¿Son tan malas las cookies de Internet? Algunas razones por las que deberías habilitarlas

Escrito por Javier Jiménez

Es común hoy en día encontrarnos con información sobre que las cookies pueden comprometer nuestra privacidad en Internet. Todo el tema de aceptación de cookies genera incertidumbre en los usuarios. No saben realmente si están poniendo sus datos en bandeja o por el contrario es totalmente seguro. Lo cierto es que es un tema complejo en el que podría haber un debate profundo. Sin embargo nosotros nos vamos a centrar hoy en dar algunos datos sobre para qué son útiles las cookies y por qué no son tan malas como muchos piensan. Ya vimos cómo eliminar las cookies en nuestro navegador

La importancia de las cookies en Internet

Las cookies son pequeños archivos de texto que llevan información cuando visitamos una web. Esto hace que nuestra navegación sea más fluida y sencilla. Ayuda a la velocidad de navegación y pueden resultar muy interesantes en muchos casos.

En las compras

Seguro que en alguna ocasión hemos entrado en alguna página para comprar algún producto y lo hemos puesto en la cesta. Posteriormente hemos seguido navegando y ese producto se ha quedado ahí, un poco en el olvido. Luego volvemos a la página porque queremos seguir comprando y añadir algo al carrito y ahí sigue ese producto.

Esto es gracias a las cookies. Nos ayudan a guardar esa información útil que evita que tengamos que buscar nuevamente el producto e introducirlo a la cesta. Una manera de facilitar las compras por Internet, algo que cada vez es más popular.

Rellenar formularios

¿Os habéis parado a pensar la cantidad de formularios que rellenamos? Cualquier registro en una web, por ejemplo. Tenemos que poner nuestro nombre, fecha de nacimiento… Datos que una y otra vez hay que introducir.

Gracias a las cookies podemos recordar estos datos. Evita que tengamos que introducirlos cada vez que entramos en una página para rellenar un formulario. Una manera de ahorrar tiempo y hacer que la experiencia de navegación sea más fluida.

El uso de las cookies en Internet

Recordar los gustos o configuración

También sirven para acordarse de cómo usamos Internet y nuestros gustos. Pongamos por ejemplo que vamos a comprar un vuelo en una moneda determinada de otro país. Queremos pagar en esa moneda porque estamos viviendo allí o cualquier motivo. Esa configuración volverá a estar disponible cuando entremos nuevamente. No necesitaremos configurar otra vez la moneda.

Contenido personalizado

El contenido que encontramos en Internet es muy importante. Pongamos que nos interesa mucho el ciclismo. Buscamos cosas relacionadas  con bicis, complementos, etc. Gracias a las cookies, si entramos en una página de venta de deportes, por ejemplo, es probable que nos salga contenido relacionado con lo que nos gusta, antes que cualquier otro.

Es una manera de encontrar información realmente relacionada con nuestros gustos e intereses. Acceder a contenido personalizado y que pueda hacernos ahorrar tiempo cuando navegamos por la red.

En definitiva, las cookies forman parte importante a la hora de navegar. Es cierto que muchos usuarios lo consideran como un problema para la privacidad o seguridad, pero también lo debemos de interpretar como una herramienta para navegar de una manera más fluida por la red.