reCAPTCHA no funciona en Chrome: por qué ocurre y cómo solucionarlo

reCAPTCHA no funciona en Chrome: por qué ocurre y cómo solucionarlo

Javier Jiménez

Al navegar por Internet te puedes encontrar con diferentes problemas que te impidan cargar páginas web o acceder a determinados servicios. Estos fallos suelen venir por el navegador. Tal vez una mala configuración, un problema con el software, algún virus… En esta ocasión, toca hablar de cómo solucionar el fallo de que no funcione el reCAPTCHA en Chrome y otros navegadores. Un problema que te puede surgir en cualquier momento.

En cualquier instante, te puede aparecer un error de reCAPTCHA. Por suerte, existen diferentes soluciones al respecto. Aunque antes de conocer las opciones que tienes para arreglar el fallo, si nunca habías oído hablar de esto, es importante conocer qué es y las distintas versiones que existen. De esta forma, cuando te vuelva a dar problemas, sabrás qué puedes hacer para solucionar y navegar con total normalidad por la red.

 

Qué es un Captcha, para qué se utiliza y tipos

El CAPTCHA viene de las siglas en inglés Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart. Esto traducido del inglés significa prueba de Turing completamente automática y pública para diferenciar a los ordenadores de los seres humanos. En este caso nos encontramos con una serie de test controladas por máquinas que tiene como objetivo determinar cuando el usuario es una persona o un programa automático, también conocido como bot. Hay que señalar que es muy parecido a la prueba de Turing, pero con la diferencia que en esta prueba el juez es una máquina, en vez de una persona como en el original. Por ese motivo también se le conoce como test de Turing inverso.

 

Tipos más habituales

Respecto a los tipos de Captcha más habituales que solemos encontrar tenemos:

  • Basados en texto: consiste en un desafío visual en los que los caracteres alfanuméricos están distorsionados. Esto hace que dificulte al ordenador su capacidad para reconocer y dividir el texto.
  • Los de cálculos matemáticos sencillos en los que el usuario debe resolver operaciones matemáticas sencillas.
  • El Captcha visual: en ellos se presentan una serie de fotografías y debemos hacer clic en todas las que contengan el elemento que nos piden.
  • Basados en los análisis de conducta o comportamiento. Un ejemplo serían las versiones v.2.0 y v3.0 de reCaptcha.

Un ejemplo de un captcha visual sería este:

La finalidad del Captcha es evitar el tráfico abusivo. En Internet tenemos sitios web con servicios gratuitos que esperan ser rentables gracias a los ingresos publicitarios. El problema está en que se pueden utilizar bots para hacer clics en banners de publicidad para obtener ganancias fraudulentas. Estos bots o programas están preparados para introducir Captchas automáticamente y suponen un grave problema.

El término Captcha se empezó a utilizar en el año 2000. Tanto el Captcha como el reCaptcha se les conoce popularmente como Captcha. En ese sentido hay que señalar que reCaptcha está desarrollado por Google y está basado en análisis de conducta o comportamiento. Actualmente está disponible la versión 3 que está basada en un sistema de puntaje y que pueden utilizar los administradores de sitios web.

 

El captcha «No soy un robot»

Antes de hablar de la extensión de navegador que introduce el Captcha automáticamente para «I’m not a robot / No soy un robot» vamos a conocerlo un poco mejor. Este tipo de captcha suele verse mucho en sitios webs de descargas de archivos e imágenes. Aquí tenéis un ejemplo de lo que veríais al principio:

Este tipo de captcha concretamente sería un reCaptcha, por lo que va a estudiar nuestra conducta y comportamiento. Los bots suelen hacer clic en el centro de la casilla de verificación, mientras que los seres humanos lo hacemos en algún lugar de la casilla aleatorio. Esto ayuda a Google a considerar si ese usuario es una persona real o un bot. También en la versión 3.0 de reCaptcha cada usuario va a tener una puntuación diferente, en función de cómo se interactúa en esa web, los movimientos del ratón y el tiempo que dedique a cada sección de la web.

