Cómo afecta un malware a un navegador web

Escrito por Adrián Crespo

Existen varios tipos de programas maliciosos que pueden afectar a tu equipo. Obviamente, disponer de un sistema operativo Windows provoca que el riesgo sea mayor. En este artículo os queremos ofrecer todas las claves relacionadas con los navegadores web y cómo el malware afecta a su configuración, y por lo tanto también su funcionamiento.

Teniendo en cuenta que cada vez son más las operaciones que se realizan a través del navegador web, muchas de ellas con información importante de por medio, los ciberdelincuentes son conscientes de que estos softwares son el objetivo.

La finalidad no es otra que infectar el equipo y conseguir llevar a cabo el robo de información. En la mayoría de los casos, se ayudan de la configuración del navegador web para realizar esta tarea, tal y como veremos posteriormente.

Mozilla Firefox, Google Chrome, Interne Explorer, Opera, y así hasta completar un listado bastante amplio de navegadores web que existen en la actualidad y que pueden verse afectados por los malware de igual forma.

¿Qué aspectos pueden verse afectados?

En este punto vamos a recoger cuáles son las modificaciones que el programa malicioso puede realizar sobre nuestro navegador web.

En primer lugar, tenemos que hablar de las barras de herramientas. Son bastante comunes y lejos de añadir funcionalidad adicional, entorpecen la navegación web, resultan do en muchos casos intrusivas mientras se está navegando por las páginas web.

Otro aspecto a tener en cuenta es el motor de búsqueda. En la mayoría de las infecciones malware que afectan a los navegadores, se produce el cambio del motor de búsqueda. Esto en principio no supone un problema de seguridad para la información.

Los más preocupante sería la configuración de servidores proxy en el navegador web que son propiedad de los ciberdelincuentes. Esto podría afectar de forma importante en la navegación web, ya que esta pasaría por un recurso de los ciberdelincuentes. El resultado sería la interceptación de la información y su posterior recopilación.

¿Qué tipo de software puede realizar estos cambios?

Hemos hablado de malware en general, pero es necesario acotar un poco los tipos que actúan sobre los navegadores web.

Los adware son los que fundamentalmente realizan este tipo de cambios, pero también podemos hablar de troyanos o algunos keyloggers.

Hace varios años, era uno de los ataques más comunes. Sin embargo, con el auge de los terminales móviles ha perdido peso frente a otros métodos de ataque.

¿Cómo puedo evitar que suceda esto?

Conviene prestar atención a los ejecutables que descargamos. Una vía es la presencia en instaladores de otras aplicaciones, de ahí que sea fundamental prestar atención al proceso de instalación.

La presencia de una herramienta antivirus debería facilitar la detección de estos malwares. Sin embargo, es probable que no sea capaz de detener la modificación del motor de búsqueda.

Mi navegador web ya está afectado, ¿qué hago?

La solución a aplicar no es complicada. Ejecuta Malwarebytes o cualquier otro software similar. Una vez finalizado el proceso y eliminados los archivos detectados, tendremos que restaurar el navegador a valores por defecto. De esta forma nos aseguraremos que eliminamos cualquier configuración alterada por el malware.

Últimos análisis

Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8