Qué hace que una contraseña sea fuerte o no hoy en día

Qué hace que una contraseña sea fuerte o no hoy en día

Javier Jiménez

Contar con una contraseña segura es algo vital para mantener alejados a posibles intrusos que quieran entrar en nuestras cuentas y redes. Sin embargo no siempre utilizamos claves que sean realmente fuertes y actúen como deberían. En muchas ocasiones los usuarios cometen errores que dejan sus sistemas desprotegidos. En este artículo vamos a hablar de cómo tiene que ser una contraseña fuerte hoy en día. Qué aspectos hay que tener en cuenta para no tener problemas.

Qué hace que una contraseña sea fuerte

A veces podemos hacer contraseñas que sobre el papel parecen fiables pero en realidad son muy vulnerables. Esto ocurre cuando no seguimos unas pautas recomendables para ello.

Vamos a dar una serie de consejos que consideramos esenciales y que hoy en día hacen que una clave sea verdaderamente compleja y, en definitiva, que sea muy difícil de averiguar.

La longitud es más importante que la variedad

Es cierto que lo ideal es crear contraseñas que sean aleatorias y con variedad. Es decir, por ejemplo una clave que tenga variedad sería a4G2j. Tenemos letras en minúscula, mayúscula y también números. Incluso podemos añadir algún símbolo especial. Esto hace que sea más difícil de averiguar que una contraseña que únicamente contenga letras en minúsculas o solo números.

Ahora bien, la longitud es más importante incluso que el hecho de tener minúsculas, mayúsculas, números o símbolos espaciales. Esto es así ya que mientras más larga sea la contraseña, más difícil será averiguarla. Más tiempo necesitarán para ello.

Así pues, una contraseña que tenga 6 dígitos en un tiempo en concreto gracias a utilizar programas informáticos. Ese tiempo aumenta de forma exponencial con cada carácter que agreguemos. Tardarán mucho más en romper esa clave si en vez de 6 le ponemos 8, más aún si la alargamos hasta 12.

Generar contraseñas fuertes

No usar esa clave en otros lugares

Algo muy importante y que muchos usuarios no hacen es utilizar contraseñas únicas. Es más fácil memorizar una única clave y usarla en todas partes, pero es un error grave. En caso de que alguna de nuestras cuentas sufra un ataque podría provocar un efecto dominó y que ponga en riesgo la seguridad de las demás.

Por tanto algo muy a tener en cuenta hoy en día a la hora de generar contraseñas es que sean únicas para cada caso. De esta forma ganaremos en seguridad y si un servicio se ve atacado por alguna razón no afectaría al resto.

Generar contraseñas con programas o servicios

Si un usuario crea una contraseña por sí mismo lo normal es que cometa errores. Es lógico pensar que ese usuario pondrá alguna palabra o dígitos que pueda memorizar más fácilmente o que sean más familiares.

Sin embargo esto podría ser un problema de cara a la seguridad. Facilitaría el trabajo a los posibles piratas informáticos que intenten atentar. Lo mejor es utilizar gestores de contraseñas o servicios que nos permitan generar claves totalmente aleatorias y que además podamos configurar la longitud. Así serán más fiables.

Activar la autenticación en dos pasos

Por supuesto algo vital hoy en día es activar la autenticación en dos pasos. De esta forma si alguien averigua nuestra contraseña necesitaría un segundo paso para poder entrar. Un código que por ejemplo puede llegarnos por SMS.

Cada vez son más las plataformas que cuentan con autenticación en dos pasos. Una forma interesante de mejorar aún más la seguridad.