La llegada de eventos y canales lineales a Netflix: Posibilidades y consecuencias

Escrito por Adrián Crespo

Esta semana saltaba la noticia de la negociación existente entre Liberty Media, propietario de los derechos de la F1 y los responsables de Netflix. Si las conversaciones llegan a buen puerto, los usuarios de este servicio dispondrían de acceso al visionado de los Grandes Premios, aunque aún sin concretar bajo qué condiciones. ¿Crees que la llegada de estos contenidos a este servicio puede afectar de forma negativa a los servicios IPTV?

Nuestros compañeros de ADSLZone ya se hicieron eco de las negociaciones que existen para llevar este deporte a la plataforma de contenidos bajo demanda el próximo año. Esto abre las puertas a la llegada de otros deportes o eventos al servicios. Si finalmente las negociaciones llegan a buen puerto, sería un atractivo más con el que contaría el servicio, aunque aún hay que ver cuáles son las condiciones que permiten el acceso al visionado de la F1.

¿MotoGP, fútbol, rygby? Si finalmente se produce, podría ser el punto de inflexión, permitiendo la negociación con los gestores de los derechos de otros deportes. Además de series y películas, el usuario contaría con eventos deportivos por un precio mucho más asequible que el que ofrecen los operadores en sus servicios de IPTV.

¿Cómo puede afectar la llegada de la F1 a los servicios IPTV?

Hasta el momento, este tipo de contenidos han sido exclusivos de las grandes plataformas de pago. Es decir, ha sido un punto a favor que los servicios de vídeo bajo demanda no han podido explotar. Pero estas negociaciones crean un nuevo escenario que podría someter a las plataformas, viéndose obligadas a tomar decisiones para mejorar su oferta. Obviamente, estamos hablando sin saber si las conversaciones llegarán a buen puerto. Lo que está claro es que es sí finalmente se produce el acuerdo, será algo beneficioso para los usuarios.

Todo depende del suplemento que habría que pagar por acceder a estos contenidos. Un precio de 3-4 euros sería algo asumible por parte de la mayoría de los usuarios, que lo verían con muy buenos ojos.

Ese escenario al que llegaríamos sería: contratar solo Internet y teléfono fijo con el operador, buscando servicios de vídeo bajo demanda que permitan acceder a películas, series y también deportes.

Flexibilidad, la gran baza de Netflix

Muchos usuarios se quejan de las pocas opciones que ofrecen los operadores, obligando a los usuarios a pagar por algo que no quieren. Esto es algo con lo que deben jugar los responsables de estos servicios. La llegada de deportes implicaría que el usuario pagase por lo que quiere ver, reduciendo de forma considerable lo que se paga de forma mensual por servicios multimedia.

Si finalmente todo llega a buen puerto, otros servicios replicarán el movimiento de Netflix, poniendo en serios aprietos a los servicios IPTV de los grandes operadores.

Algunos ya lo ven como un paso intermedio a la llegada de canales lineales. Sin embargo, esto cada vez posee menos atractivo entre los usuarios. La tendencia es ver lo que uno quiere y cuando crea conveniente. De ahí que los canales lineales tengan fecha de caducidad a medio plazo.

¿Crees que los servicios de vídeo bajo demanda ganarían cuota de mercado ofreciendo contenidos deportivos a un precio contenido? ¿Crees que los canales lineales tienen cada vez menos sentido?