¿Por qué el VDSL ha fracasado en España?

¿Por qué el VDSL ha fracasado en España?

Adrián Crespo

El gran desconocido para muchos o el conocido para unos pocos. Así es como podríamos catalogar a esta tecnología basada en cobre y que está pasando por España sin pena ni gloria. Al contrario que en países nórdicos, donde VDSL proporciona hasta más 75 Mbps de descarga, en nuestro país únicamente se ha limitado a ofertas de 30 Mbps y queremos buscar los motivos de que esto haya sucedido.

Todo comenzó con una prueba comercial que la operadora Movistar llevó a cabo, instalando DSLAM remotos en las comunidades y utilizando cobre en el último tramo. Posteriormente pasó a comercializarse para los usuarios que estuviesen a menos de 500-600 metros, ofreciendo HD y 10 o 30 Mbps de velocidad de bajada. Posteriormente esta tecnología fue adoptada por Jazztel y Vodafone, que hoy en día son los que más están ofreciendo modalidades recurriendo a esta tecnología.

Sin embargo, el VDSL no ha encontrado en España los usuarios suficientes para llegar a destacar como lo hizo el ADSL2+. Por este motivo, hemos querido buscar cuáles han podido ser los causantes de que estos se haya producido, aunque es probable que muchos de vosotros ya tengáis en la cabeza algún motivo.

Problemas que han afectado al VDSL

topologia_red_5

En primer lugar hay que hacer mención al mal estado en el que se encuentran los pares que se utilizan para ofrecer servicio de cobre a los usuarios. Muchas cajas se encuentran abiertas  y expuestas a los fenómenos adversos. Teniendo en cuenta que el VDSL es más sensible al mal estado del par de cobre que el ADSL o ADSL2+, se trata sin lugar a dudas de un hándicap que incluso han tenido que sufrir los usuarios que están relativamente cerca de la central.

Otro problema puede estar centrado en el precio que han tenido estas conexiones, que desde luego que no ha sido barato. A día de hoy solo Jazztel y Vodafone ofrecen precios competitivos para poder adquirir una conexión a Internet que haga uso de esta tecnología.

La falta de inversión también podría ser considerado como algo relacionado con los pares de cobre en mal estado. Se trata de una infraestructura antigua que no ha sido renovada. Por este motivo los usuarios disponen de tantos problemas de sincronismo en ADSL2+ y en muchos caso se han visto obligado a cancelar el pedido de la conexión VDSL por la inestabilidad de la línea.

Falta de apoyo por el operador dominante. Y cuando hablamos de operador dominante hablamos de Movistar. A día de hoy Jazztel y en menor medida Vodafone son los únicos que continúan apostando de forma más o menos seria por ofrecer conexiones a Internet que utilicen esta tecnología.

Muchos usuarios dicen el cobre está obsoleto y que el futuro es la fibra, pero seguro que más de uno piensa que una buena conexión VDSL de 30 megas sería más que suficiente en muchos casos.

¿Crees que los operadores de nuestro país no han mostrado interés por esta tecnología?