Comprueba fácilmente si tu VPN funciona bien

Comprueba fácilmente si tu VPN funciona bien

Javier Jiménez

Cada vez son más los usuarios que utilizan servicios VPN en su día a día. Como sabemos ofrecen un amplio abanico de posibilidades, como es el hecho de mejorar nuestra privacidad, cifrar las conexiones, ocultar la dirección IP, poder acceder a contenido restringido geográficamente… Tenemos a nuestra disposición diferentes opciones para todo tipo de sistemas operativos. Hablamos por ejemplo de usarlas en dispositivos móviles u ordenadores. Las hay gratuitas y de pago. Ahora bien, lo cierto es que no siempre funcionan correctamente. En este artículo vamos a hablar de cómo comprobar que una VPN funciona bien.

La importancia de utilizar una VPN que funcione

Como decimos, son muchas las opciones que tenemos a nuestra disposición. Muchos servicios que nos ofrecen la posibilidad de ocultar nuestra IP o de acceder a un equipo de forma remota con seguridad, entre otras cosas. Sin embargo no siempre funciona como nos gustaría. No siempre tenemos la posibilidad de cifrar nuestra privacidad de forma correcta.

El hecho de utilizar una VPN que no cumpla su cometido adecuadamente va a poner en riesgo nuestros datos y va a hacer que nuestros dispositivos puedan sufrir problemas. Esto es algo que puede ocurrir especialmente cuando utilizamos una herramienta gratuita o que no cuenta con los estándares adecuados.

Por ello debemos siempre asegurarnos de que la VPN funciona bien. Hay que tener en cuenta la importancia de ello y no cometer errores. Vamos a ver qué cuestiones básicas y sencillas podemos tener en cuenta para saber si funciona como debería.

Cómo ver si la VPN funciona bien

Podemos tener en cuenta varias opciones para ver si el servicio VPN que estamos utilizando cumple con su papel adecuadamente. Esto lo podemos hacer fácilmente y de forma totalmente gratuita.

Comprobar la dirección IP

Una de las maneras más sencillas y rápidas de saber si una VPN que estamos utilizando funciona correctamente es comprobar la dirección IP. Precisamente para ocultarla es uno de los usos principales de este tipo de herramientas. Si no funciona correctamente, si no logra enmascararla, es que algo no funciona bien.

Para ello podemos hacer uso de alguno de los servicios para comprobar la dirección IP. Ahí fácilmente veremos cuál es la dirección que nos muestra, la ubicación, ISP, etc. ¿Pone nuestra dirección real? En ese caso tendríamos problemas con la VPN y no está funcionando correctamente.

Si vemos que la dirección IP está oculta, si pone otra que no es la nuestra real, entonces significa que en ese caso el servicio VPN que estamos utilizando funciona adecuadamente.

Para saber esto previamente deberemos conocer cuál es nuestra dirección IP real, anotarla y comprobar una vez hemos iniciado la VPN. Es fácil y rápido.

Qué pueden saber con la dirección IP

Comprobar posibles fugas de DNS

Algo similar ocurre con posibles fugas de DNS. También podemos comprobar si hay filtraciones de DNS. Esto podría mostrar nuestra ubicación real, por ejemplo. Incluso aunque nuestra IP esté oculta, esto podría ocurrir.

Una vez más tenemos a nuestra disposición herramientas gratuitas en Internet que podemos utilizar para comprobar si hay fugas de DNS. Podemos iniciar un test y ver si aparece nuestra ubicación real o por el contrario nos muestra la que debería de aparecer con la VPN que estamos utilizando.

VPN gratuitas y de prueba

Ver si el WebRTC filtra la IP

Una tercera prueba sencilla es comprobar si nuestro WebRTC está filtrando la dirección IP. Esto es un sistema de comunicación que está integrado en la mayoría de navegadores modernos. Es algo útil y necesario para determinados servicios, pero que cuenta con ciertas vulnerabilidades que podrían filtrar la dirección IP.

Podemos ver la dirección IP y si existen problemas a través de herramientas gratuitas que nos ofrecen esta información.

En definitiva, comprobar si nuestra VPN está funcionando correctamente es muy sencillo. Nuestro consejo es hacer uso de servicios que sean fiables, evitar aquellas gratuitas que no ofrezcan garantías y comprobar periódicamente si nuestros datos realmente están a salvo o si podemos tener problemas al navegar por la red.