¿Usas algún dispositivo IoT? Tienes que conocer el riesgo de seguridad

Los dispositivos IoT son todos aquellos aparatos que tenemos en nuestros hogares conectados a Internet. Por ejemplo podemos mencionar las bombillas inteligentes, una televisión, impresora, reproductores de vídeo… Son aparatos que a veces pasan desapercibidos pero que en realidad están conectados permanentemente a la red. Esto podría ser un peligro, como así lo demuestra un informe del que nos hacemos eco en este artículo.

El Internet de las Cosas, en el punto de mira de los ciberdelincuentes

Podemos decir que los piratas informáticos tienen como objetivo atacara aquello que tiene más usuarios o es más utilizado. Por ejemplo si hablamos de redes sociales podemos decir que Facebook es uno de los objetivos. Esto hace que al haber más y más dispositivos conectados en los hogares, vean aquí una oportunidad para acceder a la red.

Según un informe que ha realizado la empresa de ciberseguridad Zscaler, los ataques contra dispositivos IoT han aumentado un 700% en los últimos dos años. Es sin duda una cifra más que significativa, pero además hay que ser conscientes de que irá en aumento.

Los usuarios cada vez tenemos más dispositivos del Internet de las Cosas en casa. Tenemos más aparatos conectados entre sí, nuestro router tiene mayor capacidad y también la conexión de Internet es más potente. Pero todo esto tiene su riesgo y hay que ser consciente de ello. Pero estos ataques también van dirigidos a empresas.

Principalmente se aprovechan de dispositivos IoT que no están actualizados. Este es un problema muy común. Los usuarios muchas veces compramos cualquier aparato para tener en el hogar conectado al router. Creemos que no tiene ningún riesgo y no le prestamos demasiada atención mientras funcione bien. El problema es que pasa el tiempo y ese aparato lo quedamos sin actualizar. Ahí es cuando empieza el problema.

Suelen atacar dispositivos del Internet de las Cosas que tienen alguna vulnerabilidad. Incluso en muchos casos, cuando compramos equipos de este tipo baratos, que no reciben actualizaciones frecuentes, pueden venir ya con vulnerabilidades de fábrica y que nunca son corregidas.

Ataques y vulnerabilidades en dispositivos IoT

Muchos equipos IoT envían datos sin cifrar

Este mismo informe muestra que una gran cantidad de equipos del Internet de las Cosas comparte datos en la red sin cifrar. De hecho, indican que solo el 24% de ellos envía datos de forma cifrada. Este es un problema importante. Lo ideal es siempre utilizar buenas contraseñas y configurar bien los aparatos para que no expongan datos personales que puedan ser robados en Internet.

Por tanto, siempre debemos ser conscientes de la importancia de mantener la seguridad en este tipo de dispositivos conectados a la red. Debemos en todo momento estar protegidos, tenerlos actualizados y saber que en cualquier momento podría haber alguna vulnerabilidad que sea aprovechada por un atacante.

Igual que dejamos huella digital al navegar, también podemos dejar mucha información personal disponible en la red si estos aparatos no están protegidos correctamente. Esto lógicamente afecta a la privacidad y también podría dar lugar a ataques cibernéticos que afecten a otros equipos que tengamos en esa red.