Cómo poner una contraseña a un disco duro externo con Windows

Escrito por Adrián Crespo

Tener un disco duro externo o una memoria USB no es inverosímil. Podría decirse que casi la totalidad de los usuarios posee, al menos, un dispositivo de almacenamiento de estas características. Pero, ¿qué sucede si lo perdemos? Toda la información quedaría expuesta. Por este motivo, os vamos a enseñar la forma de proteger tanto los discos duros externos como las memorias USB utilizando Windows.

Como gadget que se puede transportar de forma sencilla, podemos extraviarlo y no percatarnos de ello hasta pasadas unas horas. Este es un tiempo más que suficiente para acceder a la información y proceder a su robo.

La llegada de Windows 10 ha supuesto una revolución en algunos aspectos. Uno de ellos es el número de herramientas existentes. Por este motivo, en este artículo os vamos a enseñar cómo proteger las memorias USB utilizando una utilidad disponible en el sistema operativo de los Redmond.

¿Por qué poner una contraseña a unidades externas?

Tal y como hemos indicado al comienzo de este artículo, estos gadgets han transformado la forma de intercambiar y transportar información. Su tamaño es sin lugar a dudas una de las mejores bazas con las que cuentan. Sin embargo, existen algunos problemas asociados. Para ser más precisos, existe uno principal: la pérdida de la memoria USB. Esto podría provocar que la información fuese accesible, produciéndose su robo.

Por este motivo, fijar una contraseña puede ayudar a proteger la información de una forma mucho más eficaz.

Para gadgets que se van a utilizar en un entorno doméstico no compensa fijar una contraseña. Sin embargo, si son memorias USB que se van a utilizar en entornos públicos sí conviene establecer esta seguridad para dificultar el acceso a la información.

¿Se puede eliminar cuando se necesite?

De la misma forma que podemos fijar esta protección para evitar accesos no autorizados a la información almacenada, el usuario puede llevar a cabo su desactivación a través del sistema operativo Windows. Obviamente, para realizar operación se necesita conocer la clave fijada para completar el proceso al 100%.

Podríamos decir que, de la misma forma que se fija, también se puede eliminar.

Proceso para poner una contraseña de acceso a un disco duro externo

Para proteger, tanto memorias USB como discos duros externos, nos vamos a servir de Bitlocker, una herramienta que está incluida desde Windows Vista y Windows Server 2008.

El proceso es muy sencillo y se puede seguir de forma detallada a través del siguiente manual:

Cómo cifrar y proteger la información almacenada en memorias USB utilizando Windows

En caso de pérdida de la clave de cifrado, se podrá recuperar la información con la clave generada por la propia herramienta. Por este motivo, conviene almacenarla en un lugar seguro para disponer de la oportunidad de recuperar la información almacenada en las unidades de almacenamiento extraibles.

Con Bitlocker y con la ayuda de este manual, no existe ninguna escusa para no proteger la información.

Puedes consultar más manuales relacionados con los sistemas operativos Windows en la sección que tenemos dedicada.