Cambios que debes hacer para que tu VPN funcione mejor

Las herramientas VPN son muy populares para navegar por Internet. Nos permiten cifrar nuestra conexión y ganar así privacidad. También las podemos usar para entrar en servicios y plataformas que puedan estar restringidos en un determinado país. Podemos, en definitiva, ocultar la dirección IP real. Ahora bien, este tipo de servicios suelen tener problemas en ocasiones y ofrecer una mala velocidad o calidad. En este artículo vamos a explicar qué debemos hacer para que la VPN vaya rápida.

Cómo conseguir que la VPN funcione mejor

Este tipo de programas los podemos usar tanto en equipos de escritorio como en dispositivos móviles. A veces pueden ser necesarios para navegar por la red en determinadas circunstancias. Pero es un problema importante navegar y que la conexión no vaya bien, que la velocidad sea muy lenta.

Depende mucho del servicio que estemos utilizando, pero también podemos tener en cuenta algunos consejos interesantes para lograr que funcione lo mejor posible y no tener problemas que puedan afectar a nuestra conexión en un momento dado.

Cambiar de servidor

Uno de los cambios más importantes para que la VPN vaya rápida suele ser el del servidor. Como sabemos, la mayoría de los servicios VPN cuentan con múltiples servidores a los cuales nos podemos conectar. Estos están repartidos por muchos países del mundo.

En ocasiones puede que estemos conectados a un servidor que no ofrece una buena velocidad en ese momento concreto, en esa ubicación donde nos encontramos o que incluso en general no ofrece un buen servicio. Por tanto podemos optar por cambiar a otro dentro de la lista que nos ofrezca el proveedor.

Deshabilitar o modificar el cortafuegos y antivirus

A veces también conviene llevar a cabo cambios y modificaciones en las herramientas de seguridad que estamos usando. Estos programas son muy útiles para proteger nuestros sistemas, pero también podrían hacer que la VPN funcione mal. Especialmente el firewall podría interferir.

Por tanto nuestro consejo es asegurarnos de que están configurados correctamente y en caso de ser necesario llevar a cabo los cambios que debamos para mantener en todo momento un funcionamiento óptimo.

Cambios en los puertos

Otra cuestión son los puertos que podríamos necesitar abrir para que funcione adecuadamente. Una VPN sale a Internet a través de una serie de puertos predeterminados. Algunas conexiones pueden limitar el uso de determinados puertos que son utilizados por estas herramientas y generar así problemas.

Un primer paso sería entrar en la configuración de la VPN y ver exactamente qué puertos están utilizando y posteriormente comprobar si están o no abiertos y si podríamos hacer que funcione mejor.

Cambiar el protocolo

Los servicios VPN utilizan un cifrado de seguridad. Existen diferentes protocolos y esto también puede influir en la velocidad. Lógicamente es una balanza entre seguridad y velocidad y eso es algo que debemos tener en cuenta.

No obstante, cambiar el protocolo de cifrado que está utilizando podría ayudar a mejorar la calidad de la conexión en determinados momentos. Si tenemos problemas de velocidad, puede ser una solución.

Elegir otro proveedor de VPN

Por último, otro cambio evidente que podríamos tener en cuenta es el de utilizar cualquier otro proveedor de VPN. Son muchas las opciones que tenemos a nuestra disposición, tanto gratuitas como de pago. Muchas VPN pueden mejorar el juego online.

Debemos saber que las opciones gratuitas son las que más problemas pueden generar, además de incluso tener ciertas vulnerabilidades que comprometan nuestra seguridad. Por ello cambiar de VPN, por ejemplo a una de pago, podría ser interesante.

En definitiva, estos son algunos cambios sencillos que podemos realizar para lograr que la VPN funcione lo mejor posible. Una serie de modificaciones para que la velocidad sea mejor. Os dejamos un artículo donde explicamos cómo ver si una VPN funciona bien.

1 Comentario