Análisis de QNAP QuTScloud y cómo instalarlo en Microsoft Azure

El fabricante QNAP lleva años con el sistema operativo QTS en sus servidores NAS, recientemente han renombrado este sistema operativo a QuTS, y han creado un sistema operativo alternativo llamado QuTS Hero que incorpora el sistema de archivos ZFS. QNAP sabe de la importancia que está tomando la nube pública con Amazon, Google Cloud y Microsoft Azure a la cabeza, y por este motivo han lanzado el sistema operativo QuTScloud, una versión específicamente diseñada para instalarlo en tu nube pública favorita, como si fuera un NAS de QNAP, ya que tendremos todos los servicios y configuraciones habituales. Hoy en RedesZone os vamos a presentar un completo análisis a QuTS Cloud, y también os enseñaremos a instalarlo en Microsoft Azure desde cero.

Qué es QuTScloud y para qué sirve

QuTScloud es una versión que está específicamente diseñada y optimizada para su instalación en cualquier nube pública. QNAP nos permitirá instalar el sistema operativo QuTS de siempre en la nube, para tener nuestro servidor NAS directamente en el Cloud de diferentes empresas. Gracias a este sistema operativo QuTScloud, podremos disfrutar de inmediato de todas las ventajas de los NAS de QNAP, como la sincronización de archivos y carpetas (Qsync), File Station, Photo Station, Music Station, Video Station, la posibilidad de realizar copias de seguridad con HBS3 e incluso realizar montajes de archivos remotos. Todas las aplicaciones que tenemos disponibles en los servidores NAS de QNAP, también las tendremos disponibles aquí.

Por ejemplo, podríamos tener un servidor NAS de QNAP en local, y con HBS3, HybridMount y VJBOD Cloud gestionar las copias de seguridad y todo el almacenamiento en la nube, sin necesidad de instalar y configurar desde cero otras herramientas gratuitas o de pago, todo lo haremos con el software desarrollado por QNAP durante años para sus sistemas operativos. Por supuesto, podremos hacer uso de diferentes nubes públicas, no hay ningún problema por utilizar Amazon S3, Google Cloud y Microsoft Azure entre ellos, ya que el sistema operativo QuTS Cloud se encargará de hacer todo el trabajo de interconexión.

Las posibilidades de QuTS Cloud son casi ilimitadas, podríamos trabajar directamente contra la nube a través de un cliente-servidor VPN, y posteriormente hacer uso de protocolos de intercambio de archivos como SMB/CIFS, NFS, AFP e incluso configurar un iSCSI. También podríamos centralizar toda la información en un servidor NAS QNAP dentro de la empresa, y posteriormente realizar las copias de seguridad en QuTS Cloud fuera de la organización para tener una mayor seguridad.

También podríamos utilizar HybridMount para montar de manera lógica el almacenamiento en otros servidores NAS, de tal forma que los trabajadores se podrían conectar a QuTS Cloud, y desde ahí acceder a la intranet. Todo ello utilizando protocolos con cifrado, como SFTP, FTPES e incluso con túneles VPN entre la nube y la intranet de la empresa.

Por supuesto, a nivel de almacenamiento, todo en el Cloud se encuentra replicado, no obstante, podríamos también configurar sin problemas diferentes niveles de RAID, e incluso configurar las instantáneas (Snapshots) para proteger aún más la integridad de todas las carpetas y ficheros que tengamos. Lo que más nos gusta de este sistema operativo es que podremos acceder a través de Samba directamente al Cloud gracias al Hybrid Mount que tenemos en un NAS QNAP local, además, si queremos aumentar la seguridad podremos hacer uso de las tecnologías de VPN que soporta QNAP como OpenVPN, L2TP/IPsec, e incluso Qbelt que es el protocolo de VPN privado del fabricante.