Además, si entramos a Internet a través de una red corporativa de una empresa en la que muchos usuarios utilizan una misma IP o también usando una VPN, nos podrían llegar a considerar como un robot. Cuando tenemos algún malware instalado o formamos parte de una botnet y realizamos muchas consultas, nos pueden considerar como una máquina. En los casos que nos considere como un robot, nos aparecerá una pantalla similar a esta en la que deberemos resolver varios puzzles de este tipo:

Por otra parte, no nos considerará como un bot si tras pulsar la casilla de verificación, descargamos el contenido o accedemos al sitio web directamente. Entonces veremos una imagen como la siguiente. Además, a continuación, toca ver la extensión del navegador para rellenar este captcha automáticamente.

 

Qué es reCAPTCHA

En muchas ocasiones al acceder a una página web nos aparece un mensaje para verificar que somos un usuario real y no un bot. Esto permite ofrecer un servicio correcto, sin que llegue a comprometer a la propia web o a cualquier usuario. Básicamente esto es lo que hace reCAPTCHA. Es un servicio que pertenece a Google, gratuito, que verifica que la entrada en una página o plataforma es llevada a cabo por un humano y no un bot. Sirve para ayudar a esos sitios a evitar la entrada de diferentes herramientas automatizadas que incluso puedan derivar en el envío de Spam y amenazas.

El uso por parte de los usuarios es muy sencillo. El internauta entra en una página y le aparece un cuadro en el que tiene que marcar que no es un bot y de esta forma verifica que es humano. Es similar a otras opciones que podemos ver en las que hay que marcar una serie de números, imágenes, etc. Sin embargo, en este caso el proceso es más rápido y sencillo.

reCAPTCHA, como todo en el mundo de la informática, también ha evolucionado, actualmente cuenta con tres versiones. Todas estas, afectan directamente a la experiencia del usuario, por lo cual son importantes.

 

Primera versión

La primera versión se trataba de un proyecto independiente de una empresa que fue comprada por Google en 2009. Esta funcionaba de modo que el usuario tenía que copiar en un recuadro un texto que tenía cierta dificultad a la hora de leerlo. Este contaba con dos palabras. Una de ellas era conocida por el sistema, y la otra contenía palabras que el sistema no podía reconocer.

Al usuario se le pedía que introdujera ambas palabras en el recuadro como un texto. Si la primera palabra coincidía, este interpretaba que había muchas posibilidades de que el usuario también podía introducir correctamente la segunda palabra. Si las dos coincidían, se consideraba correcta. Y ya en el año 2012, Google comenzó a incluir imágenes en este sistema.

 

Segunda versión

También llamada noCAPTCHA, apareció en 2014. Esta se creó con la intención de hacer la verificación más compleja, presentándonos algunas veces, una caja con un check de verificación con la etiqueta de “No soy un robot”. Cuando este se pulsaba, el sistema revisaba el comportamiento anterior del usuario y en función de todos los datos, decide si es válido o no.

El algoritmo de esta versión, es secreto, obviamente. Pero se sabe que usa datos tales como las cookies activas y la dirección IP, para ver el comportamiento en internet. Otra función interesante, es que puede analizar el movimiento del ratón. Ya que esta misma acción, realizada por un bot, sería mucho más automatizada, o perfecta, por decirlo de algún modo.

 

Tercera versión

La tercera versión. También recibe el nombre de reCAPTCHA invisible. Esta se presentó a finales de 2018 y apareció en 2019, con el objetivo de que los usuarios no tengan que realizar ninguna acción para verificar que no se trata de un bot. Esta se basa en muchos parámetros para calificar a los usuarios entre un 0.0 y un 1.0, que indica más o menos posibilidades de que se trate de un bot.

