Servidor virtual vs servidor cloud: principales diferencias

Servidor virtual vs servidor cloud: principales diferencias

Javier Jiménez

El alojamiento web es un factor muy importante para cualquier empresa o usuario particular que quiera tener un servidor. Sin embargo hay que tener en cuenta que podemos contar con diferentes opciones que se adaptan a nuestras necesidades. En este artículo vamos a explicar las diferencias entre un servidor virtual y un servidor cloud. A veces pueden confundirse, pero no son lo mismo.

Qué es un servidor virtual

En primer lugar vamos a explicar qué es un servidor virtual o VPS. Se trata de un método con el que podemos crear entornos virtuales a partir de un servidor físico. Esto significa que vamos a poder dividirlo en varios servidores y cada uno de ellos va a funcionar de forma independiente como un equipo propio.

Aunque a nivel de software cada uno de estos servidores virtuales van a funcionar de forma independiente, en realidad comparten el mismo hardware.

A los servidores virtuales también se les conoce simplemente como VPS. Cada uno de estos VPS o servidores virtuales que creamos puede tener una configuración propia y autónoma del resto. Esto es útil para los usuarios que necesiten un buen rendimiento según qué situación.

En definitiva, un servidor virtual nos ofrece muchas opciones para nuestro hosting. Tenemos un control total a nivel de software, cada uno de ellos puede ser diferente, pero no tanta autonomía a nivel de hardware.

Qué es un servidor cloud

Un servidor cloud tiene un concepto diferente. Como sabemos la nube es algo que está cada vez más presente en el día a día de usuarios particulares y empresas. Nos permite alojar contenido en Internet y poder acceder desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo.

Básicamente podemos decir que un servidor cloud es una máquina virtual que se utiliza como si fuera un servidor físico. Utiliza la virtualización para dividir un servidor físico en diferentes máquinas virtuales.

Generalmente un servidor cloud va a ser más completo, va a tener más características y posibilidades para los usuarios que quieran utilizarlo como hosting.

Qué es la multicloud

Principales diferencias

A diferencia de un servidor virtual ofrece más flexibilidad al permitir alojar en diferentes nodos, en vez de depender tanto del servidor físico al que pertenece. También hay que tener en cuenta que un servidor cloud utiliza la tecnología Xen o KVM y así permite emular perfectamente el comportamiento de un servidor físico. Un VPS está más sujeto a los recursos asignados.

Otro punto interesante es que un servidor cloud cuenta con diferentes tipos de gestión, mientras que un servidor virtual no suele permitir diferentes administraciones.

Respecto al precio, algo que puede ser fundamental para muchos usuarios, los VPS son más económicos que los servidores cloud. Un VPS cobra un precio fijo cada mes, mientras que un servidor cloud cobra según el consumo real que hayamos hecho.

En cuanto a los fallos, un servidor cloud es tolerante a los problemas de hardware, mientras que un servidor virtual no lo es. Esto es así ya que el primero cuenta con una infraestructura para abstraerse del hardware, mientras que el segundo está alojado en único equipo físico. También hay que indicar que un servidor cloud tiene tecnología swap. Esto es interesante en caso de que consumamos la memoria RAM y poder tirar de esta función para seguir funcionando. Si un VPN se queda sin memoria podría apagarse o bloquearse.

En definitiva, podemos decir que en cuanto al hosting tenemos varias opciones disponibles. Cada una de ellas, como hemos visto, puede tener puntos positivos y negativos. Al final dependerá de cada usuario, de lo que requiera realmente, para elegir una u otra opción. No obstante, en cuanto a características y funciones podemos decir que un servidor cloud es más sofisticado y cuenta con más variedades que un servidor VPS, que suelen estar más limitados.