de PayPal. Esto puede ocurrir tanto en equipos de escritorio como en dispositivos móviles.

Keyloggers y otros tipos de malware

Los keyloggers son un tipo de malware que está diseñado para robar contraseñas. Su objetivo es registrar todas las teclas que escribimos al introducir claves o nombres de usuario. Normalmente llega a nuestro dispositivo a través de un archivo malicioso que hemos descargado.

También existen troyanos y otras variedades de malware que podrían recopilar información de nuestro dispositivo y de nuestras cuentas. Es, en definitiva, una técnica más que utilizan para robar nuestras cuentas de PayPal.

Mejorar la seguridad de PayPal

Cómo evitar los ataques a cuentas de PayPal

Por suerte podemos tener en cuenta una serie de técnicas para evitar este tipo de ataques. Podemos asegurar nuestra información y no permitir que nos roben los datos a la hora de navegar por Internet o acceder a estos servicios. Vamos a ver cuáles son los principales consejos que hay que tener presentes en todo momento y reducir así el riesgo.

Cifrar nuestras cuentas

El primer paso para evitar los ataques a nuestras cuentas de PayPal es cifrarlas correctamente. Con esto nos referimos a crear una contraseña que sea realmente fuerte y compleja. Debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Una buena clave es aquella que es del tipo 4/&Hpr-$Ce. Como vemos, no usamos ninguna palabra ni dígito que pueda relacionarnos y todo es aleatorio.

Pero además de ello también conviene activar la autenticación en dos pasos. Esto es algo que cada vez está más presente en los diferentes servicios de Internet que podemos utilizar. Básicamente consiste en un segundo paso, un código por ejemplo, para entrar en nuestra cuenta. Puede ser un código que recibimos por SMS o a través de una aplicación. Esto permitirá verificar que somos usuarios legítimos.

Programas de seguridad

No pueden faltar en nuestros dispositivos el uso de herramientas de seguridad. Tener un buen antivirus, por ejemplo, puede evitar que entre malware en nuestros equipos. Es importante aplicarlo sin importar el tipo de dispositivo que estemos utilizando. Por suerte tenemos muchas opciones para protegernos, tanto de forma gratuita como de pago, y nunca exponer nuestros datos en la red. Podemos nombrar a Windows Defender, que es el que viene con los sistemas de Microsoft, así como otros como pueden ser Bitdefender, Avast o Kaspersky.

Incluso podemos contar con extensiones para el navegador que van a permitirnos navegar de forma más segura, protegiendo al máximo nuestros datos. Navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox, que son dos de los principales, cuentan con un amplio abanico de posibilidades en este sentido y es otra alternativa más que podemos tener en cuenta para mejorar la seguridad.

Dispositivos actualizados

Por supuesto nuestros equipos tienen que estar actualizados y con los últimos parches de seguridad. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Es vital que tengamos nuestros sistemas actualizados y no dejemos puertas abiertas.

Pero esto también hay que aplicarlo a cualquier programa que usemos. Si por ejemplo vamos a conectarnos a PayPal desde Google Chrome, hay que asegurarse de que el navegador está actualizado correctamente y cuenta con la última versión disponible.

Aplicaciones oficiales y actualizadas

De la misma manera, las aplicaciones y complementos que utilicemos tienen que ser oficiales. Hay que evitar instalar programas desde fuentes de terceros, ya que podrían haber sido modificados de forma maliciosa.

También es necesario que esos programas estén actualizados. Por el mismo motivo que comentábamos anteriormente, es vital que tengamos los parches instalados y las últimas versiones disponibles.

Evitar almacenar la contraseña en sitios inseguros

Esto es algo que en muchas ocasiones pasa desapercibido, pero es muy importante saber dónde almacenar la contraseña y evitar así problemas en PayPal y cualquier otra plataforma. Hablamos por ejemplo de no guardar la clave en archivos de texto en nuestro móvil u ordenador, ya que podría ser accesible a los piratas informáticos.

También debemos evitar guardar las contraseñas en gestores de claves que sean inseguros. Siempre hay que utilizar programas totalmente fiables, que cuenten con las garantía suficientes para no tener problemas y, por supuesto, que estén actualizados. Es, por tanto, otro punto más que debemos tener en cuenta y estar así protegidos en todo momento.

Sentido común

Por último, aunque lo más importante, el sentido común. Muchos tipos de ataques requieren de la interacción del usuario. Hablamos por ejemplo del Phishing, que va a buscar que el usuario acceda a un link externo donde pueden robar sus datos. Es importante que siempre utilicemos el sentido común y no caigamos en trampas de este tipo.

Podemos decir que en la mayoría de ataques contra una cuenta de PayPal o cualquier otra, un pirata informático va a necesitar que hagamos algo. Suele ser un clic en algún enlace, descargar algún archivo o iniciar sesión donde no debemos. Por ello, si evitamos cometer este tipo de errores tendremos mucho ganado para estar protegidos.

En definitiva, existen diferentes métodos a través de los cuales pueden robar nuestra cuenta de PayPal. Es esencial que estemos protegidos y tengamos en cuenta los consejos que hemos dado para reducir al máximo el riesgo y mantener la seguridad en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!