Esta versión cuenta con bastantes mejoras con respecto a las anteriores, como, por ejemplo, el no ser tan intrusiva. Pero también tiene sus inconvenientes para los sitios web, a que puede aumentar la carga de la página, y que envía más información a los servidores de Google.

Sin embargo, hay veces en las que aparece un error y no funciona reCAPTCHA en Chrome o cualquier navegador. Nos aparece un mensaje indicando que la verificación ha fallado. Esto va a impedir que podamos abrir un sitio web o iniciar sesión.

El principal motivo de esta versión 3 es resultar menos molesta para los humanos, a la vez que dará un mayor control a los administradores de los sitios web, facilitando puntuaciones de visitantes siguiendo el método que vimos al principio, de forma que es posible determinar de forma sencilla si se trata de un tráfico real, o por la contra son bots o es dañino. También permite que se generen scripts para realizar operaciones automáticas basadas en el tráfico. Esto permite que si un visitante, por algún motivo recibe una puntuación baja, este script se active y solicite una autenticación de dos factores o que verifique el acceso mediante un correo electrónico o sms.

Por otro lado, como es un sistema invisible, permite que se aplique a más sitios de una página web o servicio, de forma que aumenta la seguridad. Esto puede ser en las secciones de comentarios, compras, y cualquier acción que el usuario pueda realizar dentro del sitio web.

Como hemos visto, el umbral varía entre el 0.0 y el 1.0, pero, para los usuarios se utiliza un umbral de 0,5 y siempre que uno tenga una puntuación inferior a este valor, necesitará realizar una autenticación para demostrar que realmente es un humano. En todo caso, estos valores pueden ser personalizados, dependiendo de lo estricto que sea el sitio web. Por otro lado, este sistema utilizará una función de aprendizaje automático, para luchar contra el abuso de los bots.

 

Captcha VS reCaptchas

Estos dos términos son básicamente lo mismo. En un inicio, Captcha se utilizaba para representar a la tecnología en sí, y ReCaptcha apareció como una evolución del anterior. Por lo cual siempre que hablemos de alguno de los dos, estaremos haciendo referencia a ambos términos.

Con el paso del tiempo, y según la tecnología evolucione, se les puede ir cambiando el nombre, pero esto suele ser por cuestiones de marketing, para dar a entender que el cambio es lo suficientemente grande como para tal cambio a nivel de nombre.

 

¿Se puede saltar el captcha?

Lo primero que debemos recordar en estos casos, es que se trata de un sistema de seguridad. Por lo cual, si nos lo saltamos, estamos quitando capas de seguridad a la hora de acceder a algún servicio. Esto puede no ser muy buena idea en muchos casos, pero si estamos totalmente seguros de que nadie más va a tocar nuestro equipo, se puede hacer. En muchos casos, esto es algo que nos puede hacer perder tiempo, sobre todo debido a que muchas veces no son cosas simples. En ocasiones requiere dedicar un momento a estos, lo cual, si tenemos que hacer muchos a lo largo del día, puede ser incómodo.

Para esto tenemos algunas formas en las que podemos anular los captchas. Se hace mediante el uso de extensiones de navegador. Pero antes de instalar nada, debemos tener cuidado siempre que se instala cualquier herramienta nueva. En casos como Google Chrome, tenemos cierta tranquilidad debido a los estándares que establece en su tienda de extensiones. Pero esto puede fallar, y en muchos navegadores puede llegar a ser algo peligroso. Nuestros datos y acciones en internet, es algo que se puede ver seriamente comprometido cuando instalamos cosas nuevas. En todo caso, algunas de las más conocidas son:

  • Buster: Es uno de los complementos más populares para Google Chrome, y que está dedicado a eliminar los captchas. Su misión es simple, ahorrar tiempo y evitarnos tener que hacer todos los ReCaptcha cuando estamos navegando. Pero esta tiene su truco, y es que realmente no está eliminando estas medidas, l que hace es resolverlas de forma automática. Y puede hacerlo tanto si se trata de imágenes como audio.
  • recaptcha Autoclick: Esta extensión cumple la función de marcado en las casillas para indicar que no somos un robot. Su uso es muy sencillo, sobre todo porque no necesita un reconocimiento de imagen o audio. Si bien es un tiempo muy bajo el que nos va a ahorrar, es una opción que tenemos disponible.
 

