IaaS, PaaS, CaaS y SaaS: conoce estos términos relacionados con la nube

El uso de la nube ha ganado un peso muy importante en los últimos años. Cada vez tenemos más equipos conectados a la red y en muchas ocasiones es necesario acceder a ellos de forma remota. Por ejemplo el trabajo remoto necesita de disponer de ciertos recursos y dispositivos accesibles desde cualquier lugar. Sin embargo, a la hora de usar la nube entran en juego diferentes tipos de términos, características y servicios. En este artículo vamos a hablar de algunos de ellos. Vamos a explicar en qué consiste IaaS, PaaS, CaaS y SaaS.

Gran aumento de los servicios en la nube

Como hemos mencionado, cada vez tenemos más herramientas que nos permiten utilizar la nube en nuestros dispositivos. Son muchos los servicios que podemos usar, tanto gratuitos como de pago. Nos permiten alojar contenido y tenerlo disponible en cualquier lugar, crear copias de seguridad en cualquier equipo, liberar espacio, compartir con otros usuarios…

Sin duda el abanico de posibilidades de la nube es muy amplio. En los últimos tiempos ha aumentado especialmente debido al teletrabajo. Son más los usuarios que desempeñan sus funciones de forma remota desde sus hogares o cualquier lugar. Para que esto sea posible, en ocasiones es imprescindible conectarse de forma remota al lugar de trabajo o usar diferentes equipos.

Los avances en la tecnología hacen que tengamos muchas más opciones a nuestra disposición. Esto también se traduce en determinados términos que debemos conocer para usar la nube correctamente. Hablamos de funciones, características, servicios… Hay una gran cantidad de palabras relacionadas con esta tecnología.

Términos principales de la nube

Vamos a mostrar una serie de términos que podemos denominar como principales a la hora de utilizar la nube. Vamos a centrarnos en IaaS, PaaS, CaaS y SaaS. Veremos cuáles son los principales elementos que componen cada uno de ellos, su uso y especificaciones.

IaaS

Uno de los términos que queremos mostrar es IaaS. Viene de Infraestructura como Servicio o Infraestructure as a Service, en inglés. En este caso se trata de un servicio que ofrece a los clientes una serie de recursos, tanto físicos como virtuales. Por ejemplo podemos nombrar cortafuegos, una máquina virtual, almacenamiento, etc.

Podemos decir que es una parte fundamental para la computación en la nube. Se utilizan por ejemplo para virtualizar equipos en la nube. De esta forma no necesitamos tener múltiples equipos físicos, con sus respectivos recursos físicos, sino simplemente utilizar la nube y servicios con los que poder trabajar de forma virtual.

Dentro de los servicios que se basan en IaaS podemos nombrar Google Compute Engine, OpenStack, Amazon EC2 o Azure Virtual Machine.

Vulnerabilidades en Microsoft Azure

PaaS

Otro de los términos de los que vamos a hablar es PaaS. En este caso se trata del acrónimo de Platform as a Service. En español lo podemos traducir como Plataforma como Servicio. Es un entorno que forma parte de la nube y permite entregar una gran cantidad de servicios, como aplicaciones en la nube.

También cuenta con una serie de infraestructura indispensable. Por ejemplo podemos nombrar servidores, almacenamiento y redes para su funcionamiento. A través de estos servicios, un usuario puede desarrollar una determinada aplicación, ejecutarla y administrarla. Básicamente es una plataforma que permite desarrollar aplicaciones.

Gracias PaaS, una empresa no va a necesitar crear y desarrollar sus propias aplicaciones, ni tener espacio en un servidor propio, software específico para crear un entorno de programación y seguridad. Todo esto lo van a tener al alcance de la mano, de una manera más sencilla.

Aquí podemos nombrar también algunos servicios como ejemplo. Podemos mencionar OpenShift, Cloud Foundry, The Heroku Platform, Deis o el servicio de Google App Engine.

CaaS

La palabra CaaS viene de Container as a Service. Si lo traducimos al español diríamos Contenedor como Servicio. En este caso podemos decir que es algo intermedio entre los dos anteriores que explicamos. Es un método de virtualización que está basado en contenedores, como su nombre indica.

Estos contenedores a demanda son ofrecidos a los usuarios a través de un servicio en la nube. En estos contenedores se pueden implantar el producto final. Podemos nombrar algunos servicios que cuentan con esta posibilidad, como OpenStack Magnum o Docker Universal Control Plane.

Por qué crece el uso de la multicloud

SaaS

En este caso, SaaS es el acrónimo de Software as a Service o Software como Servicio. También lo podemos encontrar como Software bajo demanda. Es un servicio que básicamente ofrece al usuario una aplicación determinada sin necesidad de tener que instalar nada o llevar a cabo algún tipo de despliegue.

Esto es algo muy útil y que facilita mucho el trabajo en determinados momentos. Los usuarios tan solo tienen que entrar en el servicio y poder utilizar la aplicación una vez lo han contratado. Puede ser tanto gratuito como de pago.

Podemos nombrar algunos ejemplos muy del día a día como serían redes sociales como Facebook o Twitter, así como plataformas de reproducción de vídeo en Streaming como Netflix. Estamos usando servicios en la nube para ello.

FaaS

Por otra parte, otro término que queremos mostrar es FaaS. Este acrónimo viene de Functions as a Service. Lo podemos traducir como Funciones como Servicio. Nuevamente utiliza las ventajas de la computación en la nube. Permite ejecutar aplicaciones a través de contenedores que se crean en un momento y el desarrollador no debe preocuparse por ello.

De esta forma un usuario también va a reducir la infraestructura e inversión que se necesita. Otro punto importante es que solamente se generan costes en caso de que sea utilizado. Mientras no se esté ejecutando, no tendría ningún coste.

En definitiva, estos son algunos términos de servicios que forman parte de la computación en la nube. Hemos mencionado que es algo que está cada vez más presente en nuestro día a día y conforme avance el tiempo tendremos más y más posibilidades. Utilizaremos cada vez más dispositivos que se conectan a la red de forma inalámbrica, pero además de forma remota. No tendremos que estar físicamente en un lugar determinado para trabajar o para hacer uso de un programa. Hemos visto algunos  términos como IaaS, PaaS, CaaS, SaaS o FaaS y de qué manera pueden ayudar en nuestro día a día.

¡Sé el primero en comentar!