Nunca pagues con tu tarjeta de crédito por Internet, esto es lo que debes utilizar

Nunca pagues con tu tarjeta de crédito por Internet, esto es lo que debes utilizar

Javier Jiménez

Comprar por Internet es algo realmente común hoy en día. A golpe de clic podemos encontrar una gran cantidad de sitios donde podremos adquirir productos muy variados. Sin embargo hay que tener cuidado a la hora de pagar, ya que no estamos exentos de sufrir ataques informáticos. Por ello en este artículo vamos a explicar por qué no es tan buena idea pagar con tarjeta de crédito y qué alternativas puedes utilizar. Daremos también algunas pautas de seguridad.

Usa tarjetas prepago en Internet

Para pagar por Internet vas a poder utilizar diferentes tipos de tarjetas. Están las de débito, que son las habituales que dan los bancos, pero también las de crédito. Además, hay una tercera opción que es precisamente la que más aconsejamos para realizar compras online: las tarjetas prepago o recargables.

¿Cómo funcionan las tarjetas prepago? Básicamente lo que haces es meter el dinero que quieras y pagas con ellas. Por ejemplo, si vas a hacer una compra por Amazon o cualquier plataforma y necesitas pagar 100€, pues simplemente recargas esos 100€ o algo más y listo. Puedes realizar esa compra sin problemas.

En caso de que un atacante robara la tarjeta, por ejemplo si terminas en una página falsa creada solo para robar datos bancarios, lo máximo que te robarían es la cantidad que has metido en la tarjeta prepago. Si metes 100€, pues 100€. En cambio, si pagas con la tarjeta de crédito y te roban los datos podrían llegar a gastar hasta el crédito máximo que tenga esa tarjeta, salvo que le pongas algún límite a las transacciones online o similar.

Por tanto, sin duda para pagar por Internet lo más aconsejable es utilizar tarjetas prepago. Hay muchas de este tipo, como puede ser la tarjeta Revolut. La tienes siempre como un monedero y la vas recargando cuando necesites. Incluso tiene la opción de contar con una tarjeta virtual, por lo que no necesitas tenerla físicamente.

Tarjeta bancaria clonada

Precauciones al pagar por Internet

Pero más allá de recomendar utilizar tarjetas prepago para comprar por Internet, vamos a dar también ciertas precauciones para no tener ningún problema. El objetivo es poder realizar compras online sin poner en riesgo la seguridad y privacidad.

Un consejo es mirar siempre muy bien dónde vas a realizar el pago. Si por ejemplo vas a comprar a través de una página web, observa bien ese sitio. Mira la URL, busca información en Google, lee comentarios de otros usuarios… Todo esto te ayudará a detectar si realmente se trata de un sitio fiable o puede ser una trampa. Detectar si una página es segura para comprar es clave.

También deberías evitar realizar pagos a través de redes Wi-Fi públicas. Siempre que puedas, compra cuando estés en casa o desde una red inalámbrica que sea fiable. No obstante, puedes utilizar una VPN para cifrar la conexión y evitar problemas de seguridad. Esto te ayudará a que la información de tu tarjeta no se filtre.

Por otro lado, independientemente de la tarjeta que utilices siempre vas a poder configurarla para que solicite un segundo paso en la transacción o configurarla para que tenga un límite. En caso de robo, al menos vas a estar más protegido.

En definitiva, esto debes tener en cuenta si vas a comprar por Internet. Utiliza siempre que puedas tarjetas prepago, ya que las podrás recargar con la cantidad exacta y tendrás menos problemas de seguridad.

¡Sé el primero en comentar!