Crea un filtro de correo basura en Gmail y protege tu cuenta

Crea un filtro de correo basura en Gmail y protege tu cuenta

Javier Jiménez

El Spam es sin duda uno de los mayores problemas a la hora de utilizar el correo electrónico. Estos e-mails basura inundan la bandeja de entrada y, más allá de resultar una molestia, pueden suponer un problema importante para la seguridad y privacidad. Normalmente se trata de publicidad intrusiva, que puede ser un incordio y llenarnos de mensajes. Los proveedores de correo electrónico han mejorado bastante en los últimos años para evitar la entrada de correo basura, pero es algo que no es 100% efectivo. En este artículo vamos a hablar de cómo crear un filtro de Spam en Gmail.

Pasos para crear un filtro de Spam en Gmail

Podemos decir que Gmail es uno de los proveedores que mejor actúa frente al Spam. Sin embargo, no es raro ver que nuestra bandeja se llena de correos basura. Por ello, en un momento dado puede ser interesante crear un filtro y lograr así que nuestra cuenta esté más limpia y evitar problemas de seguridad que puedan afectarnos.

Entrar en la configuración

En primer lugar lo que tienes que hacer es iniciar sesión en tu cuenta de Gmail. Para ello tienes que entrar desde el navegador y poner tus datos. Una vez estés dentro, lo siguiente que debes hacer es pinchar en Todos los ajustes, arriba a la derecha, y le das a Filtros y direcciones, que aparece junto a otras secciones.

Filtros y direcciones de Gmail

Allí aparecerá una lista donde mostrará las direcciones de correo bloqueadas y cuyos mensajes se enviarán directamente a la bandeja de Spam. También los filtros que hayamos podido aplicar previamente aparecerán en la parte de arriba en forma de lista. En caso de que no hayas hecho nada de esto antes, aparecerá todo vacío tal y como ves en la imagen de arriba.

Crear un filtro nuevo

Por tanto, si aparece todo vacío y quieres crear un filtro, ese es el siguiente paso que debes dar. Es un proceso sencillo, ya que simplemente tienes que darle a Crear un filtro. Te aparecerá automáticamente una nueva ventana con un cuadro donde tienes que rellenar diferentes datos para crearlo.

Crear un filtro en Gmail

Ahí puedes poner lo que quieras. Verás que hay un apartado para poner palabras, un asunto de mensaje, si ocupa más de una cantidad en concreto o que incluso pueda contener cualquier archivo adjunto. Lógicamente todo esto tienes que tomarlo con cautela, ya que si por ejemplo pones que envíe a la carpeta de Spam cualquier correo que ocupe más de 5 MB, tal vez estés enviando e-mails seguros que te lleguen con documentos adjuntos que superen ese tamaño.

Una vez hayas puesto lo que te interese, simplemente tienes que darle a Crear filtro. Automáticamente se añadirá ese filtro que has creado y aparecerá en la lista que puedes ver en la parte de arriba. En cualquier momento podrías modificarlo o simplemente eliminarlo para que no bloquee esos mensajes.

Bloquear una dirección o fijar parámetros

¿Puedes bloquear una dirección en concreto? La respuesta es que sí. Imagina que empiezas a recibir constantemente mensajes que proceden de una cuenta en concreto. Puede ser una molestia y tal vez te interese que poder bloquearlos. Esta opción es una de las que vas a poder realizar al crear un filtro.

En este caso, en el apartado De tendrías que poner la dirección de correo electrónico que quieres bloquear. Puedes poner una o varias y posteriormente crear el filtro. Automáticamente aparecerá esa dirección o esas direcciones que has puesto en la lista de direcciones de correo bloqueadas.

Como en el caso anterior, en cualquier momento puedes desbloquear una dirección. Simplemente tienes que seleccionarla y le das a Desbloquear. Puedes revertir los cambios si en un momento dado necesitas volver a recibir correos de una cuenta determinada y no quieres que lo bloquee Gmail.

Consejos para evitar correos basura

Hemos visto de qué manera podemos crear un filtro en Gmail para controlar el Spam. Pero queremos dar también una serie de consejos generales para evitar que la bandeja de entrada se inunde de correos basura y evitar así tener problemas que puedan comprometer nuestra seguridad y privacidad.

No exponer la dirección

Lo primero que debes hacer es no exponer tu dirección de correo. Por ejemplo, un error habitual es poner un mensaje en un foro público o un comentario en una web y que la cuenta de e-mail quede disponible para que cualquiera pueda verlo. Esto no solo incluye a usuarios, sino también a bots que rastrean la red.

De esta forma podrían incluir tu dirección en una lista para enviar correos Spam. Es importante que evites esto y que mantengas lo más privada posible la dirección de tu e-mail. Tampoco debes ponerla por redes sociales o cualquier lugar donde puedan verla.

Evitar registros en sitios inseguros

Por supuesto, otro punto importante es evitar registrarte en plataformas y servicios que puedan ser inseguros. Por ejemplo páginas donde no tengas garantías de que tus datos van a estar protegidos, aplicaciones gratuitas que instales sin saber si realmente son seguras o no, etc. Esto podría exponer también tu dirección.

Siempre que vayas a poner datos personales en cualquier sitio, debes verificar que realmente es fiable. Debes comprobar que esa página es segura, es la original y no hay nada detrás que pueda llegar a poner en riesgo tus datos.

Mantener siempre protegido el sistema

Tu equipo siempre debe estar protegido correctamente. Debes asegurarte de contar con un buen antivirus, como puede ser el propio Microsoft Defender o cualquier otro en el que puedas confiar. De esta forma podrás analizar en busca de amenazas que puedan suponer un problema para tu seguridad.

Pero mantener el equipo protegido también significa contar con las últimas versiones disponibles. Debes tener el equipo actualizado correctamente. Por ejemplo, en el caso de Windows debes ir a Inicio, entras en Configuración y pinchas en Windows Update para instalar los archivos más recientes.

Actualizar Windows 11

Esto mismo debes aplicar en cualquier otro sistema operativo que utilices o programa. Siempre debes corregir cualquier vulnerabilidad que pueda aparecer y que pudiera exponer tus datos personales.

Utiliza correos alternativos

Una opción muy interesante es la de utilizar direcciones de correo alternativas. Si por ejemplo tienes una cuenta principal en Gmail, puedes crear otra diferente con otro proveedor o con el propio de Google. De esta forma podrás evitar exponer tu cuenta principal cuando te registres en algún lugar que pueda ser peligroso o puedas tener dudas.

Incluso puedes optar también por los correos electrónicos desechables. Básicamente son direcciones que caducan una vez pasa un tiempo. Suelen durar unos minutos u horas, pero algunos pueden llegar a durar días o semanas y ser configurables. Es una opción más para poder mejorar la privacidad en la red.

En definitiva, como has visto es muy sencillo crear un filtro en Gmail para evitar el Spam. Puedes configurarlo para reducir la cantidad de correos basura que llega a tu bandeja de entrada. Además, hemos explicado de qué manera puedes evitar el Spam cuando navegas por Internet.

¡Sé el primero en comentar!