Consejos si vas a conectar un equipo de segunda mano en tu red

Mantener la seguridad y privacidad cuando utilicemos equipos conectados a la red es muy importante. Por desgracia son muchos los factores que pueden influir en que tengamos problemas y debemos evitarlos. Hay algo que en ocasiones pasamos por alto los usuarios y es el hecho de adquirir un dispositivo de segunda mano y no tener precauciones. Vamos a dar algunos consejos.

El problema de los dispositivos de segunda mano en la red

Podemos decir que cualquier equipo puede llegar a ser peligroso en un momento dado. Podemos haber sido víctimas de alguna variedad de malware, vulnerabilidades o cualquier fallo que permita a un pirata informático robar información.

Esto es algo que va a afectar a nuestros ordenadores, móviles o incluso cualquier dispositivo de lo que se conoce como el Internet de las Cosas. Esto último, además, es lo que más desapercibido puede pasar. No somos conscientes en muchas ocasiones de determinados equipos antiguos o que hemos adquirido de segunda mano y que podrían ser peligrosos.

Pueden darse diferentes circunstancias. Por ejemplo podemos estar usando un reproductor de vídeo de segunda mano que conectamos a la televisión y, a su vez, está conectada a la red. Ese equipo tal vez nos lo ha dado un familiar o amigo, lo hemos comprado por Internet o en una tienda de segunda mano. Puede que alguien lo haya modificado de forma maliciosa o simplemente que no esté actualizado y se haya infectado previamente y, ahora, nos afecte a nosotros.

Cómo usar dispositivos de segunda mano con seguridad

Es importante tener en cuenta que debemos utilizar nuestros dispositivos con total seguridad. Nunca debemos conectar cualquier aparato a la red sin comprobar si realmente es fiable o podría ser una amenaza. Vamos a dar algunas recomendaciones.

Volver a valores de fábrica

Algo fundamental que debemos hacer en cuanto comenzamos a utilizar un dispositivo de segunda mano, sea cual sea la procedencia, es poner los valores de fábrica. De esta forma vamos a resetear toda la configuración, nombres de usuario, contraseñas…

Esto es muy útil para poder evitar ciertos fallos que pueda haber en la configuración, malware oculto, contraseñas débiles… Es esencial para empezar de cero y reducir al máximo el riesgo de que estemos conectando a la red algún aparato peligroso.

Seguridad de los equipos IoT

Actualizar cualquier dispositivo

Por supuesto estos equipos los debemos actualizar antes de comenzar a usarlos. Puede que lleven mucho tiempo sin usar, sin que hayan recibido parches, y eso supondría una amenaza de seguridad importante. Es esencial que siempre tengamos todas las actualizaciones correctamente agregadas.

Cifrarlos correctamente

También debemos proteger los dispositivos de segunda mano con una buena contraseña. Esta clave debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello, además, de forma aleatoria para dificultar al máximo que posibles intrusos puedan entrar.

Cualquier equipo que conectemos a la red debe estar protegido por un buen cifrado. Esto lógicamente aplica también a los dispositivos del Internet de las Cosas, ya sea que lo hayamos comprado nuevo o estemos usando uno de segunda mano.

Usar programas de seguridad si es posible

¿Vamos a conectar un dispositivo a nuestra televisión, ordenador o móvil? Tal vez sea una buena idea proteger estos últimos equipos con programas de seguridad, siempre que sea posible. Hoy en día contamos con un amplio abanico de opciones para ello. Podemos utilizar programas gratuitos y también de pago.

En definitiva, estos son algunos consejos básicos que podemos tener en cuenta si vamos a utilizar equipos de segunda mano conectados a la red. Es esencial que protejamos siempre la seguridad y que evitemos así posibles problemas que puedan aparecer.