Trucos para ahorrar luz al usar la vitro, el primero es el más importante

Trucos para ahorrar luz al usar la vitro, el primero es el más importante

Javier Jiménez

Hay determinados electrodomésticos que pueden suponer una parte importante del total de la factura de la luz. Uno de ellos es la vitrocerámica. Por ello en este artículo vamos a darte algunos consejos para que intentes ahorrar. El objetivo es consumir electricidad de forma óptima, sin gastar más de lo necesario. Hay algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta y que seguro que te vienen bien.

Consejos para ahorrar al usar la vitrocerámica

La vitrocerámica puede consumir más o menos en función del modelo que tengas. Los más recientes van a funcionar de forma más optimizada y van a gastar menos que los modelos de hace bastantes años. Pero sea cual sea la que tengas, hay ciertas cosas que vas a poder hacer siempre para gastar menos.

Apágala antes de terminar

El primer truco es apagarla antes de que termine la cocción. Puedes aprovechar el calor residual y no apagarla justo cuando vayas a quitar la sartén, por ejemplo. Básicamente es igual que a la hora de usar la calefacción de casa, que podemos apagarla un rato antes de salir y aprovechar el calor residual que va a dejar.

En la vitrocerámica ocurre algo similar. Cuando la apagas va a seguir caliente durante un tiempo. Va a servir para terminar de calentar la comida, pero en este caso sin gastar electricidad.

Utilizar el recipiente adecuado

Otro factor importante es que utilices el recipiente adecuado. Mientras más pequeño sea, más va a aprovechar el calor que desprende la vitrocerámica y antes va a calentarse. Por tanto, no utilices un recipiente que sea demasiado grande para lo que quieras calentar, ya que si no necesitas tanto espacio estarías desperdiciando energía.

También es importante colocar bien los recipientes. Evita que queden descentrados, ya que estarías desaprovechando energía. Algo sea algo de lógica, conviene estar atento y ver que aprovecha al máximo el calor.

Cuánto cuesta cocinar al mes

Evita el Stand By si es posible

Como cualquier otro electrodoméstico, la vitrocerámica sigue consumiendo si la mantenemos en Stand By. Es cierto que en muchos casos no va a ser tan sencillo y apagar y encenderla, pero siempre que puedas es bueno hacerlo. De esta forma vas a evitar gastar electricidad que realmente no necesitas. Es lo que se conoce como consumo fantasma.

Especialmente si vas a pasar un tiempo fuera de casa, conviene que tengas en cuenta la posibilidad de desconectar por completo la vitrocerámica. Aunque sea poco el consumo, la suma de muchos aparatos en Stand By sí que puede suponer una parte importante de tu factura cada mes. De hecho se calcula que puede representar entre el 7 y el 10% del total.

Usa las horas de luz más baratas

Este consejo no lo vas a poder aplicar si tienes una tarifa contratada con el mismo precio independientemente de la hora del día. Pero si tu tarifa tiene discriminación horaria, en ese caso sí puedes aprovechar y utilizar la vitrocerámica en las horas en las que resulte  más económico consumir electricidad.

Puedes ver cada día cuándo es más barato gastar luz. Siempre que te dé igual cocinar a una hora u otra, puedes aprovecharlo para gastar menos. Vas a lograr abaratar la factura de la luz solo con cambiar un poco tus hábitos.

En definitiva, como ves puedes tener en cuenta ciertos consejos para gastar menos luz al usar la vitrocerámica. Es buena idea que revises el uso que le das a este tipo de electrodoméstico y puedas optimizar su uso al máximo.

¡Sé el primero en comentar!