Nubes públicas que soportan QuTScloud

Actualmente tenemos una muy buena compatibilidad de este nuevo sistema operativo con diferentes nubes públicas, algunos ejemplos son:

  • Alibaba Cloud
  • Amazon EC2
  • Microsoft Azure
  • Catalyst Cloud
  • Contabo
  • DigitalOcean
  • Exoscale
  • Google Cloud
  • Huawei
  • Oracle Cloud

Gracias al soporte para todas estas nubes, podremos elegir la que más se adapte a nuestras necesidades y al presupuesto de nuestro proyecto, ya que, debemos recordar que el uso de todas estas nubes es de pago, aunque siempre tendremos algunos servicios gratuitos como en el caso de Azure o Amazon EC2.

Además del soporte Cloud, este sistema operativo también se puede instalar en Virtual Box, VMware, Promox y otros softwares de virtualización de sistemas operativos, incluyendo Virtualization Station de QNAP para realizar pruebas.

Precio por usar el sistema operativo en el Cloud

Este sistema operativo de QNAP no es gratuito, cuando nosotros compramos un servidor NAS de QNAP estamos pagando tanto por el hardware como por el sistema operativo y sus actualizaciones. Sin embargo, al tener un hardware en la nube, tan solo tendremos que pagar por el sistema operativo y sus actualizaciones. Tenemos dos formas de suscripción, mensual y anual, dependiendo de nuestras necesidades podremos elegir un plan u otro, pero siempre nos va a merecer la pena comprar el anual porque básicamente estamos pagando por 10 meses (nos regalan dos meses cada año).

No solamente tenemos dos formas de suscripción, sino también varios planes diferentes. La única diferencia entre los planes es el número de cores de CPU que es capaz de utilizar el sistema operativo. Si nosotros contratamos un servicio en la nube que tenga 4 cores, entonces tendremos que adquirir la versión de 4 cores (con pago mensual o anual, esto da lo mismo). Si compramos una versión con menos cores, no aprovecharemos todo el potencial del Cloud (nos sobran cores que no vamos a utilizar), y si compramos más cores no aprovecharemos el potencial del sistema operativo (nos sobran cores que el hardware no va a utilizar).

Tal y como podéis ver, la suscripción anual es más barata que la mensual porque nos regalan 2 meses completamente gratis. Justo debajo de cada plan, nos recomendará para cuántos usuarios de NAS y conexiones concurrentes soportará aproximadamente.

Tal y como habéis visto, este sistema operativo no es gratis, tendremos que pagar por utilizarlo. Si tenemos un servidor NAS de QNAP, esta solución es ideal para pasarnos a la nube pública de manera muy fácil y rápida, ya que tendremos el mismo sistema operativo QTS de siempre de QNAP, con todas sus herramientas. También es una solución muy buena para un entorno híbrido, donde tengamos nuestra nube privada (en un NAS) y todo ello replicado a la nube pública en Azure, Google Cloud o cualquier otro proveedor.

Una vez que hemos visto qué es y para qué sirve este nuevo sistema operativo de QNAP basado en QTS, vamos a ver cómo se compra una licencia para posteriormente utilizarla en la nube pública.

Compra de una licencia de QuTScloud

La compra de este sistema operativo optimizado para el Cloud es realmente fácil, lo único que tenemos que hacer es irnos a la tienda de QNAP para comprar la licencia mensual o anual, también debemos tener en cuenta cuántos «cores» tendrá el hardware de la nube pública que hemos contratado, cuantos más núcleos más capacidad de usuarios concurrentes tendremos, y más rápido funcionará todo. Debemos tener en cuenta lo que os hemos explicado anteriormente, si tenemos en el Cloud una máquina con cuatro cores, la licencia debe ser de cuatro cores, porque si no, estaremos desperdiciando recursos y/o dinero.

Nosotros para realizar estas pruebas hemos comprado la licencia de 1 core con pago mensual, el precio de esta licencia es de 8,99 dólares. La suscripción se renueva automáticamente a mes vencido, pero podemos cancelar la suscripción en cualquier momento sin ningún coste adicional, simplemente en la sección de «Mis suscripciones» tendremos un botón para cancelar la suscripción.

Antes de comprar la licencia, debemos iniciar sesión en QNAP o crearnos una cuenta, nosotros hemos utilizado la cuenta que siempre usamos a nivel personal para nuestros servidores NAS de QNAP.

