Motivos para que se desconecte Internet al jugar online

Cuando nos conectamos a Internet, en ocasiones pueden surgir problemas. Podemos ver cómo la señal es débil y hace que se desconecte, velocidad lenta, mala cobertura… Esto puede ocurrir especialmente al utilizar determinadas herramientas. En este artículo vamos a explicar por qué se desconecta el Internet cuando jugamos online. Es algo que ocurre a algunos usuarios y las causas son variadas.

Problemas de conexión al jugar online

Algunos usuarios reportan que a la hora de abrir un juego online desconecta el Internet. Esto puede ser algo constante, algo que impida incluso conectarse a la partida y poder jugar, mientras que en otras ocasiones se trata de un problema que va y viene o incluso no necesariamente algo que impida jugar, sino que simplemente afecta al rendimiento de la conexión.

Problemas con los servidores DNS

Una de las causas puede estar en los servidores DNS que estamos utilizando. Como sabemos, podemos hacer uso de los que viene con la operadora, pero también utilizar otros muchos que hay disponibles en Internet. Los hay tanto gratuitos como de pago.

Algunos de ellos pueden estar más orientados en la seguridad y privacidad. Puede ser interesante, pero a la vez causar problemas en la conexión y que no funcione como debería, causando incluso cortes al utilizar determinadas herramientas o jugar online.

Cambiar los DNS en Windows

Cobertura débil

Sin duda detrás de los cortes de Internet cuando jugamos online puede estar una mala cobertura. Es muy común conectarnos a través de la red inalámbrica. Si nuestro Wi-Fi no es potente o estamos conectados muy lejos del punto de acceso, podemos tener estas molestas interrupciones al jugar.

Algo que podemos hacer es conectarnos por cable para evitar este problema, aunque no siempre es una opción para los usuarios. También podemos optar por amplificadores de señal que nos ayuden a mejorar la calidad de la cobertura. Hay de diferentes tipos, como son los repetidores, dispositivos PLC o sistemas Mesh. Todos ellos sirven para que la cobertura llegue con mayor potencia.

Mala velocidad de Internet

Detrás de estos problemas también puede estar una mala velocidad de Internet. Podríamos tener contratada una tarifa limitada que no nos permita ejecutar correctamente videojuegos que requieran de una velocidad mayor.

Incluso el ping o latencia también podría provocar fallos que impidan jugar online correctamente. Ya sabemos que este valor es muy importante para determinadas herramientas y programas que usemos, como puede ser un videojuego.

Puertos cerrados

Una de las razones por las que es necesario abrir los puertos del router es para jugar online. Cada juego utiliza unos puertos diferentes y vamos a tener que saber cuáles son para configurarlo correctamente. Si tenemos problemas de velocidad o cortes al jugar, esta puede ser una de las causas principales.

Es básicamente lo mismo que ocurriría si usamos una determinada aplicación para descargar por Internet y vemos que no va bien. Necesitamos abrir los puertos para que la conexión fluya correctamente.

Problemas con los servidores del juego

Un problema más que es muy habitual es que haya algún tipo de error con los servidores del propio juego. En este caso no es algo que podamos solucionar fácilmente los usuarios, aunque sí podemos tener en cuenta la posibilidad de cambiar de servidor siempre que sea posible.

Igualmente, recomendamos actualizar los juegos para que puedan recibir las últimas mejoras disponibles. Así podremos reducir el riesgo de problemas que podrían causar una ralentización al jugar o esos cortes que mencionábamos.

Problemas a nivel de sistema y software

Hemos visto los principales motivos relacionados con fallos con la conexión o servidores de juegos. Sin embargo también puede ocurrir que haya algún problema con el sistema que usamos o que haya algún conflicto a nivel de software. Esto igualmente impedirá que podamos jugar online con normalidad y hará que aparezcan errores continuamente.

Malware en el sistema

Por supuesto, si nuestro equipo ha sido infectado por un software malicioso podríamos tener problemas muy variados, como es la posibilidad de que los programas conectados a Internet no funcionen como deberían y cause fallos.

Debemos siempre tener instalado un buen antivirus para prevenir la entrada de amenazas y ataques que comprometan nuestra privacidad. Siempre conviene realizar un análisis frecuentemente para reducir el impacto que el malware pueda tener al jugar por Internet. Si usamos Windows, una opción interesante es Windows Defender, que viene integrada. También podemos probar otros como Avast, Bitdefender o Kaspersky, por nombrar algunos de los más populares.

Antivirus o firewall están interfiriendo

Hemos mencionado que contar con un buen antivirus va a ser importante para evitar problemas de seguridad. Sin embargo estas herramientas, los antivirus y cortafuegos, también podrían interferir en el buen funcionamiento de determinados programas o incluso de los juegos.

Un firewall puede bloquear la conexión de Internet que recibe un determinado software. Podría estar mal configurado y provocar esos cortes molestos a la hora de jugar por Internet. Debemos por tanto configurarlos correctamente e incluso probar a pausarlos para ver si de esta forma se solucionan los problemas que tenemos.

Es importante que tengamos siempre estos programas actualizados y que además los instalemos desde fuentes oficiales. Esto nos ayudará a evitar este tipo de problemas que podrían afectar a la conexión de Internet. Debemos en todo momento tener software en buen estado y que no generen fallos.

Programa VPN no funciona bien

Las herramientas VPN son muy útiles y cada vez más usadas para navegar por la red. Permiten cifrar la conexión, ocultar nuestra dirección IP real e incluso permitir que accedamos a páginas o servicios restringidos geográficamente.

El problema es que podría estar provocando un efecto negativo en nuestros juegos online. Como en el caso del firewall que mencionábamos, una VPN podría interferir en la conexión y no permitir que naveguemos correctamente o que, en este caso, usemos una aplicación con acceso a Internet en condiciones normales.

Igual que mencionábamos con los antivirus, debemos usar una buena aplicación. Algunos ejemplos son ExpressVPN, NordVPN o ProtonVPN. Si usamos programas gratuitos podrían tener servidores que no funcionen bien y que no permitan que nos conectemos con normalidad y aparezcan cortes y errores.

Por tanto, estas son algunas de las cuestiones a tener en cuenta relacionadas con los fallos de Internet al jugar online. Puede ser por algún error tanto a nivel de conexión como de software o configuración. Hemos explicado los pasos para solucionarlo en cada caso y lograr que funcione con normalidad.

¡Sé el primero en comentar!