¿Pueden desaparecer?

Los reCAPTCHA son una forma común de prueba de seguridad utilizada en sitios web para verificar si un usuario es un humano o un bot automatizado. Han sido ampliamente adoptados debido a su eficacia para proteger contra el spam, el abuso y los ataques cibernéticos. Sin embargo, surge la pregunta de si los reCAPTCHA pueden desaparecer en el futuro. Para ello, se pueden explorar diferentes opciones.

  • Avances tecnológicos: A medida que avanza la tecnología, es posible que surjan métodos más sofisticados y eficientes para verificar la autenticidad de los usuarios sin necesidad de utilizar reCAPTCHA. Por ejemplo, podrían desarrollarse algoritmos de inteligencia artificial capaces de analizar el comportamiento del usuario en el sitio web y determinar su naturaleza humana sin la necesidad de resolver pruebas de seguridad adicionales.
  • Nuevas formas de seguridad: A medida que evolucionan las técnicas de seguridad en línea, es posible que se implementen métodos alternativos más efectivos para proteger los sitios web contra bots y actividades maliciosas. Esto podría incluir el uso de sistemas de detección de comportamiento, análisis de tráfico en tiempo real o incluso tecnologías biométricas para autenticar a los usuarios.
  • Mejoras en la experiencia del usuario: Aunque los reCAPTCHA han demostrado ser efectivos en la lucha contra el spam y los ataques cibernéticos, también pueden resultar frustrantes para los usuarios legítimos. En respuesta a esto, es posible que se busquen soluciones que mantengan un alto nivel de seguridad sin requerir la intervención constante de los usuarios. Esto podría implicar la implementación de métodos de seguridad más discretos o transparentes que no interrumpan la experiencia del usuario.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los reCAPTCHA han demostrado ser una herramienta efectiva para proteger los sitios web y minimizar la actividad de bots automatizados. A medida que evolucionan las amenazas en línea, es probable que también evolucionen las medidas de seguridad, y es posible que los reCAPTCHA sigan siendo una parte integral de esa evolución.

 

Por qué no funciona reCAPTCHA en el navegador

Es importante conocer los principales motivos por los cuales reCAPTCHA da fallos en el navegador. No hay una razón concreta, sino una serie de posibilidades a tener en cuenta y posteriormente poder solucionarlo para navegar correctamente.

 

Estamos navegando con una VPN o proxy

Contar con una VPN o navegar a través de un proxy es algo muy habitual. Tenemos a nuestra disposición muchos servicios de este tipo. Nos permiten evitar posibles bloqueos geográficos que pueda haber, así como preservar la información personal si nos conectamos desde una red pública.

Sin embargo, esta podría ser la razón por la que no funciona reCAPTCHA en el navegador. Podría estar generando conflicto con la red y no permitir que verifiquemos que realmente somos un usuario legítimo y no un bot. Especialmente ocurre si usas una VPN gratuita y no funcione correctamente.

Nuestro consejo para evitar problemas de este tipo es que siempre utilices una VPN de garantías. Hay muchas opciones disponibles en Internet, pero debes elegir correctamente. Algunas como NordVPN o ExpressVPN funcionan muy bien, son fiables y no suelen generar problemas de este tipo a la hora de navegar por la red o usar determinados programas online.

 

El navegador no está actualizado

Este error ocurre en el navegador, por lo que una de las causas que también pueden motivar este problema es que no esté actualizado. Tener software obsoleto puede ser la fuente de muchos errores a la hora de conectarnos a la red y hacer uso de nuestros dispositivos. Si tienes Google Chrome sin actualizar, tal vez sea el motivo.

