¿Vas a jugar online con VPN? Piénsalo dos veces

¿Vas a jugar online con VPN? Piénsalo dos veces

Javier Jiménez

Podemos usar aplicaciones VPN para navegar por Internet de forma cifrada, evitar censuras y bloqueos geográficos. Sin embargo hay que tener en cuenta que podemos sufrir ciertas limitaciones. En ocasiones incluso podríamos tener problemas para seguir nuestra actividad diaria en la red. Vamos a explicar por qué jugar con VPN puede ser una mala idea. Vamos a explicarte qué problemas podrías encontrarte si instalas un programa de este tipo en el ordenador o móvil para jugar.

Limitaciones de jugar online con VPN

Hay circunstancias en las que no conviene navegar a través de VPN y una de ellas es a la hora de jugar por Internet. No significa que vaya a ser un problema de seguridad, al menos no si utilizas una aplicación fiable, pero sí puedes tener limitaciones. Podrías ver que el juego no funciona bien o que incluso no puedes entrar en una partida.

Mala velocidad

Un motivo por el que debes pensar dos veces antes de jugar online es que la velocidad de la conexión disminuye. Para poder jugar por Internet, igual que ver películas o series en Streaming o descargar archivos, es fundamental tener una buena velocidad. Si es muy débil podrías tener problemas para jugar.

Debes tener en cuenta que cuando usas una VPN la conexión pasa antes por un servidor intermedio. Eso hace que la velocidad disminuya y haya problemas. Para poder jugar con normalidad, es necesario que tengas un mínimo de velocidad de Internet. A veces con una VPN la velocidad es realmente muy baja, de incluso menos de 5 Mbps aunque tengas fibra óptica de máxima velocidad.

Podrías tener bastantes dificultades para jugar correctamente, para cargar partidas, actualizar el juego o descargar archivos que sean necesarios. Por tanto, ten cuidado si necesitas jugar online y tienes instalada una VPN, ya sea en el móvil o en el ordenador. Es importante evitar problemas con la VPN y que funcione lo mejor posible.

Latencia alta

Pero otro factor muy importante para jugar por Internet es el ping o latencia. No solo importa la velocidad, sino también hay que tener en cuenta esto. Es básicamente el tiempo de retardo que puede haber al realizar cualquier acción en el juego hasta que llegue al dispositivo de la otra persona. Si ese ping es muy alto, habría problemas para jugar.

Hoy en día gracias a la fibra óptica y también al 5G, la latencia es muy baja. Es prácticamente inapreciable a la hora de jugar. El problema es que si navegas a través de una VPN, ese ping puede ser muy elevado. Puede pasar incluso de 100 ms y eso va a suponer una dificultad para poder jugar con normalidad.

Problema si se apaga la VPN

Navegas con otra ubicación

También debes tener en cuenta que cuando usas una VPN te conectas a un servidor que puede estar en otro país. Eso puede impedir que entres en una partida. A veces están restringidas por región geográfica debido a lo que hablábamos anteriormente del ping, ya que si juegas con una persona que esté en otro continente, la latencia puede ser muy elevada y afectar a la partida.

Si por ejemplo estás en España y quieres entrar en una partida donde hay españoles pero estás conectado a una VPN de Japón, podrías tener problemas para acceder. No podrías entrar y, por tanto, no podrías jugar mientras tengas la VPN activada.

En definitiva, como ves es posible que tengas una VPN instalada y te plantees navegar con ella, pero ten en cuenta que si vas a jugar online puede ser un problema importante. Podrías tener limitaciones.

¡Sé el primero en comentar!