Cómo saber si mi router de operador es bueno o debo sustituirlo

Los proveedores de Internet cuando contratamos una tarifa nos suelen entregar un router. Este equipo de red que nos ponen, a veces no nos ofrece todas las características que necesitamos. Los router actualmente son Gigabit Ethernet por lo que podemos trabajar con velocidades de hasta 1 Gbps. Actualmente la mayoría de usuarios tienen una conexión a Internet inferior a esa velocidad por lo que no les supondría ningún problema en cuanto al apartado Ethernet. En cambio respecto al WiFi la cosa podría variar y quedarse corto en algunas situaciones dependiendo de las expectativas que tengamos. En este artículo vamos a saber si mi router de operadora es bueno o si debo sustituirlo por otro que ofrezca mejores prestaciones.

Por qué el Wi-Fi es peor en un router de operador

Sin lugar a dudas, el apartado en el que puede ir más justo nuestro router de operador es porque cada vez tenemos más equipos conectados a Internet. Ya no es como antes, que sólo teníamos en casa el ordenador portátil o de sobremesa, el smartphone y la tablet conectado a la red de redes. La cosa ha cambiado mucho, y en muchos hogares ya tenemos una Smart TV o un aparato Android TV con el queremos ver contenidos multimedia a cada vez mayor resolución. Cuando esto sucede se consume un gran ancho de banda, el router se puede saturar y el resto de dispositivos se van a resentir.

Por si esto fuera poco, se han añadido nuevos aparatos como enchufes inteligentes, dispositivos de IoT y de domótica. Además, cada vez más a menudo contamos con cámaras de videovigilancia por motivos de seguridad o para ver qué hacen los pequeños de la casa o las mascotas. Si ya de por sí, un router de operador cumple justo, si lo llevamos al límite puede quedarse corto. Aquí tenéis explicado por qué no llega la máxima velocidad por Wi-Fi.

¿Entonces debo cambiar mi router obligatoriamente?

Esta pregunta ya es muy personal y depende de varios factores. Vamos a enumerar las más importantes:

  1. Las especificaciones del router.
  2. El número de usuarios que lo utilizan a la vez.
  3. Los dispositivos que tenemos conectados a Internet.
  4. La velocidad contratada.

En cuanto a las especificaciones del router de operador que estemos usando, debe ser al menos Gigabit Ethernet. Hoy en día cualquier router de fibra óptica que se ha distribuido hasta la fecha cumple de sobra con ese apartado. Por otra parte, en cuanto al Wi-Fi no podríamos decir lo mismo. Los primeros que se distribuyeron cumplían con el estándar 802.11n o WiFi 4, eso implica que haciendo un test de velocidad cerca del router de media no pasaremos de unos 60 Mbps. Si tenemos en cuenta que la mayoría de las conexiones de fibra son de 100 Mb en adelante, estaríamos perdiendo mucha velocidad. Por lo tanto, lo mínimo recomendable sería tener un router que soporte el estándar 802.11.ac. Este es el que se conoce popularmente como Wi-Fi 5 y tiene soporte tanto para la banda de 2.4GHz (con WiFi 4 como estándar) y también con la banda de 5GHz (aquí con soporte para WiFi 5).

También puede darse el caso que tengáis un router de operadora que cumpla con vuestras necesidades, pero que en determinadas estancias no lo haga. Entonces llega el momento de plantearse si es necesario un cambio o con un repetidor Wi-Fi puede ser suficiente.

¿Y si tengo que cambiar el router de operador?

Aquí tendríamos que buscar uno que se ajuste a nuestras necesidades. Por ejemplo, hay routers gaming de las marcas NETGEAR y ASUS destinadas al juego on-line. Generalmente son más caros que los normales pero vienen con unos apartados especiales para jugar y un apartado Wi-Fi superior.

Nighthawk Pro Gaming XR1000 trasera

Lo que tenemos que buscar como mínimo es un router al menos soporte la banda de 2.4 GHz y la de 5 GHz. En ese aspecto partiremos del estándar 802.11ac del Wi-Fi 5 aunque como están los precios, ahora sí es posible comprar uno con el estándar 802.11ax ya que no sube mucho el precio. También hay que fijarse en el número de antenas y que emplee tecnologías Wi-Fi como MU-MIMO y OFDMA.

Por último, hay que destacar a marcas como ASUS, NETGEAR, D-Link, QNAP y AVM con FRITZ!Box que cuenta con un firmware personalizado. Estos ofrecen un mayor soporte y más opciones como programador horario del WI-Fi, QoS para priorizar el tipo de tráfico, la posibilidad de montar un servidor VPN y más.

¡Sé el primero en comentar!