Normalmente tener un programa desactualizado, como puede ser el navegador, va a traer problemas a la hora de funcionar. Pero también puede generar fallos de seguridad que permitan que un intruso pueda explotar esa vulnerabilidad y poner en riesgo el sistema.

Actualizarlo es muy sencillo y no importa qué navegador utilices. Este error de reCAPTCHA al navegar puede ocurrir siempre que uses una versión obsoleta y no importa cuál sea el navegador que tengas instalado.

 

Fallo puntual

Aunque no lo creas, también puede ser un error puntual que no se repite siempre, pero que puede aparecer en más de una ocasión a lo largo del tiempo. Si este es tu caso, puedes probar las siguientes soluciones que encontrarás más adelante. Pero, lo cierto es que siempre puedes recurrir de manera puntual a otros navegadores cuando te aparezca el error con el reCAPTCHA.

Por otro lado, también tienes la opción de reiniciar el ordenador o probar desde otro dispositivo. Y es que muchas veces no es culpa ni de tu Internet ni del navegador, sino del propio equipo que estás utilizando en ese momento.

 

Malware en el sistema

Por supuesto también podría ocurrir que tengamos algún tipo de software malicioso. Especialmente puede tratarse de algún adware en el navegador, aunque podría ser algún troyano, virus o cualquier amenaza en el sistema. Puede ocurrir si, por ejemplo, has instalado algún complemento recientemente.

Ya sabemos que los piratas informáticos utilizan muchas estrategias para poner en riesgo nuestros equipos. Muchos ataques podrían afectar al buen funcionamiento del navegador y derivar en fallos como el que describimos en este artículo. De ahí la importancia de siempre instalar software seguro.

Si has instalado recientemente alguna extensión y ha aparecido alguna barra adicional en el navegador o notas que algo no funciona bien, puede ser esa la causa. Muchos complementos del navegador tienen malware. Siempre debes descargarlos de sitios oficiales y seguros y de esta forma evitarás muchos problemas.

 

Estamos conectados desde una IP sospechosa

Es una razón muy común en estos casos. El sitio web interpreta que estamos conectados desde una IP sospechosa y cree que podemos ser un bot. Esto puede ocurrir si navegamos en un Wi-Fi público, por ejemplo, donde hay muchos usuarios dentro. También en el caso de acceder a la red desde una VPN.

Ocurre frecuentemente cuando usamos una VPN gratuita o de pocas garantías. Eso puede provocar que la dirección IP sea marcada como sospechosa y aparecer problemas de este tipo que impidan que podamos navegar con normalidad. Es importante que siempre utilices programas de garantías.

Una vez más, elegir bien la VPN que vas a usar para navegar puede librarte de problemas de este tipo. No importa si vas a navegar desde el ordenador o el móvil, ya que en ambos casos podrían generar fallos y es mejor asegurarse de que la que has instalado es de garantías. Siempre puedes informarte en Internet, a través de foros especializados o mirando artículos de expertos.

 

Qué hacer para solucionar problemas con reCAPTCHA

Hemos visto cuáles son las principales razones por las cuales aparece el error de reCAPTCHA en el navegador. Ahora vamos a explicar algunas cuestiones a tener en cuenta para evitar que esto se convierta en un problema y poder navegar con normalidad.

 

Mantener el equipo seguro

Por supuesto una de las cuestiones más importantes para evitar el fallo de reCAPTCHA y otros similares que puedan aparecer en el navegador es mantener el equipo siempre seguro. Para ello podemos hacer uso de muchas herramientas, que las hay disponibles para todo tipo de sistemas operativos.