Una vez que hayamos pagado la licencia vía PayPal o con tarjeta de crédito, nos aparecerá en el QNAP License Manager, tal y como podéis ver. Tendremos todas las licencias listadas, las que están activadas y las que están sin usar, además, también nos indicará las que han caducado o van a caducar.

Si entramos en el detalle de la suscripción, podremos ver que es la de 1 core y 1 mes, nos indicará la validez y cuándo va a caducar.

Si pinchamos en «Activación e instalación» nos permitirá activar la licencia con tres métodos diferentes. Podremos hacer uso de myQNAPcloud Link para activarla de forma remota si no podemos acceder a la red donde está el dispositivo, podremos pedir la clave de licencia y nos la indicará, o también podremos realizar una activación sin conexión. Teniendo en cuenta que estamos en el Cloud y que siempre vamos a tener conexión a Internet, nosotros hemos elegido la segunda opción «Clave de licencia».

Si pinchamos en «Clave de licencia», nos aparecerá la licencia tal y como podéis ver a continuación, esta licencia la tendremos que introducir la primera vez que entramos en el sistema operativo QuTScloud vía HTTP o HTTPS, antes de proceder con la instalación del sistema operativo en la nube, tendremos que introducir la clave de licencia, de lo contrario no podremos hacer absolutamente nada más.

Una vez activada la licencia en el sistema operativo, nos indicará que está activa, el nombre del host y también qué versión del firmware QNAP estamos utilizando, además, también nos indicará la dirección IP pública y MAC del equipo.

Comprar una licencia de QNAP y activarla en el sistema operativo es un proceso que nos llevará aproximadamente unos 5 minutos la primera vez, posteriormente la renovación es totalmente automática y no tendremos que hacer absolutamente nada más.

Instalación de QuTScloud en Azure a través del marketplace

Este sistema operativo optimizado para el Cloud, tiene dos formas de instalarse, de manera manual descargando una ISO, o de manera casi automática a través del marketplace de Amazon, Alibaba Cloud y de Microsoft Azure. Gracias al marketplace, podremos instalarlo de forma muy fácil y rápida sin necesidad de tener demasiados conocimientos.

Para instalarlo en Microsoft Azure, lo primero que tenemos que hacer es tener una cuenta en Azure, si no tienes cuenta, puedes crearte una cuenta en Azure totalmente gratis con 170 euros de crédito en el Cloud, de esta forma, podrás probar a instalar este sistema operativo. Lo único que tenemos que hacer es iniciar sesión con nuestra cuenta de Microsoft:

Una vez que hayamos iniciado sesión, podremos ver el menú principal de registro en Azure:

Pinchamos en «Empiece gratis», y seguimos los pasos para darnos de alta de forma completamente gratuita:

Una vez que ya tengas una cuenta, tienes que irte directamente al marketplace y buscar el sistema operativo QuTScloud, y pinchamos en el botón de «Crear» para empezar con la descarga, instalación y configuración en la nube de Microsoft.

Cuando hayamos dado a «Crear», automáticamente nos saldrá el asistente de configuración para crear una máquina virtual. Desde aquí podremos configurar el nombre de la máquina, qué región queremos usar de Azure, la imagen que te la carga automáticamente gracias al marketplace, y también el hardware a usar (1 core y 2GB de RAM). Este hardware lo podremos aumentar si necesitamos más potencia, pero lógicamente será más caro. 1vcpu y 2GB de RAM son casi 15€ mensuales.

En la parte inferior podremos ver si queremos configurar la cuenta de administrador para acceder, con clave pública SSH o contraseña, esto no importa que no lo rellenéis porque no lo vais a usar para acceder al sistema operativo de QNAP. Lo más importante es en la sección de «Reglas de puerto de entrada», donde podremos añadir el acceso vía HTTPS a la máquina virtual con el sistema operativo de QNAP, de hecho, tenemos que abrir dos puertos: 8080 si usas HTTP, y el 443 si utilizas HTTPS. Posteriormente lo veremos más detalladamente.

