Los SSD pueden perder la información ante variaciones de temperatura

Escrito por Adrián Crespo
NAS

Hasta hace un año y medio el uso de los SSD se limitaba únicamente a los equipos de sobremesa. Sin embargo, su tamaño y su adaptación a diferentes interfaces ha provocado que se haya extendido su aplicación a servidores y dispositivos NAS, algo que puede suponer un problema para la información almacenada y que puede provocar su pérdida.

Para que nos hagamos una idea, se trata de un tipo de tecnología que se puede encontrar incluso en los smartphones y tabletas que utilizamos a diario, por lo que el problema puede alcanzar una dimensión bastante importante. Según los expertos en seguridad que han descubierto este problema, los SSD más recientes y con un rendimiento superior son los afectados por este problema que se puede traducir en la pérdida de los datos por una variación de la temperatura del dispositivo, aunque hay que añadir que no supone la rotura de la unidad de almacenamiento o al menos de forma instantánea, por lo que esta sigue siendo útil.

En un ordenador la refrigeración es más o menos aceptable, sin embargo, en servidores y equipos NAS esto no sucede y muchas veces su ubicación dentro de un armario cerrado y sin ningún tipo de ventilación puede resultar perjudicial.

Los expertos encargados de realizar el estudio han querido acotar las temperaturas consideradas como problemáticas.

Los problemas pueden aparecer en un SSD a 30 grados de temperatura o más

Aunque someter a estos dispositivos a temperaturas de 25 grados podrían provocar problemas puntuales, las cifras problemáticas comienzan con los 30 grados, siendo esta temperatura la que puede derivar en que la duración prometida por el fabricante (garantizando la retención de la información de forma correcta durante al menos dos años) se vea reducida a más de la mitad. Aunque hemos dicho con anterioridad que no tiene porqué producirse la rotura de la unidad, los expertos han detectado en algunos dispositivos que tras este fallo el tiempo hasta que se produce el fallo que condena al SSD a ser cambiado es de apenas un mes, deduciendo que una vez que suceda esto lo mejor es realizar la sustitución.

Las altas temperaturas y la falta de corriente aceleran el proceso

Tal y como hemos dicho, las temperaturas altas fomentan la aparición de este problema, o mejor dicho, aceleran el proceso. Expertos han encontrado que si a las altas temperaturas añades una falta de corriente continuada la pérdida de datos se producirá mucho antes de lo esperado.

Se tratan de unidades de almacenamiento aún muy caras y su utilización en servidores es muy limitada, recomendando tras la detección de este problema la utilización de discos mecánicos.

Te puede interesar:

Fuente | MalwareTips

Últimos análisis

Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10