Podemos utilizar un antivirus, también firewall e incluso extensiones para el navegador. Todo esto va a ayudarnos a evitar la entrada de malware que pueda llegar a afectarnos. Debemos mantener la seguridad a todos los niveles y reducir así los problemas. Un buen antivirus es Microsoft Defender, que viene integrado con los sistemas operativos de Windows. No obstante, hay muchas opciones más como pueden ser Avast o Bitdefender. Sea cual sea la que elijas, debes asegurarte de que funciona correctamente y va a protegerte bien.

 

Borra el caché del navegador

Una de las muchas soluciones que tienes en tu mano es la de borrar el caché del navegador que estés utilizando. Da igual que sea Chrome u otro de los muchos que puedes instalar en tu equipo. En cualquier caso, debes saber qué esto puede influir. Por lo que, si te falla, al ser una alternativa de las más fáciles de probar, tiene que ser una de las primeras opciones que debes probar para acabar con el error del reCAPTCHA.

En Google Chrome, por ejemplo, solamente debes ir a los tres puntos que encuentras en la parte superior derecha del navegador y tocar en Configuración. Una vez dentro, ve al apartado de Privacidad y seguridad. En este menú, encontrarás la opción de Borrar datos de navegación. Por lo que deberás eliminar por completo la caché. Lo bueno de este navegador es que te ofrece elegir el tiempo: última hora, 7 días, 24 horas… Además, estos mismos pasos te podrían servir de guía si en tu caso estás utilizando otra aplicación para navegar por Internet.

 

Actualizar sistema y navegador

Un punto que no podemos olvidar es mantener tanto el sistema como el navegador correctamente actualizado. En muchas ocasiones aparecen vulnerabilidades, fallos, que pueden provocar este tipo de errores, además de servir como puerta de entrada a los piratas informáticos.

Esto hace que debamos contar siempre con todos los parches y actualizaciones que haya disponibles. Pero especialmente hay que tener en cuenta la importancia de contar con la última versión del navegador, para evitar que quede obsoleto y genere este tipo de error. En el caso de Windows debes ir a Inicio, entras en Configuración y pinchas en Windows Update. Automáticamente comenzará el proceso de instalación de posibles nuevas actualizaciones.

Actualizar Windows 11

En el caso del navegador, en Google Chrome tienes que ir al menú de arriba a la derecha, entras en Ayuda y pinchas en Información de Google Chrome. Se abrirá una nueva ventana donde comenzará a revisar la versión instalada y agregar una nueva en caso de que haya disponible.

Actualizar Google Chrome

Si utilizas otro navegador, como puede ser Mozilla Firefox o Safari, el proceso para actualizarlos es similar. Siempre debes asegurarte de que cuentas con la última versión y así evitarás los molestos problemas con reCAPTCHA o cualquier fallo que impida navegar con normalidad y entrar en una página web.

Cualquier programa que conectes a Internet, por ejemplo, para hacer videollamadas o descargar archivos, debería estar también actualizado. No solo evitarás fallos de este tipo, sino también problemas de seguridad que puedan comprometer tu privacidad en la red.

 

Restablecer el navegador

Muchas veces cambiamos algunos parámetros en el navegador, los cuales generan más problemas que beneficios. Este puede ser el caso para que surja un error con los reCaptchas. Para tratar de solucionarlo tenemos dos opciones, la primera será revertir toda la configuración del navegador como vamos a ver a continuación.

  • Iniciamos Google Chrome.
  • En la barra de búsqueda, escribimos chrome://settings/reset, o acudimos a la pestaña de Configuración directamente.
  • Una vez dentro, pinchamos en Restaurar los valores predeterminados originales de la configuración.
  • Nos aparecerá una ventana donde nos preguntará si estamos seguros de proceder, junto con algunas de las acciones que se llevarán a cabo.
  • Una vez termine, tendremos que reiniciar el navegador para que los cambios se apliquen correctamente.

