¿Es mejor poner una alarma en casa o un sistema domótico de seguridad?

¿Es mejor poner una alarma en casa o un sistema domótico de seguridad?

Javier Jiménez

La seguridad del hogar es algo muy a tener en cuenta. Proteger nuestra vivienda, evitar que entren ladrones, es algo que muchos intentan mejorar para no tener problemas. Aquí podemos encontrar diferentes opciones, desde instalar una alarma tradicional hasta utilizar un sistema domótico de seguridad. ¿Qué es mejor hoy en día? En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar cómo la tecnología actual puede venir muy bien para la seguridad de tu vivienda.

Sistema de alarma tradicional vs domótico

En primer lugar vamos a hablar brevemente de las diferencias entre un sistema de alarma tradicional y otro domotizado, más moderno y actual. El primer caso se trata de un sistema que está compuesto por una central que sirve para conectarse a través de cables o de forma inalámbrica con los sensores para detectar intrusos.

Este tipo de alarma tradicional va a tener un teclado numérico en muchas ocasiones. Va a servir para activarla, controlar información, etc. Todo va a administrarse a través de esa central. Si detecta algo extraño, puede lanzar un sonido a modo de alarma, así como enviar una alerta a una empresa que gestione esa alarma.

En cambio, un sistema domótico de seguridad es capaz de integrar múltiples dispositivos de nuestro hogar. Puede combinar sensores, cámaras, podemos programar diferentes dispositivos inteligentes, controlarlo todo desde cualquier lugar… En definitiva, aporta un plus a los sistemas de alarma tradicionales.

Estos sistemas de seguridad domótico no solo están pensados para detectar ladrones, sino que pueden proteger nuestra vivienda de otras formas. Por ejemplo, existen sensores que detectan escapes de gas, filtraciones de agua, etc. En estos casos también puede estar en peligro nuestra vivienda, por lo que resulta muy útil.

Seguridad en los sistemas de vigilancia

Sistema de seguridad domótico, la mejor opción

Por tanto, hoy en día resulta más interesante instalar un sistema domótico de seguridad. Esto va a permitir que tengas un mayor control, que puedas integrarlo con otros sensores y que siempre puedas acceder desde el móvil en cualquier lugar. Por ejemplo, puede que estés de viaje y quieras saber cómo está tu casa. Puedes ver en todo momento cámaras que tengas instaladas, pero también ver niveles de los diferentes sensores que utilizas.

Pero además, un punto interesante de los sistemas de seguridad inteligentes es que puedes simular que estás en casa. Algunos sistemas cuentan con programas específicos que van a simular presencia en una vivienda, algo que sin duda puede ahuyentar a los ladrones al pensar que realmente hay alguien. También puedes usar bombillas inteligentes, por ejemplo, para encenderlas o apagarlas desde fuera, así como subir o bajar persianas y simular que hay alguien en casa.

En definitiva, como ves puedes optar por un sistema de alarma tradicional o montar un sistema domótico para proteger tu vivienda. El objetivo es siempre mejorar la seguridad, evitar que entren ladrones y, también, que no ocurran desgracias como un escape de gas o inundación. Gracias a sensores inteligentes, esto último vas a poder evitarlo también y mantener tu casa más protegida gracias a la tecnología actual.

¡Sé el primero en comentar!