Las 10 aplicaciones imprescindibles que debes instalar en un Raspberry Pi

Escrito por Rubén Velasco
Redes

El Raspberry Pi es el mini-ordenador más utilizado de todo el mundo. Gracias a la versatilidad de este dispositivo es posible utilizarlo prácticamente como nos imaginemos, desde como un sencillo router o un NAS hasta como un completo ordenador, todo ello, eso sí, basado en Linux. La última versión del Raspberry Pi, además, cuenta con una potencia bastante considerable como para funcionar como un ordenador convencional y, gracias a que está basado en Linux, la mayoría de las aplicaciones nos serán conocidas y nos permitirán no echar nada en falta.

El Raspberry Pi tiene un gran soporte y una gran comunidad. Actualmente existen un gran número de sistemas operativos que nos permiten ahorrarnos horas de configuración y, simplemente grabándolos a una tarjeta de memoria, poder tener ya un sistema especializado para una determinada tarea. Raspbian es el sistema operativo oficial para este mini-ordenador, un sistema operativo basado en Debian totalmente funcional que nos va a permitir instalar cualquier aplicación y realizar cualquier configuración de manera que podamos utilizarlo sin problemas para el fin que necesitemos.

Frontal de la Raspberry Pi 2

El principal inconveniente de este mini-ordenador es que su arquitectura es ARM y no todas las aplicaciones están compiladas para funcionar sobre ella (aunque sí es verdad que la variedad cada vez es mayor). Por ello, en este artículo os vamos a listar las aplicaciones que consideramos esenciales para poder utilizar el Raspberry Pi como un completo mini-ordenador.

El listado de las aplicaciones es original del portal MakeUseOf, aunque hemos preferido cambiar algunas demasiado específicas para dar aún más funcionalidad al Raspberry Pi.

Aplicaciones esenciales para un Raspberry Pi

Como hemos dicho, lo primero que debemos hacer es instalarle Raspbian, ya que será sobre él donde instalaremos todas estas aplicaciones.

Una vez que tenemos el sistema operativo ya funcionando, lo primero que vamos a instalar va a ser Chromium para poder navegar por Internet. Las versiones más modernas de Raspbian ya lo traen instalado, por lo que, si ya la tenemos, no tenemos que hacer nada más. Si aún no tenemos el sistema actualizado, debemos hacerlo con los comandos:

  • sudo apt-get update
  • sudo apt-get upgrade

Otra de las aplicaciones imprescindibles es Synaptic, este maravilloso gestor de paquetes para sistemas Linux. Desde él vamos a poder gestionar fácilmente todos los paquetes, solucionar posibles problemas de dependencias e instalar todo lo que necesitemos. Para ello, simplemente ejecutaremos:

  • sudo apt-get install synaptic

VLC Player es la tercera de las aplicaciones que no pueden faltar en nuestro Raspberry Pi. Gracias a esta aplicación vamos a poder reproducir prácticamente cualquier archivo multimedia sin problemas igual que en un ordenador. Para instalarlo, simplemente abriremos el menú “Preferencias > Agregar o quitar programas” y lo añadiremos desde allí.

VLC Raspbian

Si vamos a conectar memorias USB a nuestro Raspberry Pi y queremos poder acceder a ellas fácilmente a través de nuestra red local, USB Over IP tampoco debe faltar en el sistema. Aunque esta aplicación puede resultar algo complicada de configurar y utilizar, merece la pena dedicarle algunos minutos, ya que luego nos facilitará enormemente el poder gestionar los archivos del RPi de forma remota.

Podemos descargar y ver la documentación de esta herramienta desde el siguiente enlace.

Por muy moderno que sea el Raspberry Pi, lo retro no pasa de moda. Por ello, una vez instaladas las aplicaciones anteriores, la quinta aplicación que instalaremos será DoxBox. Gracias a ella vamos a poder ejecutar aplicaciones y juegos antiguos, de MS-DOS, en nuestro RPi. Para instalarla, el proceso es igual al de VLC.

Junto a DosBox, otra de las aplicaciones que podemos instalar es RetroPie. Siguiendo el siguiente manual (que se resume en ejecutar un par de scripts), podemos instalar Libretro y EmulationStation fácilmente en nuestro Raspberry para poder utilizarlo como una completa retro-consola.

En séptimo lugar, si nuestro dispositivo va a estar conectado a Internet, lo siguiente que debemos instalar es un cliente torrent. Aunque existen muchos en el mercado, nuestro favorito siempre ha sido y será Transmission. Además, para funcionar en este mini-ordenador, concretamente vamos a utilizar la versión daemon que solo habilita el servicio para poder gestionarlo de forma remota sin depender de una interfaz gráfica.

Transmission 2.92 para Windows

Aprovechando la conectividad, también es posible convertir nuestro mini-ordenador en una nube privada similar a Dropbox. Para ello, vamos a utilizar NextCloud, herramienta que podemos instalar tal como se explica en el siguiente enlace.

Kodi es la aplicación de moda y, como es obvio, no puede faltar en nuestro Raspberry Pi. Una vez instalado, junto a VLC, nuestro mini-ordenador ya tendrá todo lo necesario para funcionar como un completo centro multimedia. Para instalar esta aplicación, podemos hacerlo tecleando en nuestro terminal:

  • sudo apt-get install kodi

En cuanto a la décima aplicación, no sabría exactamente cuál elegir. Si vamos a trabajar, por ejemplo, con Arduino, podemos instalar Arduino IDE, si queremos mejorar la apariencia del terminal por defecto, Guake también es una buena opción, e incluso si queremos poder realizar copias de la tarjeta SD, SD Card Copier podría servirnos también.

Sea como sea, gracias a estas aplicaciones, vamos a poder tener nuestro Raspberry Pi como un completo ordenador que nos servirá para todo, desde como un servidor NAS conectado a la red local hasta como un completo centro de entretenimiento y multimedia, todo con este dispositivo de poco más de 30 euros.

¿Qué otras aplicaciones considerarías imprescindibles para el Raspberry Pi?

Fuente > Makeuseof


Últimos análisis

Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10