Otro aspecto muy importante de esta máquina virtual en Azure, es al almacenamiento. Podremos elegir entre HDD y SSD de diferentes capacidades, en función del tipo y de la capacidad, tendremos un mayor precio o un menor precio. Lo más normal es tener un SSD estándar o premium para el sistema operativo, y posteriormente un HDD para el almacenamiento masivo. Como mínimo es necesario usar un disco de 256GB de capacidad para que se pueda instalar el sistema operativo sin ningún problema.

En la sección de «redes» podremos crear y configurar la red virtual, aquí nos indicará también la dirección IP pública que nos han asignado, y los puertos de entrada que tenemos en el firewall de Azure. Si aquí no abrimos el puerto 443, posteriormente podremos hacerlo, por lo que no hay ningún problema. El resto de opciones de «Administración», «Opciones avanzadas» y «etiquetas» lo dejamos todo por defecto. En la sección de «Revisar y crear», el propio Azure comprobará que todo está correcto para empezar a crear la máquina virtual en su nube.

Una vez que lo hayamos creado, nos aparecerá directamente en la sección de máquinas virtuales. Tal y como podéis ver, nosotros tenemos actualmente dos máquinas virtuales, una creada con la imagen ISO de la web oficial, y la otra desde el marketplace.

Si entramos en la máquina virtual, podremos ver la dirección IP pública, que es lo único que necesitaremos para acceder al sistema operativo QuTS para empezar con su instalación y configuración.

Debemos recordar abrir los puertos 8080 y 443 TCP en el cortafuegos, es fundamental porque accederemos vía HTTP y HTTPS respectivamente por estos puertos, y debemos tenerlos abiertos.

Una vez abiertos los puertos, si accedemos vía HTTP o HTTPS con nuestro navegador y con la dirección IP pública de Azure, nos saldrá el asistente de instalación del sistema operativo QuTScloud, tal y como podéis ver a continuación:

Una vez que hemos visto cómo se instala este sistema operativo a través del marketplace de Microsoft, ahora vamos a realizar la instalación de manera manual, para que veáis cómo se puede cargar cualquier imagen ISO en Azure.

Descarga de la imagen ISO e instalación en Microsoft Azure (manual)

En la web oficial de este sistema operativo, podremos descargar las imágenes VHD, VMDK y otro tipo de imágenes para máquinas virtuales. Dependiendo de dónde lo vayamos a instalar, será necesario utilizar un tipo u otro, pero el fabricante nos indica qué tipo debemos descargar para los diferentes Cloud que tenemos disponibles.

Descargar el firmware nos llevará un minuto, debemos seleccionar el sistema operativo, y automáticamente nos aparecerán las diferentes imágenes creadas y preconfiguradas de QNAP, para posteriormente añadirlas a la nube sin hacer nada más. En el caso de Azure, la imagen que debemos descargar es de tipo VHD.

Una vez que hayamos entrado en la cuenta de Azure, tal y como os hemos explicado anteriormente, tendremos que crear todo desde cero, al no usar el marketplace deberemos crear los almacenamientos y posteriormente configurar la máquina virtual.

Crear cuenta de almacenamiento para la imagen VHD

Lo primero que tenemos que hacer en Azure, es crear una cuenta de almacenamiento donde subir esta imagen VHD, para posteriormente cargarla en la máquina virtual para su instalación. Nos vamos a la sección de «Almacenamiento» y podremos ver un menú llamado «Cuentas de almacenamiento»:

Una vez dentro, deberemos configurar la cuenta de almacenamiento, le daremos un nombre, una ubicación y también un tipo de cuenta de almacenamiento «StorageV2», tal y como podéis ver en las siguientes imágenes. El resto de configuraciones son las que vienen de manera predeterminada, no tendremos que editar absolutamente nada más.

Cuando hayamos creado la cuenta de almacenamiento correctamente, nos indicará que se ha completado la implementación:

Ahora nos tenemos que ir a nuestro almacenamiento recién creado, y pinchar en «Blob Service / Contenedores«.

