El gestor de contraseñas Bitwarden da el salto y ya está disponible en versión de escritorio

Escrito por Javier Jiménez

Contar con una contraseña segura es algo vital para mantener la seguridad de nuestras cuentas. No basta con una clave cualquiera, como sabemos; tenemos que crear una compleja, que contenga a ser posible números, letras (mayúsculas y minúsculas), así como otros caracteres que le otorguen esa dificultad añadida. Hay que evitar datos que nos relacionen (nombres, fechas de nacimiento, etc). Pero, ¿cómo crear algo así? Ahí es donde entran en juego los gestores de contraseña. Hoy hablamos de Bitwarden y de su salto como versión de escritorio.

Bitwarden como versión de escritorio

La función de un gestor de contraseñas es generar una clave aleatoria y que además la recuerden. Así evitamos que podamos olvidar alguna puntual. Ya sabemos que lo ideal es que para cada cuenta tengamos una distinta. Pero claro, utilizamos varias cuentas de correos, redes sociales muy diversas, registros en páginas… Al final son demasiadas y a veces cuesta recordarlas todas, sobre todo aquellas que usamos menos.

Bitwarden surgió como un gestor de contraseñas de código abierto. En un principio funcionaba en la nube, en aplicaciones para móviles y como extensión para algunos de los principales navegadores como Mozilla Firefox, Google Chrome, Microsoft Edge u Opera.

Ahora la noticia es que Bitwarden ha dado el salto y está disponible como aplicación de escritorio. Está disponible para los principales sistemas operativos como Microsoft Windows, Linux o macOS.

Su instalador para Windows funciona a través de Internet. Esto quiere decir que necesitamos tener una conexión activa cuando vayamos a instalarlo.

Mismos datos que en la extensión

Para aquellos que tenían Bitwarden como extensión, sabrán que contaban con una contraseña maestra. Esa misma clave, así como su dirección, podrán usarla para la versión de escritorio. Para quienes quieran probarlo por primera vez, pueden crearse una cuenta a través de la aplicación. Es un proceso sencillo.

Como podemos imaginar, la funcionalidad es prácticamente la misma. Tanto en la versión de escritorio como en la extensión para navegadores, es muy parecido. Cambia, eso sí, la interfaz. El diseño difiere en algunos aspectos. Por lo demás, estamos ante un gestor de contraseñas útil con el que podemos salvaguardar nuestras claves personales.

Entre las opciones que encontramos se encuentra la de generar una contraseña. Esto es algo común en este tipo de programas. Le podemos dar una serie de parámetros como la longitud y el uso de caracteres, por ejemplo. También tenemos la opción de separar las cuentas en carpetas, así como acceder al historial de contraseñas.

Eso sí, la versión de escritorio en algunos aspectos no es tan completa como la versión web. Al menos de momento. No podemos ubicar las opciones de importación y exportación, por ejemplo. Tampoco crear reglas de dominio o asociar varios nombres de dominio entre sí.

En definitiva, tenemos una nueva opción para utilizar un gestor de contraseñas en versión de escritorio. Bitwarden ha dado el salto y ya no solo estará disponible como extensión de los principales navegadores. También podremos instalarlo en nuestro equipo y poder administrar fácilmente todas nuestras claves. Así podremos mantener la seguridad y privacidad de nuestras cuentas.

Lo podemos descargar desde su web oficial.

Fuente > Ghacks