Esto es algo que podemos realizar en todos los navegadores, como puede ser Firefox, Edge, Safari, entre otros. Y la otra opción, es reinstalar el navegador directamente, y para ello simplemente tendremos que ir al panel de control de Windows, y desinstalar el programa, o en la barra de búsqueda, bajamos hasta donde se encuentra. Muchas veces cambiamos algunos parámetros en el navegador, los cuales generan más problemas que beneficios, este puede ser el caso para que surja un error con los reCaptchas.

Esto lo que hará es quitar todos los archivos y configuración del navegador, y cuando lo instalemos de nuevo este vendrá totalmente de serie, con la configuración que Google establece. Si tras esto el problema persiste, tendremos que probar otras opciones para tratar de solucionarlo.

 

Controlar el uso de VPN y proxy

Si vamos a navegar a través de una VPN o proxy y notamos que puede generar problemas de este tipo, deberíamos controlar el uso. Podemos observar la configuración, ver si puede ser un error del servidor desde el que estamos conectados y, en última instancia, probar a utilizar otro servicio diferente.

Algo importante también es siempre utilizar una VPN que sea de garantías. Vas a encontrar un amplio abanico de opciones en Internet, tanto gratuitos como de pago. Sin embargo, no todos ellos van a funcionar igual. Algunas opciones que funcionan bien son, por ejemplo, ExpressVPN o NordVPN. Normalmente cuentan con múltiples servidores y si en algún momento tienes problemas de este tipo, deberías probar a conectarte a otro distinto.

 

Reiniciar la IP

En Windows podemos reiniciar fácilmente la IP desde la línea de comandos. Para ello tenemos que ir a Inicio, accedemos al Símbolo del sistema en modo administrador y ejecutamos ipconfig /renew. Esto podría ayudar a solucionar este fallo, en caso de que fuera el motivo y lo anterior no haya tenido efecto positivo. También podemos dar uso de ipconfig /release, de forma que se eliminará toda la información de esa dirección IP del controlador.

Reiniciar la IP

Si este proceso no funciona, puede deberse a que tenemos configurada una dirección IP estática, por lo cual el cambio o renovación de la misma, nunca funcionará. Para que funcione tendremos que establecerla como dinámica, y el proceso tendrá muchas opciones para establecer.

Después de reiniciar la IP es conveniente reiniciar también el equipo. Así te aseguras de que ha ido bien y puedes probar a ver si el error ha desaparecido. Es un paso que puede ayudar a solventar errores similares a este y viene muy bien.

 

Reiniciar el router

Hemos visto que podría haber problemas también con nuestra IP. Pero el propio router podría gestionar mal las solicitudes. Por tanto, un consejo importante es reiniciar el dispositivo y ver si así se soluciona el fallo. Ahora bien, hay que hacerlo correctamente. Debemos apagar el router y que permanezca así al menos 30 segundos antes de volver a encenderlo. No necesitas desconectarlo de la corriente, ya que lo normal es que tu aparato tenga un botón en la parte de atrás, por lo que solo tendrás que pulsarlo.

Este paso también es muy útil siempre que te encuentres con algún problema con la red. Puede que no gestione correctamente las solicitudes, que haya aparecido algún conflicto con las direcciones IP, etc. Lo puedes solucionar normalmente con apagar el aparato y volver a encenderlo.

Por tanto, estas son algunas de las cuestiones principales que debemos tener en cuenta para evitar el problema de reCAPTCHA en el navegador. Hemos visto cuáles son las razones principales para que aparezca este tipo de fallos, así como algunos consejos básicos para lograr solucionarlos.

 

La extensión de navegador «I’m not robot captcha clicker»

Nos encontramos con una extensión para el navegador Google Chrome que simplemente realiza un clic en la casilla de verificación. De esta forma, podemos decir que introduce el Captcha automáticamente. Si queremos instalar esta extensión para Chrome nos dirigiremos a la Chrome Web Store y pulsaremos sobre este enlace. A continuación, para su instalación veremos una pantalla como esta donde pulsaremos el botón Añadir a Chrome

Más adelante nos preguntará si queremos instalar la extensión «I’m not robot captcha clicker». Aquí lo que tenemos que hacer es pulsar sobre el botón Añadir extensión y con ello finalizamos la instalación.