Ahora tendremos que añadir un nuevo contenedor, pinchamos en «+ Contenedor» y le damos un nombre y un nivel de acceso público (privado). Y seguimos los diferentes pasos para cargar la imagen VHD que nos hemos descargado desde la web oficial de QNAP, en la parte superior del menú tendremos la opción de «Cargar», y nos avisará en cuanto se cargue la imagen VHD por completo, esto dependerá de la velocidad de subida de tu conexión a Internet.

Una vez que ya hayamos creado el almacenamiento y hayamos subido la imagen VHD, ahora tendremos que irnos a «Todos los servicios / Imágenes«, para enlazar la «Imagen» al almacenamiento creado con el VHD subido.

Ahora tendremos que pinchar en «Crear imagen», le damos un nombre, una ubicación, y seleccionamos el «Blob de almacenamiento» que hemos creado anteriormente, y que contiene la imagen VHD. En las siguientes imágenes podéis ver todo el proceso:

Es recomendable que el tipo de almacenamiento sea SSD estándar, o SSD premium, para que todo funcione rápidamente. Una vez que lo hayamos creado, Azure nos avisará en cuanto esté desplegado y en producción, y podremos ver el estado de la imagen en cualquier momento. Esta imagen será la que usaremos cuando creemos la máquina virtual.

Creación de la máquina virtual en Azure

En el menú principal, nos vamos a la sección de «Máquina Virtual», y desde aquí tendremos que darle un nombre a la máquina virtual, y examinar la imagen que hemos creado anteriormente. Como veis, hasta aquí es totalmente diferente de hacerlo con el marketplace, pero a partir de ahora es exactamente lo mismo. Gracias al marketplace, nos estaremos ahorrando todo el trabajo justamente hasta aquí.

Una vez que hayamos creado la máquina virtual, deberemos elegir la CPU y también el tipo y tamaño del almacenamiento, todo este proceso es exactamente igual que antes en el marketplace, nada ha cambiado. Lo que sí debemos tener en cuenta es el abrir los puertos en la sección de «redes», pero esto mismo lo podremos hacer posteriormente.

La máquina tardará unos minutos en implementarse, es completamente normal, mientras lo hace, nos aparecerá algo como esto, con todo lo que hemos configurado:

Si nos metemos en la sección de «Máquinas virtuales» podremos ver el estado de la VM, y también la configuración de CPU, almacenamiento, redes, abrir los puertos en el firewall etc. Desde este menú administraremos la máquina virtual.

Una vez creada, ya tan solo es necesario acceder vía HTTP o HTTPS a la dirección IP pública que nos ha proporcionado Azure, para entrar en el asistente de instalación del fabricante QNAP.

Asistente de instalación de QuTScloud

La instalación de QuTScloud está en idioma español, podremos seleccionarlo en la parte superior derecha. En la parte central tendremos un botón de «Iniciar instalación inteligente», deberemos pincharlo para iniciar el proceso de instalación. Tal y como podéis ver, es necesario que la unidad de disco duro tenga más de 200GB de espacio libre.

Lo primero que nos pedirá es introducir la clave de licencia, esta clave de licencia la hemos comprado anteriormente, y la podremos ver desde el gestor de licencias del fabricante QNAP. Además, deberemos elegir la región, Global o China, aceptar los términos de servicio y pinchar en «Enviar». En pocos segundos el sistema operativo reconocerá la licencia, y nos dejará seguir con los siguientes pasos.

El asistente de configuración de este sistema es exactamente el mismo de siempre, deberemos introducir un nombre del NAS, la contraseña de administrador y configurar la hora. Posteriormente el propio asistente de instalación se encargará de instalar el sistema operativo y todos los servicios, esta tarea dura aproximadamente unos 5 minutos. En cuanto haya terminado nos lo indicará, y ya podremos acceder al sistema operativo vía web nuevamente.

Sistema operativo QuTScloud: las opciones de configuración de siempre

Si tenemos un servidor NAS de QNAP, no notaremos ninguna diferencia con este sistema operativo optimizado para Cloud, ya que es exactamente el mismo y nada ha cambiado.

