Por qué el Internet de las Cosas es más importante que nunca

Por qué el Internet de las Cosas es más importante que nunca

Javier Jiménez

Todo lo relacionado a Internet cambia constantemente. Tenemos mejor velocidad que hace unos años, más cobertura inalámbrica gracias a la mejora de la tecnología y también más equipos conectados a la red. Precisamente esto último es lo que va a cambiar mucho más en los próximos años. De hecho va a tener una gran importancia. Así lo indica un informe del que nos hacemos eco. Aseguran que el Internet de las Cosas va a tener un peso muy importante durante este 2020.

El Internet de las Cosas va a tener un gran peso

Como sabemos, el Internet de las Cosas es como se conoce a todos los dispositivos que tenemos conectados a la red en nuestro hogar. Los hay de muchos tipos. Puede ser por ejemplo una televisión, una bombilla inteligente, un reproductor de vídeo en Streaming… En definitiva, cualquier aparato que tenga conexión a Internet y pueda conectarse a la red.

Este informe del que nos hacemos eco indica que estamos viviendo una época de cambios. Muchos usuarios están trabajando desde casa, tienen que acceder a información de forma remota y, en definitiva, van a utilizar otros dispositivos que antes no usaban o no con la misma frecuencia.

Una de las características del Internet de las Cosas es que puede unir el mundo físico y el virtual. Puede mejorar la precisión a la hora de llevar a cabo diferentes tareas que de alguna manera antes se hacían físicamente y ahora pueden realizarse de forma remota. También el uso de terceros dispositivos para llevar a cabo esas acciones y poder controlarlos de forma remota.

También asegura este informe que el sector de la medicina va a verse favorecido por el Internet de las Cosas. Especialmente para preservar la seguridad están surgiendo nuevos métodos, nuevos instrumentos, que van a formar parte de nuestro día a día. Hemos visto, por ejemplo, robots que funcionan en los hospitales realizando tareas antes hechas por personas y de esta forma disminuir los riesgos físicos.

Problemas de seguridad en dispositivos IoT

Por otra parte, al mismo tiempo que aumenta el uso de este tipo de dispositivos también tenemos que hacer mención al aumento de los problemas de seguridad. Hacer uso de más dispositivos conectados a la red supone también más riesgos que pueden poner en riesgo nuestra seguridad o privacidad.

Esto hace que los usuarios deban extremar las precauciones cada vez que utilicen este tipo de equipos. Por ejemplo es fundamental cifrarlos correctamente con contraseñas, cambiar los valores de fábrica o mantenerlos actualizados.

Los piratas informáticos pueden aprovecharse de este tipo de dispositivos para llevar a cabo sus ataques. Podrían hacer que un dispositivo IoT forme parte de una botnet. También incluso aprovecharse de una vulnerabilidad que hay presente en un equipo para penetrar en esa red y poder afectar a otros sistemas conectados.

Por ello, como hemos indicado, debemos mantener siempre la seguridad. Es importante tener en cuenta ciertos consejos para no poner en riesgo nuestros equipos. Os dejamos un artículo con algunos consejos sobre cómo mejorar la seguridad en dispositivos IoT.