En cuanto a la política de privacidad, esta extensión no almacena, guarda o transmite ninguna información dentro o fuera de nuestro ordenador. Además, es segura, y también completamente gratuita.

 

Ejemplo de funcionamiento de esta extensión

Una vez instalada la extensión «I’m not robot captcha clicker» vamos a poder introducir Captcha automáticamente cuando sea necesario. Lo primero que vamos a hacer es pinchar sobre el icono gris de extensiones. Allí buscaremos «I’m not robot captcha clicker» y haremos clic en el icono azul de la chincheta. Y habrá que seguir una serie de pasos:

  • A partir de ese momento ya tenemos la extensión visible y activa la extensión en el navegador.
  • En este caso se trata de la que tiene tres franjas horizontales en color morado, blanco y amarillo.
  • Si pulsas sobre dicho icono señalado en la flecha roja, nos mostrará esta información adicional.

  • Aquí no tienes nada que configurar y la extensión está lista para ser utilizada.
  • La próxima vez que entres en una web que tenga el captcha «No soy un robot» verás una imagen como esta:

  • Entonces la extensión que has instalado introducirá el Captcha automáticamente por vosotros haciendo clic en la casilla de verificación.
  • A continuación, verás como el proceso termina con éxito.

Por último, esto debería ser así a menos que estés usando una VPN, visitéis mucho esa web, estéis una red corporativa o que actualice reCaptcha a una versión superior si no actualizan la extensión.

 

Uso de los Captcha

Con el paso del tiempo los Captcha se han visto obligados a evolucionar, buscando ser más efectivos contra nuevas tecnologías que podían saltarlos. Pero a pesar de su efectividad, siempre surge la pregunta sobre si los Captcha están cayendo en desuso o si pierden su efectividad. Es por ello que vamos a ver algunos de los aspectos clave de estos sistemas.

  • Avances tecnológicos: Con el paso del tiempo, la tecnología sigue avanzando. Hoy en día podemos encontrarnos con bots que cada vez son más sofisticados, y algunos de ellos son capaces de superar los desafíos reCaptcha con el uso de diferentes técnicas de aprendizaje. Lo cual ha llevado al desarrollo de nuevos formatos, o de sistemas totalmente nuevos para verificar la identidad de las personas. Como pueden ser los reconocimientos por voz o faciales.
  • Experiencia de usuario: A pesar de que se trata de sistemas muy efectivos, en algunos casos pueden llegar a resultar muy frustrantes para los usuarios. Hay casos donde son complicados de resolver, sobre todo para los usuarios que pueden tener alguna discapacidad visual o problemas de accesibilidad. Lo cual puede hacer que los usuarios abandonen el sitio de forma definitiva.
  • Desarrollo de alternativas: Poco a poco se han desarrollado alternativas a estos sistemas Captcha, buscando mantener la seguridad, pero mejorando la experiencia de los usuarios. Algunas de las nuevas versiones, incluyen desafíos más intuitivos, como las imágenes relacionadas o el completar tareas simples que no requieren interacciones muy complejas.
  • Análisis de comportamiento: Para no depender tanto de los Captcha, se han desarrollado funciones que se basan en el análisis de datos como el comportamiento del usuario. Esto se hace mediante la monitorización de patrones de interacción y navegación. Lo cual puede prevenir actividades sospechosas.

Como puedes ver, los Captcha han evolucionado y siguen evolucionando por adaptarse a las nuevas tecnologías y usos de Internet. Siguen siendo métodos muy efectivos, pero es probable que con el paso del tiempo caigan en el desuso a favor de tecnologías mucho más efectivas, rápidas y seguras.

1 Comentario