5 errores comunes que permiten robar tus datos

5 errores comunes que permiten robar tus datos

Javier Jiménez

El robo de datos e información personal es uno de los mayores problemas de los que nos enfrentamos en la red. Los piratas informáticos pueden utilizar diferentes métodos para atacar. Sin embargo, lo cierto es que en la mayoría de ocasiones van a necesitar que cometamos algún error. Por ello en este artículo vamos a hablar de los 5 errores principales que pueden comprometer nuestros datos y que deberíamos evitar.

Fallos que comprometen la privacidad

Si roban nuestros datos significa que pueden suplantar la identidad, pueden tener más facilidad para entrar en nuestras cuentas o simplemente vender esa información a terceros. Hay que tener en cuenta que los datos personales tienen un gran valor en la red, por lo que son uno de los objetivos de los ciberdelincuentes.

Dar demasiada información

Uno de los errores más comunes, y que a veces no somos conscientes de ello, es exponer más información de la que deberíamos. Por ejemplo poner datos personales en redes sociales abiertas, en servicios que usemos en Internet, foros, comentarios en páginas web… Un ejemplo claro es poner la dirección de e-mail en algún lugar donde pueda ser visto o poner información de forma pública en Facebook.

No solo tendríamos problemas en caso de que alguien llegue a esa información y pueda recopilarla, sino también por los bots de Internet que se encargan de registrar todos esos datos de forma automática. Por ello es importante no hacer públicos datos personales que puedan comprometernos.

No proteger las cuentas

Otro fallo muy común es no proteger correctamente las cuentas. Por ejemplo redes sociales como Facebook o Twitter, el correo electrónico o cualquier otro registro que tengamos donde debemos iniciar sesión. Si no los protegemos bien, un intruso podría entrar y leer información personal.

Pero aquí no hablamos solo de poner una mala contraseña, sino también hay que hablar de la autenticación en dos pasos. Es una medida extra de seguridad muy buena, pero muchos usuarios no la tienen en cuenta y realmente puede ser la solución a evitar ataques informáticos. Por ejemplo puedes usar 2FA para Facebook.

Registros en sitios dudosos

También hay que tener cuidado con los sitios donde nos registremos. No todos van a ser seguros y esos datos que ponemos, esa contraseña que creamos, podrían estar comprometidos y terminar en malas manos, lo cual podría ser usado para suplantar nuestra identidad.

Si vas a registrarte en alguna plataforma donde tengas dudas, donde no sabes realmente cómo van a ser tratados tus datos, nuestro consejo es usar un correo electrónico alternativo. Por ejemplo podrías utilizar un e-mail desechable. De esta forma evitas comprometer la cuenta personal.

Correo en la bandeja de Spam

Usar aplicaciones no oficiales

Un error que puede ser muy peligroso es utilizar software que no es oficial. Es cierto que a veces podemos instalar aplicaciones de correo o para redes sociales que cuentan con ciertas funciones adicionales, pero no son realmente programas oficiales. Eso puede ser un problema y exponer los datos.

El consejo siempre es instalar aplicaciones únicamente desde fuentes legítimas y oficiales. Por ejemplo tiendas oficiales, como por ejemplo la de extensiones de Chrome o aplicaciones para Android. Pero también usar las propias páginas web oficiales de esas aplicaciones y donde no corremos el riesgo de que hayan sido modificadas de forma maliciosa.

Tener los equipos desactualizados

El hecho de tener los sistemas desactualizados es otro de esos errores que pueden exponer nuestros datos personales. Pueden aparecer vulnerabilidades que son explotadas por parte de los piratas informáticos y llegar a robar contraseñas o tener acceso total al dispositivo para hacer lo que quieran.

Esto lo podemos evitar si mantenemos siempre los equipos correctamente actualizados. No importa si utilizamos Windows o cualquier otro sistema operativo. Siempre hay que tener todos los parches disponibles y cualquier actualización que pueda salir.

¡Sé el primero en comentar!