InPrivate Desktop: así será el nuevo “sandbox” nativo que llegará a Windows 10 para ejecutar archivos sin peligro

Escrito por Rubén Velasco

Los cajones de arena, o sandbox, hablando en términos de software y seguridad informática son unos espacios de la memoria y el disco duro aislados de todo lo demás donde podemos ejecutar aplicaciones o cualquier binario son total seguridad de manera que, en caso de ocultar un malware o cualquier otro peligro para nuestro ordenador, este quede dentro del propio sandbox y en ningún momento pueda salir de él y afectar al resto del equipo. Existen muchas aplicaciones de sandbox diferentes hoy en día, grandes aplicaciones, como Sandboxie, que incluso son gratuitas. Sin embargo, parece que pronto estas aplicaciones van a pasar a la historia a causa de InPrivate Desktop, lo nuevo que llegará a Windows 10.

Microsoft sigue trabajando en mejorar la seguridad y la fiabilidad de su sistema operativo Windows 10. Tras muchas peticiones por parte de los usuarios, la compañía acaba de hacer pública una de las nuevas funciones, ya disponibles para los usuarios Insider y que dentro de algún tiempo llegará a todos los usuarios, y que busca mejorar la seguridad del sistema operativo al probar aplicaciones o ejecutar programas que no sean de plena confianza: un sandbox nativo en Windows 10.

Invitación InPrivate Desktop

InPrivate Desktop: requisitos y cómo ponerlo en marcha en Windows 10

Bajo el nombre de InPrivate Desktop, Microsoft ha anunciado esta nueva medida de seguridad que permitirá a los administradores de sistemas ejecutar binarios que no sean de plena confianza dentro de un entorno seguro para poder analizar su comportamiento sin poner en peligro el resto del sistema.

Los requisitos mínimos para poder utilizar esta nueva función de Windows 10 serán:

  • Windows 10 Enterprise (build 17718 o posterior).
  • BIOS compatible con Hypervisor.
  • 4 GB de RAM.
  • 5 GB libres en el disco duro.
  • Procesador de 2 núcleos como mínimo.

Si cumplimos con estos requisitos (probablemente el único problema que podemos encontrarnos es el sistema operativo), entonces lo único que nos quedaría por hacer es entrar en la Microsoft Store, la tienda de aplicaciones de Windows 10, y buscar en ella “InPrivate Desktop”. La primera vez que ejecutemos la aplicación nos pedirá permisos de administrador para terminar de instalar y configurar esta función y, tras lo cual, se reiniciará. Cuando el ordenador se reinicie, InPrivate Desktop ya estará totalmente configurado y listo para utilizarlo.

Tras un rato en el Feedback Hub, Microsoft ha retirado la información relacionada con InPrivate Mode, probablemente para continuar con el desarrollo de esta nueva característica, de la cual, por ahora, no se conoce mucha más información ni se sabe cuándo llegará.

¿Qué te parece este nuevo InPrivate Desktop para ofrecer un sandbox nativo en Windows 10?