Por qué la nube es buen complemento a los discos duros

La nube es algo que está muy presente en nuestro día a día y cada vez es más utilizado por más usuarios. Básicamente nos permite alojar contenido en Internet y tenerlos disponibles en cualquier lugar. Es una manera diferente de guardar datos. Ahora bien, ¿por qué es un complemento muy bueno a los discos duros? Vamos a explicar qué ventajas aporta y por qué debes tener en cuenta el uso de ambas opciones.

Usar la nube junto a un disco duro

Para guardar archivos, como pueden ser carpetas con fotografías, vídeos, música o cualquier documento, podemos usar una memoria física y también la nube. Una memoria física puede ser un disco duro, un pendrive, una tarjeta… Pero la nube podemos decir que es un complemento ideal para almacenar también ahí archivos.

Copias de seguridad más accesibles

El primer motivo es lograr que una copia de seguridad esté más accesible. Vamos a poder disponer de ella en cualquier lugar, ya que solo necesitaremos tener acceso a Internet. Esto significa que no solo vas a estar limitado a ese disco duro que se encuentra en un ordenador, por ejemplo, sino que podrás entrar desde el móvil, una tablet, etc.

Esto es importante, ya que hoy en día son muchos los problemas que pueden surgir. Por ejemplo un ataque ransomware que deje inutilizable el ordenador. Puedes entrar en la copia de seguridad desde otro dispositivo o incluso desde ese mismo equipo, pero a través de un Live CD.

Tener los archivos siempre disponibles

Son muchas las ocasiones en las que necesitamos acceder a ciertos documentos mientras estamos fuera. Por ejemplo si estamos de viaje y necesitamos modificar un archivo o revisar cualquier documento. Simplemente con acceder desde Internet vamos a poder tener esas copias.

El hecho de no limitarlos solo a tener el contenido en un disco duro y poder tenerlo también en la nube, va a hacer que podamos acceder desde cualquier lugar. Una vez más, lo único que vamos a necesitar es tener un dispositivo compatible y que cuente con acceso a Internet para poder entrar.

Qué frena el uso de la nube

Reducir el riesgo de virus

Otro motivo para usar la nube como complemento a memorias físicas es reducir el riesgo de virus. Tal vez tu ordenador tiene algún tipo de malware. Por ejemplo si has instalado recientemente un programa desde fuentes no seguras o has bajado algún archivo del correo electrónico y contiene alguna amenaza. Eso podría poner en riesgo a todos los archivos que tengas guardados.

Si utilizas la nube, esa información va a estar a salvo. Además, muchos servicios de almacenamiento en la nube van a contar con un antivirus incorporado. Esto te permitirá escanear en busca de virus y amenazas que puedan comprometer tu privacidad y seguridad en la red.

Evitar problemas de hardware

Los discos duros tienen una vida limitada. Aunque pueden durar muchos años antes de que dejen de funcionar, llega un momento en el que ya no van a poder continuar. Además, siempre pueden surgir problemas y fallos de hardware. Por ejemplo que se rompa algún componente y eso impida funcionar correctamente.

Al poder tener almacenamiento en la nube, si surge algún problema en el disco duro vas a poder mantener un respaldo. En este caso el problema que podría aparecer es que el servicio deje de funcionar, ya sea por un fallo puntual o que directamente cierre esa plataforma. Por lo que contar con ambas opciones van a complementarse muy bien.

En definitiva, como has podido ver utilizar la nube es un complemento muy interesante a contar con un disco duro. Esto te permitirá tener siempre los archivos disponibles, protegidos y accesibles desde cualquier dispositivo. Eso sí, debes ser consciente que hay problemas en el almacenamiento en la nube.

¡Sé el primero en comentar!