Por qué nunca va a dejar de existir Ethernet

Por qué nunca va a dejar de existir Ethernet

Javier Jiménez

Podemos conectarnos a Internet a través de Wi-Fi o cable. Es cierto que la primera opción ha ganado mucho peso en los últimos años. Cada vez tenemos más dispositivos compatibles con las redes inalámbricas y eso nos permite evitar tener que utilizar cable. Ahora bien, ¿por qué nunca va a dejar de existir Ethernet? En este artículo vamos a hablar de ello y de cómo en los próximos años incluso podríamos ver un aumento en su uso.

Ethernet sigue siendo imprescindible

A veces podemos llegar a pensar que el Wi-Fi va a comerse al cable LAN y llegar a hacer desaparecer a este último. En cierto modo tiene sentido, ya que son más y más los aparatos compatibles y además es más cómodo conectarnos sin necesidad de usar cable. Sin embargo hay algunos factores que debemos analizar.

Uno de ellos es la velocidad. ¿Puede competir realmente el Wi-Fi con Ethernet en cuanto a velocidad? Aunque la diferencia hoy en día no es tan grande como hace unos años, si queremos aprovechar al máximo nuestra conexión lo normal es que tengamos que usar cable de red. Pensemos en una tarifa de fibra óptica de 1 Gbps, por ejemplo. La mayoría de los dispositivos tienen un adaptador Wi-Fi limitado que no podría ofrecer esa velocidad. En cambio con cable Gigabit Ethernet sí sería posible.

Pero si pensamos en el futuro, de cara a las conexiones de hasta 10 Gbps que llegarán, va a ser aún más importante el cable de red. Ethernet va a permitir un rendimiento mayor que el Wi-Fi y podremos aprovechar realmente las tarifas de fibra óptica que tengamos disponibles.

Esto último que mencionamos puede hacer que en los próximos años incluso veamos un aumento en el uso de Ethernet. Si queremos optar a la máxima velocidad, es más que probable que sea necesario utilizar cable LAN en vez de Wi-Fi.

Conectar más equipos por cable Ethernet

Mejorar la estabilidad

Pero no solo hay que tener en cuenta la velocidad de Internet. Lo cierto es que un factor fundamental es la estabilidad y con las redes inalámbricas no siempre tenemos buenos resultados. Podemos encontrarnos con fallos, cortes y problemas que afecten a nuestro día a día.

Es por ello que el uso de Ethernet puede ser la solución para lograr la mayor estabilidad. Por ejemplo si tenemos una televisión conectada a Internet y se encuentra lejos del punto de acceso, lo mejor podría ser conectarla a través de cable y lograr así que funcione mejor.

Esto también va a empujar a los usuarios a utilizar más el cable LAN en los próximos años, ya que tenemos más dispositivos conectados en nuestros hogares y mayor necesidad de que todo funcione bien. Si queremos reproducir vídeos en Streaming en máxima calidad y sin cortes, puede ser imprescindible conectarlo por cable si la red inalámbrica no ofrece buena cobertura.

En definitiva, Ethernet tiene un largo recorrido por delante. Utilizar el cable para conectarnos a Internet va a seguir siendo una opción realmente utilizada e incluso imprescindible en determinadas circunstancias para lograr el mejor rendimiento.

1 Comentario