Cómo debe ser una buena VPN para navegar seguro y rápido

Cómo debe ser una buena VPN para navegar seguro y rápido

Javier Jiménez

Los servicios VPN están muy presentes hoy en día. Son herramientas muy utilizadas tanto por usuarios particulares como por organizaciones. Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades, ya que podemos usar opciones que son gratuitas y otras que son de pago. Siempre podemos elegir también alguna que podamos utilizar en diferentes sistemas operativos y dispositivos. En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar qué debemos tener en cuenta al elegir una VPN.

Para qué sirve una VPN

Los servicios VPN tienen diferentes usos que podemos aprovechar. Por un lado está lógicamente la seguridad y privacidad, pero además también nos permiten acceder a determinados servicios que puedan estar restringidos. Son herramientas que cuentan con un gran abanico de posibilidades y que podemos aplicar en dispositivos móviles y también en equipos de escritorio.

Lo primero que hay que mencionar es que una VPN sirve para cifrar nuestras conexiones. Esto es muy útil si por ejemplo vamos a conectarnos desde redes públicas como puede ser el Wi-Fi de un aeropuerto o un centro comercial. Este tipo de servicios cifra nuestra conexión y los datos viajan en un túnel y así evitamos que posibles intrusos puedan acceder. Por tanto mejora nuestra privacidad y seguridad.

También hay que tener en cuenta que un servicio de este tipo va a permitir acceder a contenido que pueda estar restringido en un determinado país. Por ejemplo si estamos de viaje y queremos ver una serie española que se emite en un canal de televisión y podemos ver por Internet, pero ese canal está restringido en el extranjero. Podemos simular que estamos en España gracias a este tipo de redes privadas virtuales.

Podría darse el caso contrario, que queramos acceder desde España a contenido de otro país o simular nuestra ubicación para poder comprar un producto, por ejemplo. Esto lo permite este tipo de herramientas.

Usos de los servicios VPN

Cómo elegir una VPN

Ahora bien, hay que tener en cuenta que no todas las VPN son iguales. Es importante tener presentes diferentes factores que pueden influir en el funcionamiento del servicio y, en definitiva, beneficiar o no nuestra navegación. Necesitamos tener en cuenta todos estos puntos que vamos a mencionar para elegir correctamente la que más se adapte a lo que realmente queremos.

Cantidad de servidores

Sin duda uno de los factores más importantes a la hora de elegir una buena VPN es tener en cuenta la cantidad de servidores disponibles. Esto nos va a permitir conectarnos y tener mayores garantías de que va a funcionar correctamente. Es posible que en ocasiones nos conectemos a un servidor y no funcione bien o que en nuestra ubicación no sea el más óptimo. Por ello mientras más opciones tengamos, mejor.

También es importante tener una buena cantidad de países disponibles. Más allá del número de servidores también importa la cifra de países disponibles. De esta forma podremos conectarnos a ciertos servicios que solo estén disponibles en una nación en concreto o utilizar servidores que estén en lugares donde una determinada plataforma va a funcionar mejor, por ejemplo.

País o países donde administran la información

Esto es algo importante para mantener la privacidad a salvo. Debemos tener en cuenta la nación en la que están los servidores de esa VPN y por tanto en qué leyes se van a regir sus normativas.

De esta forma podremos optar por un país donde respeten la privacidad y tengan leyes que aseguren los datos de los usuarios. Podremos descartar aquellos países  que puedan utilizar nuestra información de forma que la privacidad personal se vea perjudicada.

Multiplataforma

¿Vamos a conectarnos desde varios dispositivos? Posiblemente nos interese optar por una VPN que cuente con versiones para diferentes tipos de sistemas operativos. De esta forma podremos conectarnos desde el móvil y otros dispositivos similares, así como en equipos de escritorio.

Posibles restricciones

En ocasiones podemos utilizar una VPN que tenga restricciones en su uso. Por ejemplo es común que algunas permitan utilizar hasta un límite de datos al mes o al día. También puede pasar que limiten el tiempo de uso.

En definitiva son restricciones que pueden afectar al funcionamiento normal de cualquier servicio de este tipo y que podría perjudicar la navegación. Es interesante que antes de adquirir un servicio VPN consultemos estos detalles para no llevarnos sorpresas en un futuro.

Registros o no

Otra cuestión más a tener en cuenta es observar si esa VPN que vamos a utilizar guarda o no nuestros registros. En ocasiones pueden recopilar información de la navegación. Ya sabemos que hoy en día nuestros datos tienen un gran valor en la red y son muchas las empresas que buscan la manera en la que pueden obtener información para posteriormente incluir a los usuarios en campañas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso venderla a terceros.

Por tanto esto es algo que hay que tener en cuenta al elegir una VPN. Necesitamos conocer si va a almacenar o no registro de nuestra navegación. Normalmente las versiones gratuitas o de prueba son las que más utilizan esta estrategia.

IP compartida o no

Algunos servicios VPN pueden compartir la dirección IP entre usuarios. Esto puede ser un problema, ya que a la hora de navegar por Internet estaremos utilizando una dirección IP que es compartida con otros usuarios.

¿Qué puede significar esto? Lo primero es que el rendimiento puede ser peor. Pero además de ello también hay problemas de privacidad. Incluso puede ocurrir que hayan baneado a un usuario por algún motivo en una plataforma y nosotros, que utilizamos esa misma IP compartida, no podamos acceder al servicio.

Cifrado adecuado

La seguridad es algo fundamental. Es importante que tengamos en cuenta el tipo de cifrado que puede utilizar ese servicio VPN que estamos pensando en contratar. Podemos buscar información al respecto y ver si realmente nuestros datos van a estar seguros en la red y no vamos a sufrir ningún problema.

Métodos e información de pago

¿Una VPN pide demasiada información personal al realizar el pago? Quizás pueda utilizar esos datos para fines estadísticos o de alguna manera comprometer nuestra privacidad. Eso podría ser un problema si queremos preservar siempre nuestra información personal.

Por ello recomendamos observar siempre los métodos de pago permitidos y qué tipo de información pueden solicitar. Así nos aseguraremos de elegir un servicio realmente anónimo y seguro.

Los servicios VPN están en auge

En los tiempos actuales los servicios VPN han aumentado mucho. Cada vez son más los usuarios que utilizan este tipo de herramientas y no solo por seguridad. Es una realidad que el teletrabajo está cada vez más presente. Esto significa que muchos trabajadores pueden necesitar acceder a su lugar de trabajo sin estar físicamente allí. Para ello pueden utilizar una red privada virtual.

Esto hace que la oferta de herramientas de este tipo haya aumentado. Tenemos muchas opciones tanto para equipos de escritorio como para dispositivos móviles. Sin embargo como hemos visto no todas ellas son iguales. Es vital que elijamos correctamente la que más se adapte a lo que necesitamos y así no tener problemas a la hora de navegar por la red.

En definitiva, estos son algunos puntos que debemos tener en cuenta si vamos a elegir un servicio VPN para navegar. Debemos observar bien cuál vamos a escoger y no tener complicaciones al navegar.

Os dejamos un artículo con las mejores VPN.