Chrome quiere hacer más fácil saber si una página es segura

Hay que tener en cuenta que la seguridad es un factor muy importante en nuestro día a día. Esto hace que los programas que usamos, los servicios donde nos registramos y, en general, cualquier plataforma o herramienta, busquen siempre la manera de evitar cualquier problema que afecte a los usuarios. En este caso se trata de Google Chrome, que planea introducir un nuevo cambio para que sea más sencillo para los usuarios saber si un sitio web es seguro o no.

Chrome muestra la información de seguridad de una web

Precisamente al navegar por Internet podemos encontrarnos con muchos problemas que pongan en riesgo la seguridad. Hay muchos tipos de amenazas, malware y errores que de una u otra forma podrían afectarnos. Esto hace que siempre debamos ser conscientes de si ese sitio que estamos visitando es o no seguro.

Hay muchas páginas en Internet que no están cifradas, que no cuentan con las garantías de cara a proteger la privacidad de los usuarios. Esto inevitablemente es algo muy a tener en cuenta. Por eso los navegadores suelen alertar cuando entramos en una página que es HTTP o nos muestran un candado verde indicando que realmente está cifrada.

La noticia es que ahora Chrome planea cambiar ese icono, ese candado verde, por una flecha desplegable para que los usuarios puedan obtener más datos relacionados con esa página por la que están navegando. Esto es útil de cara a obtener más información.

Con esta medida que planean implantar desde el navegador de Google, los usuarios van a poder hacer clic en el icono de la flecha y tener así más información sobre el certificado (si es válido o no), la cantidad de cookies en uso, así como la configuración de ese sitio.

No afecta a las conexiones inseguras

Aunque Google Chrome quiere facilitar que los usuarios puedan tener más información respecto a la seguridad de los sitios que visitan, no va a haber ningún cambio en las páginas inseguras. Es decir, la advertencia de que ese sitio en concreto no está cifrado, que aparece cuando es HTTP, va a seguir mostrándose.

Hay que tener en cuenta que precisamente el hecho de navegar por sitios que no estén cifrados es uno de los motivos principales por los que puede haber algún problema de seguridad. La información que enviamos no va cifrada, algo que podría exponer nuestros datos si entramos desde una red Wi-Fi pública, por ejemplo.

Por tanto, siempre que nos encontremos con la advertencia de Chrome indicando que esa web no está cifrada hay que tomar precauciones. Por sí mismo no significa que esa página vaya a ser peligrosa, pero sí debemos evitar riesgos. A veces surgen problemas como que el navegador no tenga acceso a Internet y conviene ver si el error es del sitio que estamos visitando.

Además, otro punto a tener en cuenta es que una página cifrada podría ser peligrosa también. Puede contener enlaces a sitios sin cifrar e incluso tener malware. Por tanto, aunque entremos en páginas HTTPS no significa que ya estemos protegidos por completo. Siempre vamos a tener que tomar precauciones de seguridad al navegar.