Uso de la nube: no cometas estos errores básicos

Uso de la nube: no cometas estos errores básicos

Javier Jiménez

Tenemos muchas opciones para compartir archivos con otros usuarios. Podemos usar un pendrive o disco duro, enviar por correo electrónico, conectar equipos en red… Pero también podemos simplemente utilizar algún servicio en la nube, alojar allí el contenido y permitir que otra persona lo descargue desde cualquier lugar. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no debemos cometer errores. De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a mostrar los principales errores de seguridad al utilizar la nube.

Errores de seguridad al usar la nube

Siempre que usemos cualquier servicio en Internet debemos evitar correr riesgos de seguridad. Pero esto es aún más importante cuando estamos alojando contenido que puede ser sensible, como por ejemplo archivos de texto, imágenes, documentos de una empresa… La nube se usa para todo esto, por lo que debemos evitar errores básicos y así reducir el riesgo de problemas.

Usar servicios desconocidos

El primer error es utilizar servicios en la nube que son desconocidos, que no cuentan con garantías reales. Por ejemplo pueden ser páginas gratuitas que vemos en Internet donde nos permiten subir archivos sin ningún tipo de registro y compartirlos con terceros. ¿Ofrecen realmente garantías?

Siempre debemos asegurarnos de que funciona bien, leer comentarios en Internet y analizar un poco esa página o esa aplicación que vamos a utilizar. Lo mejor es siempre confiar en aquellos servicios más populares, que muestran claramente cómo va a gestionar nuestros datos y reducir así el riesgo.

No proteger las cuentas y archivos

Otro fallo muy habitual es no proteger adecuadamente las cuentas que creamos. Esto, de forma indirecta, va a dejar expuestos los archivos en caso de que un intruso llegue a entrar y leer todo el contenido que tenemos almacenado en la nube.

Para proteger las cuentas, lo principal es crear una contraseña que sea fuerte y compleja. Es la principal barrera de seguridad y lo que va a mantener alejados a los intrusos. Pero además, siempre que sea posible conviene activar la autenticación en dos pasos. Un muro extra para prevenir cualquier intrusión indeseada.

Seguridad en la nube frente a red

Tener equipos obsoletos e inseguros

Por otra parte, es igualmente un error utilizar dispositivos y sistemas que no estén correctamente protegidos. Por ejemplo un ordenador que no cuente con antivirus o que no tenga el sistema operativo actualizado con la última versión.

Es conveniente siempre que utilicemos la nube contar con un buen antivirus. Por ejemplo Windows Defender, Avast, Bitdefender… En caso de que descarguemos algún archivo, pueden prevenir la entrada de virus. Además, al tener los sistemas actualizados podremos corregir posibles vulnerabilidades.

Dejar los archivos disponibles para cualquiera

Un error más es subir archivos a la nube y que estén abiertos para cualquiera. Normalmente las plataformas más seguras de almacenamiento van a permitir seleccionar quién puede acceder a ese contenido y, por tanto, limitarlo al resto que pudiera llegar a un enlace.

Este consejo es especialmente importante si vamos a alojar contenido sensible y que no queremos que termine en malas manos. Es mejor configurarlo adecuadamente y que solo pueda ser visto por el usuario a quien va destinado realmente.

En definitiva, estos son algunos errores básicos de seguridad que muchos usuarios cometen al utilizar la nube y compartir archivos. Es conveniente revisarlos y tener en cuenta la importancia de mantener la protección en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!