¿Merece la pena usar correos temporales para recibir y enviar emails?

Uno de los servicios más utilizados hoy en día para mantener el contacto con otras personas o recibir información es el correo electrónico. Nos ofrece una gran versatilidad ya que podemos usarlo desde cualquier lugar, dispositivo o sistema operativo. Sin duda, uno de los enemigos más importantes del e-mail es el Spam o correo basura. Se trata de mensajes que no hemos solicitado, terminan causandonos pérdida de tiempo y se terminan colando en nuestra bandeja de entrada. Para evitar males de este tipo se están buscando alternativas. En este artículo vamos a hablar sobre si merece la pena usar correos temporales.

Lo primero que vamos a hacer es explicar qué es un correo temporal y qué ventajas nos aporta su utilización. Luego explicaremos cómo podemos hacer una buena gestión de nuestras cuentas de correo para evitar el Spam. Por último, vamos a usar correos temporales poniendo un par de ejemplos.

Qué es un correo temporal y ventajas

Habitualmente tenemos cuentas en plataformas de correo electrónico tradicionales que utilizamos en nuestro día a día como por ejemplo Gmail, Yahoo! y Outlook. No obstante, en los últimos tiempos ha cobrado cierta relevancia un nuevo tipo de e-mail. Cuando hablamos de un correo temporal nos referimos a aquel que podemos crear sin necesidad de requerir un registro previo. Al igual que los tradicionales también se ofrecen de manera gratuita pero se diferencian sobre todo en que tienen una duración determinada.

En el momento que vamos a usar correos temporales tenemos que tener en cuenta sus características:

  1. Su duración es limitada en el tiempo.
  2. Una vez finalice el plazo de vigencia caduca, y ya no la vamos a poder volver a utilizar.

Sus principales ventajas son que nos aporta privacidad al no tener que dar nuestro e-mail personal y va contribuir a reducir el Spam de nuestras cuentas de correo tradicionales.

Consejos para gestionar nuestras cuentas de e-mail

Una buena manera de gestionar nuestras cuentas de correo electrónico sería disponer de varias para utilizarlas según el asunto. Por eso sería recomendable utilizar al menos tres tipos de cuentas. Por ejemplo, podríamos optar por una estrategia como esta:

  1. Correo exclusivo para el trabajo.
  2. E-mail para nuestros asuntos particulares, familia, amigos y servicios contratados.
  3. Correo para solicitar información en el que nos podemos arriesgar a recibir correo basura. Este sería para cosas dudosas y promociones, por ejemplo.

No obstante, en algunas situaciones vemos que es bastante probable que nos vayan a enviar Spam. En esas ocasiones aunque se trate de nuestra tercera cuenta, usar correos temporales nos puede ahorrar un buen tiempo para no tener que borrar luego correos basura.

Cómo usar correos temporales

Ya hemos visto que usar correos temporales en ciertas situaciones puede ser beneficioso para nosotros. En ese aspecto, además de ahorrarnos tiempo en limpiar nuestra bandeja de entrada también evitaremos el estrés que genera realizar esta tarea. Ahora vamos a mostrar cómo usar correos temporales con dos ejemplos prácticos. Uno de los más fáciles de utilizar es Temp Mail, si hacemos clic sobre el enlace entramos en la web y en la pantalla principal nos aparecerá el email que nos ha generado.

La flecha roja señala la nueva dirección de correo temporal y abajo tenemos la bandeja de entrada. Tras haber utilizado esta dirección de e-mail aquí nos van a llegar las consultas que realicemos. Otro que podemos usar también es Guerrilla Mail y para hacerlo no tenéis más que pulsar sobre el link anterior. Entonces veremos una pantalla como esta:

Una particularidad de esta cuenta que hemos creado en Guerrilla Mail, es que va a caducar a los 60 minutos. Nuestro email es el que se indica con la flecha roja y en este caso permite ser editado hasta ciertos límites a nuestro gusto. Hay que evitar algunos correos temporales.

En resumen, usar correos temporales puede ser beneficioso tanto para nuestra privacidad como para evitar Spam. Aquí tenéis más ejemplos para crear correos temporales y enviar e-mail anónimos.

¡Sé el primero en comentar!