Nueva versión de reCAPTCHA que pone fin a las molestas imágenes

Escrito por Javier Jiménez

Seguro que en más de una ocasión nos hemos encontrado con alguna prueba para verificar que somos humanos y no un bot. A veces incluso llega a ser molesto (y complicado en algunas ocasiones) resolver lo que nos muestran. Esto es lo que se conoce como reCAPTCHA, que fue una actualización del antiguo CAPTCHA. Antes teníamos que resolver pequeñas cuentas matemáticas, por ejemplo. Posteriormente se pasó a seleccionar imágenes y cosas similares. Ahora esto puede tener sus horas contadas. Al menos en eso trabaja Google con esta nueva versión.

Nueva versión de reCAPTCHA para olvidarnos de las imágenes

El reCAPTCHA es historia, como adelantan los compañeros de ADSLZone. La nueva tecnología aparca a un lado los cuadros de imágenes en los que teníamos que seleccionar aquellas fotos que tuvieran coche o aquellas en las que aparece un cartel, por ejemplo. Ahora este proceso será más rápido y cómodo para los usuarios.

La denominada como versión 3 de reCAPTCHA todavía está en fase de pruebas y tardará un tiempo en llegar de manera definitiva. Sin embargo ya podemos informar de cómo funciona. Para verificar si somos humano o bot, Google tendrá en cuenta la interacción del usuario. Es decir, mirará aspectos como el movimiento del ratón, cómo navegamos por la web y diferentes parámetros.

Gracias a esto logra puntuar al usuario de 0 a 1. La máxima puntuación confirma que de verdad somos humano, mientras que la menor indicaría que se trata de un bot en realidad. De esta manera Google facilita la navegación a los usuarios. Hace que sea más cómodo verificar que no somos un robot.

Métodos de captchas

Evitar la navegación de bots

La razón por la que existen estos métodos de verificación es para evitar la navegación de bots que puedan afectar al buen funcionamiento de una página. Por ejemplo con esto se evita el spam en los foros. También para la creación de cuentas y verificar que realmente somos una persona y no un robot detrás de ella.

Estos métodos llevan en Internet desde hace muchos años. Ahora, como hemos informado, Google trabaja en la versión 3 de reCAPTCHA. Esta nueva versión hará más fácil a los usuarios poder demostrar que son humanos y no arañas informáticas. Todo estará más automatizado en función de la interacción de los propios usuarios.

Algunos de estos desafíos eran molestos para los usuarios. Incluso podían llegar a ser complejos, en cierta medida. A veces los usuarios van con prisas y fallan a la hora de seleccionar las imágenes que piden, por ejemplo. Diremos adiós, al menos en un tiempo, a tener que seleccionar cuántas fotos de árboles hay en las que nos muestran o cuántas de esas fotos tienen un escaparate.

En un artículo anterior hablamos de CloudFlare Edge Pass. Se trata de una extensión para Google Chrome y Mozilla Firefox, los dos navegadores más utilizados, que ayuda a los usuarios a saltarse los captchas.

Fuente > ADSLZone