En cuanto iniciamos por primera vez el sistema, nos indicará la política de privacidad de QNAP, deberemos pinchar en continuar para acceder al menú de administración.

Lo primero que nos va a salir es la sección de «Almacenamiento e instantáneas«, para configurar los diferentes conjuntos de almacenamiento y volúmenes que podemos tener en el NAS Cloud. Estos menús son exactamente iguales que en cualquier sistema operativo QTS, nada cambia en esta parte, también podremos configurar las instantáneas, hacer uso de File Station y mucho más.

En la sección de almacenamiento e instantáneas, podremos ver el disco duro virtual que hemos configurado en Azure. Posteriormente podremos configurar tanto el conjunto de almacenamiento, como también los volúmenes que nosotros queramos crear. El asistente de instalación es exactamente el mismo de siempre, dependiendo del número de discos que tengamos dados de alta en la nube, podremos configurar diferentes niveles de RAID. Lo mismo ocurre con los volúmenes, podremos crear varios volúmenes con instantáneas, e incluso volúmenes cifrados para proteger nuestra privacidad.

Una vez que hayamos creado el volumen, el sistema operativo creará automáticamente las carpetas del sistema, y ya podremos empezar a trabajar con el servidor NAS en la nube.

En cuanto a las instantáneas, la gestión y configuración es lo mismo que en cualquier servidor NAS del fabricante QNAP:

En el estado general del servidor NAS, podremos ver la CPU y RAM, así como el estado del todo el servidor NAS en el Cloud.

En la parte superior derecha podremos ver el estado de la licencia de QuTScloud, es lo único que ha cambiado respecto a un servidor NAS normal y corriente del fabricante QNAP.

La tienda de aplicaciones AppCenter es exactamente la misma de siempre, con posibilidad de instalar una grandísima cantidad de aplicaciones. Lo único que no tendremos es Virtualization Station, porque estamos en un entorno en la nube y necesitaríamos muchos recursos. El resto de aplicaciones típicas como Plex Media Server, HBS3, VJBOD Virtual, Qsirch, HybridMount y muchas otras, siguen estando y podemos usarlas.

En la sección de «Panel de control» se puede ver todas las configuraciones del servidor NAS en la nube, tal y como podéis ver, disponemos de todos los servicios de siempre:

Si quieres montarte tu propio Dropbox o Google Drive en la nube, también podrás usar QNAP Qsync sin problemas, esto nos permitirá sincronizar archivos y carpetas:

Por último, podremos hacer uso de todas las apps de QNAP para dispositivos móviles como QManager, Qfile, Qphoto y todas las demás que tenemos disponibles de forma totalmente gratuita en las tiendas de aplicaciones Google Play y App Store.

Conclusiones Finales

A lo largo de este tutorial hemos visto las principales características de QuTScloud, el sistema operativo optimizado y diseñado específicamente para entornos en la nube con Amazon, Microsoft Azure, Google Cloud y otros proveedores. Gracias a este sistema operativo, podremos desplegar una grandísima cantidad de servicios sin necesidad de tener amplios conocimientos de redes y sistemas operativos, además, debemos tener en cuenta que, si la empresa ya dispone de un servidor NAS QNAP, la integración será simplemente perfecta. También hemos visto que la instalación y puesta en marcha con Azure, a través de su marketplace, es muy fácil, sin embargo, hacerlo de manera «manual» puede ser bastante complicado si no tenemos experiencia previa con Azure. No obstante, con este tutorial no tendrás problemas en hacerlo de ambas formas, porque os lo hemos explicado paso a paso.

Una vez instalado el sistema operativo QuTScloud, hemos comprobado que todos los menús, opciones de configuración, opciones de administración y aplicaciones que podemos instalar, son exactamente las mismas que en un sistema operativo QTS normal y corriente que incorporan los servidores NAS del fabricante QNAP, en este caso nada ha cambiado, y cualquier administrador que haya manejado QTS en un NAS QNAP, se sentirá como en casa, y podrá realizar configuraciones en la nube de forma rápida y fácil.