Así debes colocar tus bombillas en casa y aprovechar mejor la luz para ahorrar

Así debes colocar tus bombillas en casa y aprovechar mejor la luz para ahorrar

Javier Jiménez

Para lograr ahorrar en la factura de la luz, algo que debes tener en cuenta es el uso de las bombillas. Debes mirar factores como el tipo, la potencia, el tamaño y, también, la distribución. Todo esto va a hacer que gastes más o menos. Especialmente si tienes muchas luces en casa, gestionarlas correctamente va a ayudarte a ahorrar un dinero cada mes. En este artículo vamos a hablar de dónde debes colocar las bombillas. El objetivo es aprovechar mejor la luz y ahorrar.

Dónde poner las bombillas en casa

¿Dónde colocar las bombillas en casa? Eso dependerá de la zona que necesitemos iluminar. Como vas a ver, hay determinados lugares donde vas a tener que ponerla en un sitio fijo, para que apunte a algo más concreto, mientras que en otras ocasiones podrás ponerlas de tal forma que la iluminación sea más general.

Iluminar zonas de paso

Un primer punto básico es poner las bombillas en zonas donde realmente las necesitamos, como son las zonas de paso. Por ejemplo un pasillo, un espacio por donde tengamos que pasar para entrar en una habitación, garaje, la puerta de entrada… Básicamente bombillas en sitios concretos donde necesitamos tener luz.

El lugar exacto donde colocar las bombillas dependerá de cada caso. Por ejemplo, en un pasillo lo que queremos es una iluminación general. No necesitamos realmente que ilumine una zona muy concreta, como sí pasaría en una mesa donde vamos a leer. Por tanto, en ese caso lo ideal es colocar bombillas en las zonas centrales del pasillo.

Varias zonas en una gran habitación

Lo normal es que coloquemos las bombillas en una zona central de la habitación. Es lo más óptimo para iluminar lo máximo posible y no ponerla en una esquina. Pero claro, no se lo mismo una habitación típica de dormitorio, que un gran salón donde va a haber mucho más espacio.

En este último caso, cuando vamos a poner bombillas en una gran habitación o gran salón, lo ideal es que las repartamos por varias zonas. Esto nos ayudará a tener una mayor luminosidad. Puedes poner varias bombillas repartidas por diferentes espacios y no todas ellas juntas. Si tienes buena conexión Wi-Fi, siempre puedes usar bombillas inteligentes y controlarlas para estos casos.

Usar bien las bombillas en casa

Apuntar a zonas concretas

Sin duda este es un factor muy importante. En ocasiones vamos a necesitar alumbrar algo en concreto. Por ejemplo una mesa donde vamos a trabajar, leer, estudiar… También sitios de la casa como una mesa donde vamos a comer, el lavabo, etc. Es importante que estos lugares estén iluminados correctamente.

Un error sería intentar llenar de bombillas una habitación donde vamos a estudiar o trabajar en una mesa. Lo ideal es tener una buena lámpara, a ser posible que ilumine desde una altura media y directamente a la mesa, y no tener varias bombillas repartidas por esa habitación y creando una iluminación más general.

Cuidado con las sombras

Algo muy importante a la hora de colocar bombillas en determinados lugares es evitar las sombras. No solo por ahorrar energía, sino también por practicidad. Por ejemplo, las luces que iluminen el baño, la zona del lavabo y espejo, deben estar colocadas de tal forma que puedan iluminar ese espacio sin generar sombras.

Un error es colocarlas en la parte de arriba, apuntando ligeramente por detrás de donde realmente necesitamos que apunte la luz. Eso va a generar sombras y va a dificultar que podamos ver bien.

En definitiva, como has visto puede que a veces te interese poner las bombillas en espacios más concretos, mientras que en otras ocasiones simplemente deberás ponerlas en el centro de una habitación, pasillo, etc.

¡Sé el primero en comentar!