Cómo tener WiFi e Internet fuera de casa

Cómo tener WiFi e Internet fuera de casa

Javier Jiménez

Contar con una conexión de Internet se ha convertido en algo casi indispensable para muchos usuarios. Es algo que está muy presente en nuestro día a día. Tenemos una gran cantidad de dispositivos móviles que usamos para navegar. Ahora bien, no siempre tenemos a nuestra disposición una red inalámbrica. En este artículo vamos a explicar cómo tener Wi-Fi fuera de casa en todo momento, incluso cuando no hay una red cerca. Tenemos para ello varias opciones interesantes.

Cómo tener Internet fuera de casa siempre

Como sabemos, podemos hacer uso tanto de redes móviles como de banda ancha y conexiones Wi-Fi. Esta segunda opción es ideal cuando estamos en casa, en el trabajo o en algún lugar con conexión. Tenemos muchas redes disponibles casi por todas partes. Pero claro, en ocasiones puede que no tengamos acceso, pero sí que tendremos red móvil, salvo que estemos en una zona sin cobertura.

Por ello podemos utilizar algunas opciones para poder navegar por Internet en cualquier lugar. Vamos a mostrar las principales opciones.

Usar un router portátil para conectarnos en la calle

Una de las opciones que tenemos es la de contar con un router portátil 4G/3G. Utilizan la red móvil disponible para ofrecer conexión en cualquier lugar. Es una opción interesante para cuando vamos de viaje, por ejemplo, y queremos seguir conectados en todo momento.

Uno de los puntos positivos de llevar un router 4G es que podremos conectar múltiples dispositivos. Funciona a través de una tarjeta SIM y permite ofrecer una red Wi-Fi y conectar un móvil, tablets, ordenador portátil… En definitiva cualquier equipo que llevemos.

Hay que tener en cuenta que generalmente los routers portátiles cuentan con una batería integrada. De esta forma no necesitaremos conectarnos a la red eléctrica, ya que tiene una autonomía de varias horas. Es ideal para por ejemplo hacer un viaje en tren o autobús y tener conexión en todo momento.

Frontal del router MiFi 4G NETGEAR Nighthawk M2 con los botones de acción

Dongles para tener Internet en cualquier sitio

Una alternativa son los dongles. Tiene sus ventajas e inconvenientes, pero es otra forma más de conectarnos a Internet fuera de casa. En este caso se trata de un dispositivo USB que podemos conectar a nuestro ordenador. Una vez más va a funcionar gracias a una tarjeta SIM que conectamos y que obtiene red móvil.

Sin embargo hay un punto importante que debemos destacar, y es que solamente podremos navegar desde el dispositivo al que conectamos. Por ejemplo si enchufamos el USB a un ordenador portátil, únicamente podremos navegar desde ese equipo.

Esto va a implicar ciertas limitaciones. Por ejemplo supone que no vamos a poder conectarnos desde otros dispositivos como móviles o tablets. Muchos de estos equipos no van a ser compatibles al no poder conectarlo por USB.

No obstante, es otra opción más para poder navegar fuera de casa cuando no tenemos una red disponible cerca.

Compartir conexión con el móvil o Tethering

También podemos compartir la conexión desde nuestro teléfono móvil. Sin duda se trata de la alternativa más económica y accesible para los usuarios. Simplemente vamos a tener que contar con conexión en el teléfono y que sea compatible para poder compartir la señal con otros equipos.

Esto es interesante si queremos utilizar nuestra red móvil para navegar desde un ordenador, tablets o cualquier otro dispositivo. Eso sí, hay que tener en cuenta que el consumo de batería puede ser excesivo, además de que no es lo más indicado para conectar múltiples equipos al mismo tiempo.

MiFi vs Tethering

Redes inalámbricas disponibles

Aunque hemos mencionado que no siempre vamos a contar con una red Wi-Fi a la que poder conectarnos, lo cierto es que hoy en día en la mayoría de lugares vamos a poder encontrar una alternativa. Hablamos de hoteles, centros comerciales, estaciones… En definitiva, las redes inalámbricas están muy presentes.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que esto también puede traer problemas de seguridad. Cuando decidamos entrar en una red Wi-Fi pública, como puede ser en una tienda o cualquier local, debemos evitar compartir información sensible, realizar pagos o iniciar sesión.

No sabemos realmente quién puede estar detrás de las redes públicas y, aunque son una alternativa más para conectarnos a Internet fuera de casa, debemos tomarla con precaución.