No compres dispositivos PLC si no tienen esto
Javier Jiménez

Los dispositivos PLC son una buena opción para mejorar la conexión de Internet. Su objetivo es llevar la conexión de un lugar a otro de la vivienda y eliminar así las zonas muertas. Normalmente están compuestos por dos dispositivos: uno de ellos se conecta al router y a la electricidad, mientras que el otro lo ponemos en otro enchufe eléctrico. Ahora bien, no todos son iguales. En este artículo vamos a hablar de algunos aspectos que no pueden faltar.

Qué no puede faltar en los dispositivos PLC

Cuando compramos unos PLC lo que buscamos es poder navegar por Internet con mayor velocidad y tener mejor cobertura. Por tanto, no basta con comprar cualquier aparato que veamos en Internet. Y lo cierto es que la diferencia entre unos y otros puede ser bastante grande. Debes fijarte bien en algunas cosas y no comprar PLC si no cuentan con estas características.

Puertos Gigabit

Un factor muy importante y que muchos usuarios no tienen en cuenta es que los PLC cuenten con puertos Gigabit. Lo normal es que traigan al menos un puerto Ethernet, pero hay que tener en cuenta que no es lo mismo que sea Fast Ethernet que Gigabit Ethernet. Lo ideal es que sea compatible con este último.

¿Por qué es importante? Si los PLC tienen puertos Fast Ethernet, la velocidad estará limitada a 100 Mbps. No podrías aprovechar la máxima velocidad de fibra óptica, ya que no podrías tener más de esa capacidad. En cambio, Gigabit significa que vas a poder conectarte hasta una velocidad de 1 Gbps. En esos casos sí podrás aprovechar todo el rendimiento de la fibra óptica.

Conexión Wi-Fi

Tampoco debes comprar PLC que no tengan Wi-Fi. Existen modelos que solo permiten conectarnos a través de puertos Ethernet y, algunos, únicamente de forma inalámbrica. Lo ideal es que tengan ambas opciones, pero si tienes que elegir una que sea compatibilidad con redes inalámbricas.

Esto es importante ya que hoy en día la mayoría de los dispositivos tienen Wi-Fi y es de esta forma como nos conectamos a la red. Piensa, por ejemplo, en un móvil, tablet o libro electrónico. En estos casos no vas a poder conectarlos a través de cable, sino que únicamente funcionarán de forma inalámbrica. Lo mismo con otros muchos dispositivos IoT que tienes en casa.

Limitaciones de los PLC

Buena velocidad

Por supuesto, no compres dispositivos PLC que tengan una velocidad limitada. Lo mejor es que cuenten con una gran potencia, que permitan acceder a Internet sin problemas, sin limitaciones. Mira bien estas especificaciones y elige dispositivos de garantías, que realmente lleven la conexión de un lugar a otro en buen estado.

Aquí también encontrarás diferencias importantes entre unos modelos y otros. Dedica tiempo a elegir cuál se adapta mejor a lo que buscas y observa que la velocidad máxima de Internet que soportan sea buena. Esto permitirá conectar tus dispositivos a la red sin problemas con pérdida de rendimiento.

En definitiva, estos son algunos factores que debes tener en cuenta para comprar unos PLC. Es importante también ver la manera de mejorar la velocidad de los PLC. Debes cuidarlos y configurarlos adecuadamente para lograr un rendimiento óptimo en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!