Por qué los enlaces antiguos son un peligro al navegar

A la hora de navegar por Internet podemos encontrarnos con muchas amenazas que van a poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Hay muchos factores que van a influir, pero hay determinados elementos que pueden hacer que corramos mayor riesgo. En este artículo vamos a hablar de por qué los enlaces antiguos pueden llegar a ser un problema. Daremos algunos consejos para mantener protegidos los equipos.

Un link antiguo puede ser un problema

Siempre que navegamos nos encontramos con muchos enlaces para acceder a sitios web. Por ejemplo podemos llegar a una página que cuente con links que nos llevar a un producto determinado, un foro, una sección distinta… Pero esos enlaces pueden estar rotos. Podrían aparecer códigos de error como el 404 y no llegar al destino.

Esto generalmente ocurre cuando entramos en un sitio web descuidado, normalmente desactualizado, que mantiene links antiguos que ya no existen. Básicamente era algo que en algún momento funcionaba, pero hoy en día ya esa web ha desaparecido o ha cambiado la URL sin que nadie lo haya modificado.

Un estudio realizado por Harvard ha mostrado que existen muchos links que apuntan a URL que tienen incluso décadas. Muchas de ellas ya no existen, pero ahí continúan los enlaces. Los sitios web se cierran, cambian de dueño, cambian de nombre… Y sí, esto puede suponer un problema de seguridad importante.

El problema llega cuando entramos en alguno de esos enlaces rotos, antiguos, y terminamos en una página que nada tiene que ver. Piensa, por ejemplo, en una web que deriva a otra para ampliar información. Esta segunda página dejó de funcionar hace años, pero ahora un pirata informático ha comprado ese dominio precisamente para aprovechar los links que hay puestos en otros muchos sitios.

Puede crear una página falsa, que contenga virus y amenazas, a la que van a llegar muchos usuarios pensando que están ante un sitio legítimo. Eso lo van a aprovechar para robar información, contraseñas o comprometer la privacidad. Es lo que se conoce como secuestro de enlace roto.

Pero además, también puede ser un problema de cara a perder credibilidad o incluso información valiosa. Por ejemplo, puede que un sitio web académico tenga un enlace a una fuente antigua, de donde recogió información, pero eso ya no está disponible. Eso hace que pierda credibilidad.

Nuevo método de ataques DDoS

Cómo evitar problemas con estos enlaces

Si pensamos en la seguridad, es esencial evitar problemas al hacer clic en este tipo de enlaces y terminar en sitios maliciosos. Siempre debemos mantener el sentido común y observar muy bien dónde estamos entrando. Nunca debes iniciar sesión en una página que no sea de confianza, donde no puedas comprobar si realmente es fiable.

Para evitar problemas también conviene tener todo actualizado y contar con programas de seguridad. Por un lado, vas a poder corregir ciertas vulnerabilidades que puedan aparecer. Por otra parte, esos programas de seguridad van a detectar la entrada de malware y van a ayudarte a eliminar virus.

Pero también está el problema de enlaces que dejen de estar disponibles y afecte a la credibilidad de las fuentes. ¿Qué solución podría haber para ello? Una de las soluciones es Wayback Machine, que sirve para ver cómo era una página web en un momento determinado. Ahí podemos encontrar artículos antiguos, por ejemplo. Pero otra opción es la que han ideado desde Harvard al crear Perma.cc, que permite capturar versiones permanentes de sitios web.

En definitiva, como has podido ver pueden ser un problema los enlaces antiguos. Por un lado, puede comprometer seriamente la seguridad. Pero también podría afectar a la reputación de una página y perder credibilidad.

¡Sé el primero en comentar!