WinSCP: Instalación, configuración y uso de este cliente SCP, SFTP, FTP y FTPES

WinSCP es un programa para sistemas Windows que nos permitirá conectarnos a múltiples servidores con diferentes protocolos. Si tenemos en nuestro hogar o empresa, un servidor FTP, FTPS, FTPES, SFTP o queremos utilizar el protocolo SCP para transferir ficheros, este programa WinSCP nos permitirá transferir archivos muy fácilmente desde su interfaz gráfica de usuario. Hoy en RedesZone os vamos a explicar sus principales características, cómo se instala y cómo podemos utilizarlo.

WinSCP es un cliente multiprotocolo totalmente gratuito, es compatible con los protocolos FTP, FTPS, FTPES, SFTP, WebDAV, S3 y también soporta SCP. Este programa está específicamente diseñado para sistemas operativos Microsoft Windows, y consume muy pocos recursos del sistema. WinSCP destaca sobre otros clientes por ofrecer scripts y funcionalidades avanzadas de un administrador de archivos.

Algunas de las principales características de WinSCP son que dispone de interfaz gráfica de usuario, está disponible en varios idiomas, dispone de integración total con Windows a la hora de arrastrar un archivo y soltarlo, para que automáticamente lo transfiera al servidor. Un aspecto muy interesante es que soporta tanto SCP como SFTP, dos protocolos basados en SSH. Además, también soporta el estándar WebDAV e incluso podremos conectarnos con Amazon S3.

Otras características importantes son que nos permite sincronizar directorios de varias maneras, ya sea de manera semiautomática, o totalmente automáticas. Dispone de un editor de texto integrado, y es compatible con el popular programa PuTTY.

Cómo instalar WinSCP

Para instalar WinSCP debemos saber que solo es compatible con sistemas operativos Windows. Podéis descargarlo desde la web oficial de WinSCP.

Una vez descargado, tendremos que ejecutar el instalador, y tener varias cosas en cuenta. La primera es el tipo de instalación, os recomendamos que elijáis “instalación típica” y la segunda cuestión importante es elegir el tipo de interfaz que queréis usar, os recomendamos la denominada “NC”, para tener dos paneles en el propio programa, el de la izquierda que sean los directorios locales, y el de la derecha que sea el directorio remoto donde nos hayamos conectado. Teniendo en cuenta estas dos opciones de configuración de su asistente de instalación, ya tendremos instalado este gran programa WinSCP.

Puesta en marcha y utilización de WinSCP

Una vez ha terminado el instalador, se nos abrirá automáticamente WinSCP y nos saldrá una ventana en el centro para que configuremos nuestro servidor. Es muy sencillo, en la parte derecha debemos elegir en «protocolo», el protocolo que usa nuestro servidor (SFTP, SCP, FTP, WebDAV o Amazon S3). Debajo debemos introducir el nombre o dirección IP del servidor al que queremos conectarnos, junto a su puerto a la derecha. Por último, debemos introducir el usuario y contraseña de acceso al servidor.

Tenemos seguidamente las opciones de «guardar», que nos guardaría el servidor configurado en “sitios” o la opción «avanzado» donde podemos configurar diferentes opciones de SFTP, Shell, Proxy, SSH.

Cuando clicamos en «guardar», nos da la opción de poner el nombre que queramos y añadirlo a un grupo si lo deseamos. Esto puede ser muy útil si tenemos diferentes ubicaciones, para guardar todos los servidores en su ubicación correcta. Por último, nos da la opción de guardar la contraseña de acceso a ese servidor y de crear un acceso directo en el escritorio al servidor.

Su interfaz es realmente sencilla, en la pantalla de la izquierda tenemos acceso directo a los archivos y directorios de nuestro equipo, y en la parte derecha los a archivos y directorios del servidor.

Herramientas

Dentro del menú herramientas tenemos unas opciones muy interesantes:

  • Importar sitios: Con esta opción podemos importar “sitios” almacenados en los programas PuTTY, FileZilla, o SSH.

  • Importar / restaurar configuración: Con esta opción podemos cargar un archivo con los datos de configuración de WinSCP.
  • Exportar / respaldar configuración: Con esta opción podemos guardar en un archivo los datos de configuración de WinSCP.
  • Eliminar rastros: Con esta opción podemos eliminar el log de diferentes archivos para mantener nuestra privacidad.

  • Ejecutar Pageant: Con esta opción podemos ejecutar el programa Pageant.
  • Ejecutar PuTTYgen: Con esta opción se nos abrirá si tenemos instalado el programa PuTTY el generador de claves.

  • Comprobar actualizaciones: Nos sirve para mirar si disponemos de la última versión de WinSCP.
  • Preferencias: Desde aquí podemos cambiar absolutamente todas las opciones de WinSCP.

Administrar

En administrar tenemos diferentes opciones:

  • Conectar: Nos sirve para conectar al servidor que tengamos seleccionado.

  • Abrir en PuTTY: Con esta opción se nos abrirá el servidor seleccionado con el programa PuTTY.
  • Opciones editar, renombrar, clonar y eliminar: Nos sirve para realizar estas acciones sobre el servidor que tenemos seleccionado.
  • General URL / código de sesión: Nos genera un enlace en código txt para poder compartirlo con otros usuarios.

  • Nuevo Grupo: Nos permite crear grupos para guardar nuestros servidores.

Después de ver todas las opciones más importantes que tenemos en WinSCP, podemos decir que estamos ante un programa muy fácil de usar gracias a su simplicidad en cuanto a opciones, pero a la vez muy completo. Si estáis buscando un cliente FTP con FTPS/FTPES, un cliente SFTP y SCP todo en uno, sin lugar a dudas WinSCP es una gran alternativa al popular FileZilla Client que ya hemos visto anteriormente en RedesZone.