Cómo pueden conseguir tu dirección de e-mail los spammers y llenar la bandeja de basura

El correo electrónico es una herramienta muy importante en nuestros días. Es cierto que lleva siéndolo desde hace muchos años, pero cada vez está más presente en empresas y particulares. Sin embargo también puede ser un problema para nuestra seguridad y privacidad. Uno de los mayores sin duda es el Spam. En este artículo vamos a explicar cómo pueden conseguir los spammers nuestra dirección de correo. De esta forma podremos evitar cometer errores que faciliten la labor a quienes inundan nuestra bandeja de entrada.

Cómo consiguen nuestra dirección de correo para enviar Spam

Búsqueda en foros, chats y lugares públicos

Una manera muy utilizada por los spammers para recopilar los correos de los usuarios es realizar búsquedas en la red. Hablamos de foros públicos y abiertos, chats, páginas webs donde dejamos comentarios… Cualquier lugar donde escribamos nuestra dirección y esté disponible.

Para ello suelen basarse en bots. Programas informáticos diseñados para rastrear la red en busca de este tipo de datos.

Malware y troyanos en los dispositivos

Otra manera que tienen de obtener información y las cuentas de correo electrónico es a través de malware y troyanos instalados en los dispositivos. Son capaces de recopilar todos los datos que se mueven en nuestro equipo y, en definitiva, también las direcciones de correo que estamos utilizando.

Para evitar esto lo mejor es tener nuestro equipo completamente limpio de amenazas. Es vital contar siempre con software de seguridad. De esta forma podremos evitar la entrada de muchas variedades de malware que comprometan el sistema. Es importante también tener los equipos actualizados correctamente y evitar así vulnerabilidades que pongan en riesgo nuestra seguridad.

El Spam en el correo electrónico

Adivinar el nombre del dominio

Además también pueden simplemente adivinar el nombre del dominio y a partir de ahí comenzar a distribuir correos Spam. Es fácil saber que los principales dominios son los de Gmail, Outlook o Yahoo. Simplemente tendrían que adivinar qué viene antes del @.

Nombres comunes, fechas… Al final muchos usuarios tienen su cuenta de correo del tipo nombre.apellido@correo.com Utilizan por tanto diccionarios para enviar correos a estas direcciones.

Por este motivo es muy importante nunca contestar a un correo Spam. Si lo hacemos estaríamos confirmando que realmente detrás de esa cuenta hay un usuario activo y podrían aumentar el envío de correos basura.

Registros en páginas webs

Los registros en las páginas webs pueden entregar en bandeja nuestro e-mail a los spammers. Como sabemos al registrarnos en sitios webs puede que tengamos que poner nuestra dirección, así como información personal muy variada. El problema es que no todas las páginas son legítimas o en ocasiones puede haber filtrado de información.

Los spammers se nutren también de los registros que hacemos en Internet. Pueden obtener así la dirección de nuestra cuenta y posteriormente inundarla de correos basura.

En definitiva estos son los principales métodos que utilizan los spammers para obtener la dirección de correo de la víctima. Ya sabemos que lo mejor es siempre utilizar el sentido común, nunca contestar a este tipo de correo y mucho menos descargar archivos adjuntos.