DMARC: Por qué es tan importante para evitar problemas con el e-mail

Existen muchos mecanismos para protegernos a la hora de navegar por Internet. Muchos programas que nos ayudan a evitar ataques, herramientas que cifran nuestra conexión o incluso extensiones para el navegador que mejoran la privacidad. En este artículo vamos a hablar de DMARC. Vamos a explicar cómo ayuda a mejorar la seguridad del correo electrónico y daremos también algunos consejos para evitar problemas siempre que usemos el e-mail.

Los ataques al correo electrónico están muy presentes

Son muchas las técnicas que utilizan los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Utilizan estrategias muy variadas para robar información, contraseñas o afectar al buen funcionamiento de los equipos. Pero si hay algo que utilizan muy frecuentemente es el correo electrónico.

Hoy en día no es raro que los usuarios utilicen más de una dirección de e-mail. Pueden utilizar una para el trabajo y otra para uso personal, por ejemplo. Es un medio de comunicación muy utilizado tanto a nivel empresarial como por parte de usuarios domésticos. Eso lo saben los ciberdelincuentes y ponen aquí sus miras.

Todo esto hace que sea necesario contar con un buen proveedor de correo electrónico, que sea seguro y mantenga nuestros datos a salvo. También hay que mencionar la importancia de los protocolos que utilizan y los mecanismos de defensa. Ahí es donde entra en juego DMARC. Vamos a explicar qué es y cómo ayuda a proteger la seguridad al utilizar el correo electrónico.

Qué es DMARC

DMARC son las siglas de Domain-based Message Authentication, Reporting and Conformance. En español lo podríamos traducir como Autenticación de Mensajes Basada en Dominios, Informes y Conformidad. Es un mecanismo muy útil e importante para el correo electrónico ya que permite la autenticación.

¿En qué consiste este mecanismo exactamente? Permite a los responsables de un dominio de correo electrónico poder protegerlo y evitar que haya un uso sin autorización. Básicamente es lo que conocemos como e-mail Spoofing, que es la suplantación de identidad y una de las técnicas más utilizadas para llevar a cabo ataques por e-mail.

Por tanto, el objetivo de DMARC es proteger el correo electrónico y evitar que ese dominio pueda ser utilizado para llevar a cabo ataques que pongan en riesgo la seguridad de una organización o de usuarios particulares. Así logra evitar que pueda ser utilizado para enviar ataques Phishing, Spam y cualquier otra ciberamenaza.

Un servidor de correo que actúe como receptor puede observar la entrada de DNS de DMARC y autenticar ese e-mail según la información disponible. En caso de que ese correo haya pasado el proceso de autenticación, puede pasar y llegar a la bandeja de entrada. Significaría que es fiable.

Hay que indicar que DMARC es compatible y funciona junto a otros mecanismos de autenticación, como SPF y DKIM. Un propietario de un dominio de correo podría hacer pública la información de los registros DNS y poder ser verificados por terceros.

En definitiva, el objetivo de DMARC es hacer que el uso del correo electrónico sea más seguro, más fiable y evitar que su dominio pueda ser utilizado por terceros para llevar a cabo ataques. Es una opción más que hay disponible para evitar problemas que pongan en riesgo la privacidad y seguridad.

Funciones interesantes para utilizar el e-mail

Consejos para proteger el e-mail

Más allá de los protocolos que utilicen los proveedores que utilicemos, las medidas con las que puedan contar, es fundamental tener en cuenta ciertas recomendaciones con el objetivo de proteger el e-mail y evitar cualquier tipo de ataque. Vamos a dar algunos consejos esenciales para ello y reducir así el impacto que podamos tener al usar este medio de comunicación.

Crear siempre contraseñas fuertes

Sin duda uno de los consejos principales que podemos tener en cuenta para proteger nuestro correo electrónico, así como cualquier otra aplicación o servicio que usemos, es utilizar siempre contraseñas que sean realmente fuertes y complejas.

Se trata de la principal barrera que tenemos para evitar la entrada de intrusos. Va a ser muy importante que esas claves cuenten con los requisitos adecuados para ser considerada como compleja y segura. Debe contener letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y también recomendamos incluir símbolos especiales.

No exponer nuestra dirección de forma pública

Esto también es muy importante. Uno de los problemas del correo electrónico es la entrada de Spam. Puede ser utilizado como un medio para colar malware en nuestros sistemas. Ahora bien, ¿Cómo obtienen nuestra dirección de correo electrónico? Una de las formas más comunes es a través de bots que rastrean la red en busca de direcciones para incluir en su lista.

Por tanto, no debemos hacer pública nuestra dirección de e-mail a la hora de poner un mensaje en un foro o comentario en una página web. Podría estar disponible para que cualquiera llegara a conocer la dirección.

Utilizar programas seguros y actualizados

Otra cuestión importante es utilizar únicamente programas que sean seguros y que estén correctamente actualizados. No debemos hacer uso de aplicaciones que no sean fiables para iniciar sesión en nuestra cuenta de correo electrónico. Esto podría poner en peligro nuestra seguridad.

Debemos asegurarnos además de que esas herramientas que estamos usando estén actualizadas correctamente. Sería un error utilizar programas obsoletos, que puedan tener vulnerabilidades sin corregir y que serían aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques y afectar al buen funcionamiento y seguridad de los dispositivos.

Tener siempre programas de seguridad

Además de esto, otro factor muy importante es tener siempre herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede evitar la entrada de malware que comprometa la seguridad del correo electrónico y la de nuestros dispositivos. Es algo que debemos aplicar sin importar el tipo de sistema operativo o qué equipo estemos utilizando.

Hoy en día podemos contar con muchos programas de seguridad, tanto gratuitos como de pago. No solo hablamos de antivirus, sino también de cortafuegos o extensiones para el navegador, por ejemplo. En todos los casos el objetivo es preservar la entrada de software malicioso que pueda afectarnos.

Mejorar la seguridad de una página web

Sentido común

Pero quizás lo más importante de todo es el sentido común. Gran parte de los ataques cibernéticos que llegan por correo electrónico requieren de la interacción del usuario. Por ejemplo hablamos del Phishing, que va a requerir que descarguemos algo o iniciemos sesión a través de un link malicioso. También es común que envíen archivos adjuntos que en realidad son maliciosos.

Por tanto, mantener el sentido común y evitar cometer errores va a ser muy importante para proteger la seguridad en el correo electrónico y en el día a día utilizando nuestros dispositivos. Es algo que debemos tener presente en todo momento.

En definitiva, DMARC es un mecanismo muy importante para la seguridad del correo electrónico. Hemos dado también algunos consejos esenciales que podemos poner en práctica y evitar así problemas que afecten a nuestra seguridad.