Fíjate en estos 5 aspectos de tu router para saber si es bueno o no

Fíjate en estos 5 aspectos de tu router para saber si es bueno o no

Sergio De Luz

Si tienes un router y quieres saber si es bueno o no, deberías comprobar tanto sus características técnicas, como también hacer pruebas de rendimiento básicas para saber si funciona bien o no. Es muy importante determinar si nuestro router es bueno o no, porque de él dependerá el funcionamiento de la red cableada e inalámbrica en nuestra casa, y podría afectar a los dispositivos domóticos que tengamos, a los juegos online con consola o PC, e incluso a la experiencia de usuario mientras consumimos contenido multimedia en la Smart TV. A continuación, os vamos a indicar en qué aspectos debes fijarte en tu router actual, y determinar si es bueno o no.

En qué fijarse para saber si tengo un buen router

Lo primero que debemos hacer para saber si tenemos un buen router, es saber qué modelo es exactamente para buscar sus especificaciones técnicas. En base a estas especificaciones, podemos saber si es un equipo muy antiguo con el estándar Wi-Fi 4, o es un modelo nuevo con el estándar Wi-Fi 6. A continuación, os indicamos los 5 aspectos que debes mirar para saber si es bueno o no:

Wi-Fi

Es fundamental que el router que tengas incorpore el estándar Wi-Fi 6, el último estándar y más rápido que hay actualmente (con permiso del WiFi 6E que habilita la banda de 6GHz para tener aún más velocidad). Esta característica es muy importante porque tendremos más cobertura, más velocidad real y también tendremos una mejor experiencia de usuario cuando conectemos decenas de clientes inalámbricos.

También es muy importante el número de antenas WiFi, como mínimo deberíamos tener dos antenas WiFi, ya sean externas o internas, para conseguir un buen rendimiento inalámbrico. Estos routers deberían ser de clase AX3000, esto significa que tendremos los 160MHz de ancho de canal en 5GHz y los clientes WiFi como portátiles o smartphones podrán conseguir velocidades de más de 1Gbps real sin muchos problemas. Si tenemos tres antenas o más mucho mejor, pero siempre que tengan los 160MHz de ancho de canal para estos clientes WiFi que solo tienen dos antenas.

Puertos Ethernet

Es fundamental que todos los puertos LAN y de la WAN sean Gigabit Ethernet como mínimo, sería muy aconsejable que algunos de estos puertos sean 2.5G Multigigabit Ethernet, con el objetivo de no tener ningún tipo de cuello de botella en la red de Internet o LAN. Si tenemos este tipo de puertos en la WAN, podemos aprovechar velocidades superiores a 1Gbps, si está para la LAN podremos conectar un servidor NAS o nuestro PC para compartir archivos en la red local a alta velocidad.

Los modelos de gama más alta incorporan 2 puertos 2.5G Multigigabit, uno para la LAN y otro para la WAN de Internet. Además, los tope de gama disponen de puertos 10G, pero esto para un usuario doméstico no sería necesario, a no ser que seas un usuario muy exigente y tengas un servidor NAS en casa.

¿Tiene USB?

Si piensas compartir archivos a través de la red local o Internet, es muy importante que tenga un puerto USB 3.0, y que el procesador del router sea potente, para conseguir buenas velocidades de lectura y escritura.

Puertos USB 3.0 de alto rendimiento del router Wi-Fi 6E ASUS GT-AXE11000

Asimismo, también es fundamental que el firmware disponga de servidores Samba, FTP/FTPES o servidor de medios DLNA, para exprimir al máximo este puerto USB 3.0 del equipo.

Firmware del router

¿Cuánto tiempo hace que el router no se actualiza? Los fabricantes suelen abandonar los routers antiguos y no lanzan nuevas actualizaciones, otros fabricantes como AVM o ASUS sí proporcionan actualizaciones durante muchos años. Si tienes un router y la última versión del firmware es de hace dos años o más, seguramente tu router sea antiguo y tengas que cambiarlo por uno nuevo que disponga de todas las características que os hemos explicado.

No obstante, es posible que tengas un router antiguo de hace más de 3 años, pero si en aquel momento era tope de gama, es posible que todavía te sirva perfectamente para tu uso principal de la conexión a Internet.

Velocidad por WiFi y cable que consigues

Finalmente, el último aspecto en el que tienes que fijarte es la velocidad real que consigues por WiFi y cable. Puedes hacer el típico test de velocidad para comprobar la velocidad WiFi y de la conexión a Internet (la menor de ellas), o bien usar los programas Jperf o iPerf3 que usamos nosotros en RedesZone para hacer todos los análisis de routers WiFi sin depender de la conexión a Internet.

De esta forma, podrás saber si consigues o no una buena velocidad inalámbrica y cableada, algo importante para conocer si tu router es bueno o necesitas comprar uno nuevo que te proporcione mayor velocidad.

¡Sé el primero en comentar!